ASI OS PLACES, ASI LES GUSTA:

TEXTO: AMOS.4:5.
INTRODUCCION:
A. Lamentablemente a la gente le gusta oír o escuchar lo que a ellos les gusta oír, no lo que Dios le quiere decir.
B. Aquí el profeta hace ironía con el pueblo de Israel, porque ellos querían hacer lo que a ellos les parecía y no lo que Dios les mandaba.
C. Por eso encontramos muchas religiones porque a mucha gente le gusta oír la mentira y no la verdad.
D. Debemos de estar dispuesto a escuchar lo que Dios desea no lo que a nosotros nos guste, porque eso delante de Dios no vale.

I. LAMENTABLEMENTE ASI LE GUSTA A LA GENTE.
A. Lamentablemente a la gente no le gusta escuchar la verdad, le gusta oír cosas agradables halagadoras, palabras suaves bonitas, pero no les gusta oír la verdad, le gustan que le mientan. El pueblo siempre cayó en este pecado.
B. El pueblo confiaba en palabras engañadoras. Jeremias.7:8. Y así hacían muchos males como robar, matar, cometer adulterio jurar falsamente, sacrificar a Baal. Jeremias.7:9. Pero lo lamentable es que pensaban que estaban salvos. Jeremias.7:10. Cometían muchos males, y pensaban que ir a la casa de Dios ya así estaban salvos engañándose ellos mismo, pero ellos pensaban que estaban bien.
C. Hacían muchas cosas abominables porque eso es lo que amaban. Oseas.9:1, 10. ¿Pero porque lo hacían porque eso es lo que amaban, no pensaron si eso agradaba a Dios o no, solo pensaron en lo que ellos amaban. Lamentablemente muchas personas religiosas están iguales hoy en día, hacen lo que ellos aman lo que a ellos les gusta no lo que Dios les dice en su palabra. Dios manda a cantar. Efesios.5:19; Hebreos.13:15. Pero como a ellos les gusta el instrumento musical entonces ellos adoran con instrumentos musicales, pero no es lo que Dios manda sino lo que a ellos les gusta.
D. Naaman pensaba tenía una idea en su mente. II Reyes.5:11. El quería oír lo que Él pensaba y cuando el profeta le dijo otra cosa que El no tenía pensado se enojo. Lamentablemente muchas personas tienen la misma mentalidad que tenia Naaman, quieren escuchar lo que ellos piensan y no lo que Dios manda. Naaman tuvo que cambiar de mentalidad para poder ser sano, igualmente si la gente no cambia de mentalidad no podrá salvarse.
E. Como Acab odiaba a Micaías porque El profeta no le profetizaba lo que El Rey quería oír. II Cronicas.18:7. Este rey solo quería oír lo que Él quería, no quería oír la verdad, por eso tenía profetas que siempre le decían lo que El deseaba oír. II Cronicas.18:5. Lamentablemente la gente no quiere oír la verdad no quiere oír lo contrario de lo que ellos piensan creen o hacen.
F. El pueblo no quería escuchar la verdad. Isaias.30:9-10. Ellos no querían oír la verdad de Dios, querían oír cosas engañosas cosas suaves, cosas agradables, ilusiones. No querían la realidad de Dios. La gente no quiere oír la verdad de Dios, quieren oír cosas agradables cosas suaves, muchas religiones solo hablan del amor de Dios, porque la gente solo quiere oír del amor de Dios, es cierto que Dios es amor, pero también El es severo. Romanos.11:22. Muchos solo quieren oír del cielo, pero no quieren oír del infierno, pero tenemos que declarar todo el consejo de Dios. Hechos.20:27. Y en el propósito de Dios esta su bondad pero también su severidad. Tenemos que hablar del amor de Dios, pero también de su severidad, tenemos que hablar del cielo pero también tenemos que hablar del infierno aunque a muchos no les gusten.
G. Algo espantoso y terrible estaba pasando. Jeremias.5:30. En los días de Jeremías estaba pasando algo terrible y espantoso. Y lo terrible y espantoso era que el pueblo quería profecías falsas, los sacerdotes gobernaban por su propia cuenta y no lo que Dios les decía. Jeremias.5:31. Pero lo lamentable era que al pueblo eso le gustaba, eso quería el pueblo, no les intereso lo que Dios decía. Lamentablemente no ha cambiado nada en estos días, la gente quiere profecías falsas, ya que muchos comienzan a profetizar y no se cumplen las profecías pero la gente sigue creyendo en ellos, los que se hacen llamar pastores o pastores gobiernan esas iglesias como ellos quieren y no como Dios manda, ellos gobiernan por el diezmos, pero Dios no manda eso, pero lamentablemente la gente quiere eso, le gusta eso y defienden eso. Pero ¿Qué harán al final?
H. Los jóvenes no quieren escuchar lo que Dios manda de mantenerse puros limpios de que se acuerden de su creador desde su juventud. Eclesiastes.12:1. Ellos quieren oír de sus vidas desenfrenadas, su libertad, quieren oír de drogas, pornografías, de tomar, fumar, andar con muchas mujeres, andar tras sus ojos. Y lo pueden hacer por su libre albedrio. Eclesiastes.11:9. Pero Dios los va a traer a juicio. Muchos podrán oír y hacer lo que ellos quieren, pero al final estarán delante de Dios y darán cuenta a Dios. II Corintios.5:10. Todos estaremos delante de Dios, nos guste o no pero allí estaremos.
I. Por eso muchos acumulan predicadores de acuerdo a su conveniencia para escuchar lo que ellos quieren oír. II Timoteo.4:3-4. Porque no quieren la verdad quieren oír cuentos mitos, cosas que ellos aman y quieran oír. Muchos están viviendo en adulterio, lo cual Dios condena, pero ellos no quieren escuchar que para poderse salvar tienen que dejar esa relación, y hay quienes los aceptan en esta relación de adulterio. Por eso hoy en día se están aceptando los matrimonios gay, de lesbianas, cuando Dios condena esas relaciones, pero la gente no quiere oír la verdad sino lo que a ellos les gusta, lo que ellos aman. Por eso debemos de tener cuidado de ser engañados con palabras suaves y lisonjas. Romanos.16:18.
J. Amigos y hermanos no nos dejemos llevar por lo que nos guste o amamos, sino por lo que Dios dice en su palabra para poder llegar bien al juicio final y obtener el premio que Dios nos tiene preparado allá en los cielos.

