CASTIGO ETERNO EN EL INFIERNO DE FUEGO:

— La Biblia lo describe como angustia inconsolable, desesperación completa.
— Será lugar de dolor agudísimo eterno, dolor interminable.
— Será sufrimiento mil veces peor que la pesadilla más espantosa.
— Negar la realidad del infierno de fuego como castigo eterno es negar a Dios.
— La consecuencia de la doctrina de los testigos de La Atalaya hace de Cristo un mentiroso de primer grado (Mateo 5:22, 29; 10:28). Esto no sorprende, puesto que dicen que Cristo es meramente “un dios” (Juan 1:1, en la “traducción” diabólica de ellos) y
recuerde que aun Satanás es llamado un “dios”, 2 Corintios 4:4.

CASTIGO, kolasis. 2 Pedro 2:9, “sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados (kolazo) en el día del juicio”.
ETERNO, aionios, sin fin, como Dios (Romanos 16:26). 2 Corintios 4:18, se pone en contraste con proskairos, “por una temporada”.
CASTIGO ETERNO – VIDA ETERNA. “Irán estos al castigo eterno (aionion), y los justos a la vida eterna (aionion)”. Si el castigo no es eterno, la vida con Dios no es eterna, Cristo emplea la mismísima palabra (aonion) para las dos cosas. Si se puede probar que el castigo no es eterno, al mismo tiempo se prueba que la vida no es eterna.

I. ROMANOS 2:5-8, “Pero por tu dureza y por tu corazón no arrepentido, atesoras para ti mismo ira para el día de la ira y de la revelación del justo juicio de Dios, 6 el cual pagará a cada uno conforme a sus obras: … 8 pero ira y enojo a los que son contenciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia; 9 tribulación y angustia sobre todo ser humano que hace lo malo, el judío primeramente y también el griego”. Angustia inconsolable, desesperación completa.
— Este texto y los demás que hablan del castigo eterno hablan del dolor agudísimo e interminable, sufrimiento mil veces peor que la pesadilla más espantosa. Sería muy apropiado escribir en el espejo del baño: El sufrimiento en el infierno no termina, ¡NUNCA!
— ¿Es justo Dios al dar vida eterna a los fieles? Igualmente es justo castigar a los infieles. Es “justo juicio”. Los que niegan esto son falsos maestros. Algunos preguntan “¿Cómo puede el Dios que es puro amor echar la “buena gente” a un lago de fuego?” La “buena gente” que muere sin obedecer al evangelio de Cristo “no aprobaron tener en cuenta a Dios” (Romanos 1:28), le dieron espaldas a pesar de todo acto de amor de Dios y pisotearon “el evangelio de la gracia de Dios” y al Salvador quien murió por ellos. Muchos de los que se consideran “buena gente” creen en Cristo pero a causa de familia, amigos, la avaricia, la indiferencia u otras cosas no le confiesan (Juan 12:42) y, por eso, no están preparados para su encuentro con Dios. Muchos mueren sin arrepentirse de sus pecados, sin confesar a Cristo (Mateo 10:32, 33) y sin bautizarse en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo para el perdón de pecados” (Mateo 28:19; Hechos 2:38). Voluntariamente siguieron toda la vida en el camino ancho, el camino de Satanás, porque los que rehúsan obedecer al evangelio y ser fieles miembros de la iglesia por la cual Cristo murió no andan en el camino angosto con Cristo y al morir siguen con Satanás su señor y maestro al lugar preparado para el diablo y sus seguidores (Mateo 25:41).
— Los líderes judíos creían que ellos eran “buena gente”. Iban al templo, oraban, daban limosnas, pero Jesús les dijo (Juan 8:44), “Vosotros sois de vuestro padre el diablo”.
— ¿El buen Dios de amor no puede enviar a los desobedientes al infierno? Los que piensan así deben leer del diluvio mundial en los días de Noé (Génesis 6-9). Deben leer de Nadab y Abiú (Levíto 10:1,2), de Sodoma y Gomorra (Génesis 18, 19), de Coré (Números 16), y del cautiverio del pueblo Israel en Asiria y Babilonia.
— 2 Tesalonicenses 1:6-10, “ Porque es justo delante de Dios pagar con tribulación a los que os atribulan, 7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, 8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros)”. El castigo es eterno porque no es correctivo sino retributivo (venganza).

