ALGUNOS PUNTOS SOBRE LA ADORACIÓN:

¿Qué Significa Adorar?

Mucho de la confusión sobre la adoración es debido a un mal entendimiento de su naturaleza y propósito.
Primero, adoración es algo que hacemos, no algo que es hecho para nosotros. Es la expresión del hombre interno,
no son impresiones para estimular las emociones (Hechos 17:24 y siguientes). La compañía de libros Gospel Adcocate cambió el titulo de mi libro de Enséñanos a Adorar a Más que un Sentimiento debido a que este es el punto exacto del volumen.
Segundo, la adoración es algo que usted inicia y detiene (Hechos 8:27).
Tercero, hay diferencia entre lo santo y lo profano.
Cuarto, la adoración es más que un ritual; esta debe involucrar al hombre interno total (Mat.15:8).
Quinto, la adoración no una actuación para agradar a los hombres; es una comunión con Dios (Mat.6:5).
Sexto, el enfoque de la adoración no debe estar en una montaña o región sagrada; debe estar más bien en el espíritu, la mente y el corazón del hombre interior (Juan 4:1925).
Séptimo, los actos de adoración no están abiertos a la elección de los hombres; ellos deben ser autorizados por Dios (Mat.4:10; Juan 4:22).
Adorando en Espíritu y en Verdad
La conversación que Jesús sostuvo con la mujer Samaritana en Juan 4:1924
enseña cinco puntos importantes sobre la adoración.

(1) La Adoración no debe ser limitada a un lugar físico. La adoración no estuvo limitada Al monte Gerizim de los Samaritanos ni al monte de Sión de los Judíos. Jesús dijo que el tiempo estaba acercándose cuando el lugar sería
algo totalmente irrelevante.
(2) El Padre desea adoradores. Dios no es una deidad impasiva, estoica, que no cuida. Es maravilloso que quien creó el universo quiera relacionarse con nosotros.
(3) Hay una diferencia en como Adoramos. El Antiguo Testamento enseña que los Judíos donde deben adorar en Jerusalén es el Monte Sión. Los Samaritanos cambiaron el lugar al Monte Gerizim. Jesús les dijo, “Vosotros adoráis lo que no sabéis; nosotros adoramos lo que sabemos” (Juan 4:22). Ellos estaban equivocados porque ellos no siguieron la Palabra de Dios.
(4) La Adoración debe ser en Espíritu. Esta enseñanza no se refiere a cánticos inspirados por el Espíritu Santo.
Tampoco se refiere al tiempo de cantar. Significa que la adoración debe tomar lugar desde el espíritu del hombre
hacia Dios quien es Espíritu en el campo de Espíritu. Los actos de adoración son meramente físicos, y los sonidos audibles y las emociones vacías a menos que ellas provengan desde el espíritu del hombre (Vea 1 Cor.14:1416).
(5) La Adoración debe ser en verdad. Ciertamente la adoración debe ser de acuerdo a la Palabra de Dios que es llamada “verdad” (Juan 17:17). El significado en este texto parece ser que “en verdad” se refiere a que los actos deben ser ofrecidos sinceramente, genuinamente o verdaderamente. Debe ser “una verdadera adoración” no una mera pretensión.
Jesús enseño a la mujer Samaritana que Dios desea que los hombres le adoren verdaderamente en espíritu, de acuerdo a las Escrituras en todos los lugares del mundo.

— Fuente: New Begin-nings: God, Man and Redemption in Genesis, 65 Annual Freed-Hardeman
Lecturship 2001. Vol. 11. Num.1, Enero 2011, Pags.26-27

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*