CONCLUSION:
A. No nos dejemos engañar por palabras suaves o lisonjeras, no nos dejemos llevar por lo que nos guste o por lo que amamos porque si no es lo que Dios dice de nada nos servirá haber hecho lo que nos gusta o amamos.
B. Debemos hacer lo que Dios nos dice en su palabra, no lo que nos guste, porque daremos cuenta a Dios.
C. Aceptemos la verdad de Dios no las mentiras de los hombres y engañadores.
D. Siempre vayamos a ver lo que Dios nos dice en su palabra y no lo que el hombre nos dice, seamos como los de Bereas. Hechos.17:11. Investiguemos siempre si es lo que le agrada a Dios, no lo que nos agrada a nosotros o nos guste a nosotros, ya que nuestros pensamientos no pueden ser los de Dios. Isaias.55:8-9. Si no es lo que Dios dice entonces no tenemos la mente de Dios.
E. No hagamos mandamientos de hombres. Mateo.15:9. Hacer mandamientos de hombres es rendir culto vano a Dios, cuando hacemos mandamientos de hombres nuestra adoración es vana, Dios no la acepta, para que Dios la acepte tenemos que hacer lo El manda no lo que mandan los hombres.

MARIO JAVIER MORENO CHAVEZ.
APARTADO POSTAL: CJ- 02.
MANAGUA- NICARAGUA. C.A.
19 de noviembre de 2014.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*