II. CASTIGO ETERNO. Mateo 25:46, “E irán éstos al castigo eterno, y los justos a la vida eterna”. Castigo eterno, vida eterna (aionios). No tiene fin. No termina. Si el castigo no es eterno, la vida no es eterna. Es completamente falsa la esperanza de los que enseñan que los malos serán aniquilados, lo cual no sería castigo en sentido alguno porque en tal caso meramente dejarían de existir. ¡Cómo les gustaría a los desobedientes si fuera así, pero es pura fantasía, un sueño totalmente falso!
— ¡Quemándose sin fin! ¿Quién lo puede imaginar? Si fuera por cien años, al terminar los noventa y nueve años, ya pronto terminaría. O si fuera por mil años, al sufrir 999 años, ahora pronto terminaría. Pero nada de eso. ¡NO TIENE FIN! Marcos 9:43, 44, “ir al infierno al fuego que no puede ser apagado, donde el gusano de ellos no muere, y el fuego nunca se apaga”.
— Los que niegan el castigo eterno simple y sencillamente no creen en un Dios Santo y Justo. Mateo 25:41, “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”. El infierno de fuego eterno es el lugar preparado para el diablo y sus ángeles. Todos los que vayan al infierno lo hacen voluntariamente. Tienen libre albedrío. Toman decisiones que tienen consecuencias. Escogen ser siervos de Satanás y la consecuencia es que ineludiblemente le acompañan al lugar preparado para él y sus ángeles.
— REPITO: Todo ser humano que va a este lugar lo hace voluntariamente porque es hijo y siervo de Satanás; le acompaña en esta vida y le acompaña en el castigo eterno que le espera en el Día Final. Si los hombres prefieren andar en el camino ancho (el camino de Satanás) ¿no saben que todo camino tiene su destino?

III. INFIERNO DE FUEGO. El castigo en el eterno fuego del infierno es enseñanza prominente del Señor Jesucristo. Los falsos testigos de El Atalaya niegan esta doctrina porque niegan a Cristo, diciendo que Él es una “cosa creada” (véase Colosenses 1:16 en su versión blasfematoria de las Escrituras, TNM).
— Mateo 5:22, 29,30, “Geénna, representa el término hebreo Ge-Hinnom (el valle de Tofet)”. Según 2 Crónicas 33:6 este valle o barranco era el sitio de horribles ritos paganos, incluyendo el sacrificio de niños que fueron puestos en los brazos de un ídolo para ser quemados. El rey Josías lo profanó totalmente (2 Reyes 23:10) para que no fuera usado para ese propósito y llegó a ser el sitio basurero de Jerusalén. Según Thayer, un lexicógrafo competente, también echaron en ese lugar los cadáveres de animales y los de criminales ejecutados pero no sepultados. Hubo fuego continuo y no se acabaron los gusanos. Por eso, el lugar llegó a representar el infierno, el lugar de castigo interminable.
— Mateo 10:28, “temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno”. Desde luego, el cuerpo que será echado al infierno es el cuerpo resucitado, cuerpo incorruptible (1 Corintios 15:53).
— “Destruir” (apolumi) se refiere a la pérdida, esto es, la destrucción (no la pérdida del ser, sino del bienestar del alma y el cuerpo en el infierno. “La idea que comunica no es la de extinción, sino de ruina; no del ser, sino del bienestar. Esto queda claro basado en el uso que se le da, como, p.ej., de la rotura de los cueros de vino (Lc 5.37); de la oveja perdida … destitución espiritual (Lc 15.4, 6)”.
— Hombre natural. El “hombre natural” de 1 Corintios 2:14 es aquel que sigue sus propios pensamientos (opiniones, ideas, preferencias, sentimientos). Son los que no son guiados por la Palabra de Dios sino por sus “yo creo”, “yo pienso”, “yo quiero”, “se me hace”, “se dice”, etc. etc. Son los que quieren una religión de pura conveniencia, una religión que sirva a los carnales para entretenimiento (música instrumental, teatro, etc.). Rechaza el infierno porque no les gusta, como si ellos fueran más sabios que Dios. Piensan que van a ser su propio juez en el Día Final y desde luego serán aprobados por sí mismos. El “hombre espiritual” es aquel que acepta la Palabra de Dios (la Biblia) como su guía infalible y hace todo lo posible por aprender la voluntad de Dios y hacerla. Mateo 7:21.
— 2 Pedro 3:16, Pedro dice que entre las epístolas de Pablo “hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición”. Por ejemplo, “los indoctos e inconstantes” tuercen Mateo 16:18 para enseñar el papado, tuercen textos que enseñan la justificación por fe para enseñar la salvación por la fe sola, tuercen 1 Corintios 15:29 para enseñar el bautismo vicario, tuercen Apocalipsis 20:4 para enseñar un reino de Cristo en la tierra de mil años, tuercen varios textos para enseñar el calvinismo (que todos nacen pecadores, que Dios elige incondicionalmente a los que serán salvos, que Cristo murió solamente por ellos, y que el Espíritu Santo cambia su corazón y no pueden caer de la gracia). En fin, muchos hombres “religiosos” tuercen, quebrantan (Mateo 15:3) e invalidan (Marcos 7:13) la Palabra de Dios porque en su orgullo diabólico prefieren sus propias tradiciones (doctrinas, mandamientos, Mateo 15:8,9).
— 2 Pedro 3:6, “por lo cual el mundo de entonces pereció (apolumi) anegado en agua”. El mundo “pereció” pero no dejó de existir, sino que fue arruinado, quedó inhabitable. Dice Cristo acerca de Judas (Mateo 26:24), “Bueno le fuera a ese hombre no haber nacido”. ¿Por qué dice esto si los malos son aniquilados? Si los malvados pueden disfrutar de toda clase de iniquidad y luego su único castigo es el ser aniquilados (dejar de existir), ¿por qué afirmar que “bueno le fuera a ese hombre no haber nacido”?
— Mateo 13:42, “los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes”.
— Marcos 9:43, “infierno … fuego que no puede ser apagado”.
— Apocalipsis 19:20 “fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre”. Apocalipsis 21:8, “ Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”.
— Filipenses 3:19, “el fin de los cuales será perdición” (apóleia, pérdida de bienestar, no del ser”). 2 Tesalonicenses 1:9, “sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor”. Hebreos 10:39, “no somos de los que retroceden para perdición”.

