“Amigos de Dios”:

(Santiago 2:23)  

 

Introducción:

 

  1. ¡Amigos de Dios! Que bonito término, no lo vamos a negar. Pero ¿Qué es lo que necesitamos para ser llamados amigos de Dios? ¿Se puede realmente  llegar a tener esta íntima relación con Dios? ¡Claro que sí! La biblia declara que necesitamos amar a Dios y su palabra para ser sus amigos. Hay que obedecer este código de leyes celestiales para poder tener intimidad con Dios.
  2. Para poder ser llamados amigos de Dios, hay que: (Juan 15:14). ¿Queremos ser sus amigos? Bueno ahí está una de las tantas claves que veremos en este nuestro estudio.
  3. La palabra amigo: viene de la palabra griegaPHILOS, y que significa: amado, querido, o amistoso. Es una palabra que demuestra un verdadero acercamiento entre dos personas que creen, comparten, viven y tiene los mismos sentimientos.
  4. Pasajes tales como Isaias 64:6; Lucas 17:10 son algunas veces mal usados, para enseñar que Dios va a estar disgustado con nosotros no importa cuán duro nosotros tratemos de servirle a EL.
  5. Estos textos simplemente nos enseñan humildad, y a tener en mente la realidad de nuestro pecado. Nos enseña el perdón que recibimos, y que no merecíamos. Pero no nos están enseñando los pasajes a que nuestro Dios sea un objeto de miedo, en el cual salgamos huyendo de su presencia como viles pecadores.

 

  1. ES POSIBLE SER AMADOS DE DIOS (O AMIGOS).

 

  1. Una de las viejas mentiras de Satanás es que Dios NO ama a sus criaturas, y que nunca se ha interesado por nosotros (Génesis 3:1-5).
  2. Pero los cristianos somos “amados de Dios”, llamados a ser santos (Romanos 1:7).
  3. No hay pensamiento más feliz que saber que uno es “amado”, pero cuanto más, cuando sabemos que este amor es de Dios (Juan 3:16-17; 1 Juan 4:9,10).
  4. Como cristianos debemos tener cuidado en NO dudar del amor de Dios para con nosotros.

 

  1. ES POSIBLE CAMINAR CON DIOS.

 

  1. Tenemos muchos ejemplos en la biblia que nos enseñan que los hombres de la antigüedad, llegaron a estar cerca de Dios, “por haber caminado con él”.
  2. Enoc “caminó con Dios” (Génesis 5:22-24 Con Hebreos 11:5).
  3. Noé también “caminó con Dios” (Génesis 6:9).
  4. Dios prometió “caminar entre el pueblo de Israel” (Lev 26:12).
  5. Caminar con Dios significa intimidad y regocijo en nuestra relación con EL.
  6. Nuestra oración debe ser siempre una suplica para andar siempre cerca de Dios, junto a EL, y así poder ser llamados sus amigos.

 

  • ES POSIBLE SER HOMBRES CONFORME AL CORAZÓN DE DIOS.

 

  1. Mientras amemos a Dios, sigamos sus pisadas, y por sobre todas las cosas guardemos sus mandamientos, podemos llegar a ser conforme a su “corazón”.
  2. Que nadie menosprecie nuestra obra, nuestra vida, nuestra fidelidad a Dios ya que David fue el único que alcanzó este término aunque todos sabemos que David no fue un “superhombre”, sino uno sujeto a pasiones semejantes a las nuestras (Santiago 5:17).
  3. a)     Que hermoso término se le aplicó a David (1 Samuel 13:14) Llegar a ser conforme al corazón del altisímo, esto denóta amistad, acercamiento, fidelidad y confianza.
  4. b)    David “halló favor ante Dios” (Hechos 7:46).
  5. c)     La biblia dice que Dios “conocía a Abraham, y estaba contento con lo que el podía ver en este hombre” (Génesis 18:17-19).
  6. d)    Con la ayuda de Dios, nosotros podemos desarrollar carateres que esten en harmonía con el de Dios (2 Cor 3:18).

 

  1. ES POSIBLE SER AMIGOS DE DIOS.

 

  1. Amigo= una persona a quien conocemos, queremos y en quien nosotros confiamos.
  2. Abraham fue llamado “amigo de Dios”. Esto fue con relación a su fe, su confianza y obediencia ante los mandatos del creador. (2 Crónicas 20:7; Isaías 41:8).
  3. Los cristianos también tenemos un amigo en quién confiar, Jesús se declaró como nuestro amigo (Juan 15:13). Podemos llegar a ser muy íntimos amigos con sólo obedecer y hacer su voluntad.
  4. Con esta declaración de Jesús, ya no hay enemistad entre nosotros y Dios,  ya que fue el mismo quien nos ayudó a hacer la paz con Dios (Romanos 5:10-11).

 

CONCLUSIÓN:

  1. Hay que hacer una desición, ya sea que querramos ser amigos de Dios o no (Isaías 59:1-3).
  2. No podemos ser sus amigos, mientras estemos también al lado de sus enemigos, tenemos que levantar cabeza y decidír aquien vamos a escoger (Santiago 4:4). Si en esta vida no aprendemos a decirle a Dios: “hágase tu voluntad”, Dios será quien nos diga al final de la jornada a nosotros “tu voluntad sea hecha”.
  3. Que no se nos olvide: “Todos podemos agradar a Dios” (Hebreos 11:5,6).
  4. Que no se nos olvide: “Todos podemos vivir en comunión con Dios” (1 Juan 1:3,4).
  5. El cielo envolverá la relación más cercana que pueda haber entre nosotros y Dios. El nos cuidará, nos consolará, nos amará (Apocalipsis 21:3,4).
  6. F.    ¡Que maravilloso y profundo pensamiento, ser llamados amigos de Dios!

 

 

Este sermón pertenece a: Eric Castillo.

Calgary, Canadá.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*