CALCULANDO LOS GASTOS:

LUCAS 14:25-33:

 

 

Introducción: Jesús nos presenta el costo de seguirle. El quería discípulos no seguidores por emoción o por necesidad. El quería seguidores por convicción y amor.

JESUS QUIERE DISCIPULOS: LUCAS 14:25-27:

Primero nos enfatiza la individualidad de la obediencia: si alguno.
Dice Jesús si alguno no aborrece. ¿Qué significa aborrecer?, Significa amar más que a EL. Veamos Mateo 10:37. La idea es preferir más. Lucas 16:13.
Dice Jesús no puede, aunque quiera. Es imposible.
Luego dice Jesús que el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.
¿Qué significa cruz?: veamos dos versos en Gálatas 5:24 y 6:14.
Claramente nos definen que tomar la cruz es crucificar la carne y sus deseos y estar crucificado al mundo.

JESUS NOS PRESENTA DOS RAZONES PORQUE DEBEMOS DE DEFINIRNOS:

Primero: Lucas 14:28-30: Jesús dice que nadie hará una construcción, aunque sea pequeña sin calcular los gastos. Y si se atreve a hacerla se expone a la burla de todos.

Segundo: Lucas 14:31-32: Jesús dice que ningún rey iría a una batalla contra otro rey sabiendo que va en desventaja numérica y que si lo hace se expone a la derrota.

JESUS NOS DICE QUE DEBEMOS DE RENUNCIAR:

Entonces renunciar es aborrecer. No podemos amar mas a nuestra familia que a Dios. No podemos amar mas nuestras cosas materiales que a Dios. Veamos algunas ejemplos de hombres que lo dejaron todo:
Mateo 4:18-20: Simón y Andrés, dejaron todo: Familia, trabajo y comodidades.
Mateo 4:21-22: Juan y Jacobo, dejaron todo: Familia, trabajo y comodidades.
Pedro le recordó esto a Jesús en Mateo 19:27-30. Y Jesús le expresa a el y al resto de los apóstoles que ellos serán recompensado, en la regeneración. ¿Qué es la regeneración?, o ¿Cuándo es la regeneración?, Veamos Tito 3:5 y 1 Pedro 1:21.

El verdadero discípulo debe de poner a Cristo en primer lugar, veamos Lucas 9:57-62.

El primero: No había pensado en que hay que renunciar a las comodidades.

El segundo: Pone a su papa en primer lugar.

El tercero: Pone a su familia en primer lugar.

El verdadero discípulo debe de hacer tres compromisos:

Uno: Juan 8:31-32. Debe de amar la palabra de Dios.

Dos: Juan 13:34-35. Debe de amar a los hermanos. A la iglesia de Dios.

Tres: Juan 15:8. Debe de amar a Dios, llevando muchos frutos.

Conclusión: Debemos de ver que Jesús nos dice que ser discípulos es cumplir con las condiciones que EL nos pone en su palabra.

 

Por: Jaime Vasquez.

Managua; Nicaragua.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*