IV. TINIEBLAS DE AFUERA; ALLÍ SERÁ EL LLORO Y EL CRUJIR DE DIENTES”. Mateo 8:12, hablando de judíos infieles Jesús dijo que “los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes”. Judas 6, “Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”. Judas 13, “para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas”.

V. LA SEGUNDA MUERTE. Apocalipsis 2:11, “no sufrirá daño de la segunda muerte”. Apocalipsis 20:14, “Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda”. Apocalipsis 21:8, “Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda”.

VI. ATORMENTADOS. Apocalipsis 20:10, “Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos”. Es necesario, indispensable, que se enseñe constantemente que Dios ha preparado este lago de fuego y azufre para el Diablo, pero ineludiblemente los que siguen al Diablo en el camino ancho durante esta vida voluntariamente le van a acompañar a su destino. Tenemos que convencer a la gente que decisiones tienen consecuencias. Todo camino tiene su destino.
— Lucas 16:22-24, “murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno.24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama”. Obsérvese que él no estuvo en el infierno sino en Hades, la región de espíritus sin cuerpo. Los que mueren van directamente al Hades, sea al lugar de reposo (el paraíso, Lucas 23:43) o al lugar de tormento.

VII. EL INFIERNO ES PARA LOS RECHAZADOS.
— Mateo 3:12, “quemará la paja en fuego que nunca se apagará”.
— Mateo 7:13, “espacioso el camino que lleva a la perdición”.
— Mateo 7:26, 27, “hombre insensato que edificó su casa sobre la arena … cayó, y fue grande su ruina”.
— Mateo 13:30, “Recoged primero la cizaña, y atadla en manojos para quemarla”.
— Mateo 13:49, 50, “apartarán a los malos de entre los justos, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes”.
— Mateo 21:30, “Un hombre tenía dos hijos …(A cada uno dijo) “Hijo, vé hoy a trabajar en mi viña … (uno fue y el otro) “dijo: Sí, señor, voy. Y no fue”.
— Mateo 22:11-14, Uno de los convidados a una fiesta de bodas “no estaba vestido de boda … el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera, allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos”.
— Mateo 25:1-13, Las cinco vírgenes insensatas no llevaron aceite para sus lámparas, al llegar a las bodas encontraron la puerta cerrada. Entonces ellas dijeron “¡Señor, señor, ábrenos! Mas él, respondiendo, dijo: De cierto os digo, que no os conozco”.
— Mateo 25:41, “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles”.

CONCLUSIÓN.
— Los que hayan muerto y estén sufriendo en el Hades no quieren que sus seres queridos vayan a ese lugar. Lucas 16:28, el hombre que murió y estaba atormentado en la llama de fuego dijo, “tengo cinco hermanos … que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento”.
— Los habitantes del infierno. Pablo identifica a muchos de ellos en Romanos 1 y 2; 1 Corintios 6:9-11; Gálatas 5:19-21; Efesios 4:22-31. Otros textos hablan de otros.
— Pero Pablo dice en 2 Tesalonicenses 1:8 que Cristo viene en llama de fuego para dar retribución a los que no obedecen al evangelio. ¿Todos los que no obedecen al evangelio, aunque sean “buena gente”, van al mismo lugar con los que se encuentran en las listas de los pecadores más perversos que encontramos en Romanos 1, etc.
— LA BIBLIA NO HABLA DE DOS INFIERNOS, UNO PARA LOS “MUY MALOS” Y OTRO PARA LA “BUENA GENTE” QUE NO OBEDECIÓ AL EVANGELIO. ¡TODOS ESTARÁN JUNTOS SUFRIENDO EL CASTIGO ETERNO!
— La “buena gente” que no obedeció al evangelio tendrá que escuchar los gritos de maldición y las demás palabras más vulgares y ofensivas durante toda la eternidad.
— Los que no creen en el infierno no creen en Dios. Hebreos 10:31, “Horrenda cosa es caer en manos del Dios vivo”; 12:29, “Nuestro Dios es fuego consumidor”.
— Apocalipsis 20:15, “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” y la única manera de tener el nombre escrito en el libro de la vida es por medio de obedecer al evangelio y ser fiel hasta la muerte como miembro de la iglesia que risto edificó, la iglesia que compró con sangre (Hechos 20:28).
— Mateo 7:21-23, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.

(Definiciones en este estudio son del Sr. W. E. Vine, Dicc. Expositivo de Palabras del NT).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*