¿CÓMO FORMAR UN CARÁCTER CRISTIANO?:

Introducción.
El carácter está definido como “firmeza y excelencia moral”. Jesús fue una persona que se mantuvo firme en su línea de conducta y excelencias morales tanto delante de los hombres como delante de Dios. Y es la voluntad de Dios que sigamos el ejemplo de Jesús Así lo expreso el apóstol Pedro hablando bajo la dirección del Espíritu Santo (1 Pedro 2:21).
Consideremos cómo podemos formar en nosotros el carácter de Cristo a fin de que seamos como EL en todo.

I. Estudiar seriamente la Biblia.
La voluntad de Dios es que Cristo sea formado en nosotros (Gálatas 5:19), que en todo seamos como Cristo. Al bautizarnos para el perdón de los pecados venimos a estar en Cristo (Gálatas 3:26,27; 2 Corintios 5:17). Y al estar en Cristo debemos crecer en conocimiento (2 Pedro 3:18), para que seamos transformados a la imagen de Cristo (Efesios 4:13; Gálatas 5:22,23).
Necesitamos del estudio serio, constante y sistemático de la palabra de Dios. Satanás el enemigo de todo cristiano, conoce el poder de la Palabra de Dios. Por lo que tratará en todo momento de nuestras vidas, alejarnos de las Sagradas Escrituras, y procurará que estemos ocupados en diferentes asuntos, sean estos importante o no. Veamos Hechos 20:32.
¿Cómo podríamos formar en nosotros el carácter de Cristo estando lejos del estudio de la palabra de Dios?
No debemos ser indolentes, ni buscar pretextos para no dedicar tiempo al estudio serio de la Palabra de Dios. Ni debemos darle lugar a Satanás para que tenga éxito en sus planes contra nosotros, el cristiano no ignora las maquinaciones de Satanás (2 Corintios 2:11).
Hermanos, al leer 1 Corintios 15:57, nos damos cuenta que Cristo ya gano sobre Satanás y todas sus obras, si nosotros le seguimos fielmente, con esfuerzo y sacrificio (Lucas 9:23) es seguro que Dios nos dará la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.
Así que apartemos tiempo, busquemos la oportunidad para estudiar la Biblia, que sea eso también asunto de nuestra ocupación diaria (1 Timoteo 4:13).

II. Examinar el camino por donde vamos.
Proverbios 4:26-27, dice: “Examina la senda de tus pies, Y todos tus caminos sean rectos.”
Debemos examinar si nuestro andar en este mundo coincide con la voluntad de Dios para nosotros. Si no coincide, entonces tenemos una elección que hacer, y debemos escoger por supuesto lo mejor es que decidamos escoger ir por el sendero correcto, y luego mantenernos en él (Proverbios 4:27).
A medida que examinamos nuestra manera de vivir y la comparamos con lo que es la voluntad de Dios, vamos a ir corrigiendo (Santiago 1:22-25).
Amados hermanos, no podemos formar en nosotros un carácter cristiano sin querer examinar nuestra manera de conducirnos en este mundo, y sin querer determinar cambiar hacía lo correcto con firmeza de corazón.
Examinar, escoger lo recto y permanecer en ello, es como un ejercicio que día a día debemos realizar y así veremos como se va formando en nosotros el carácter que como seguidores de Cristo debemos tener.

III. Tener gozo en vivir conforme a la voluntad de Dios.
El gozo de vivir una vida conforme a la voluntad de Dios, es fundamental para ir formando en nosotros un carácter cristiano. Recordemos que al hablar de “carácter” estamos hablando de firmeza en la manera de pensar y actuar como cristianos. De ser hombres y mujeres que se han revestido de Cristo en todo sentido.
No podemos tener gozo en aquello que nos trae malos resultados, fracasos y tristeza. El vivir una vida conforme a la voluntad de Dios trae gozo porque el resultado es siempre bueno.
Leamos Lucas 18:29-30. Notemos que hay bendición para todos si estamos dispuestos a abandonar todo por seguir a Jesús. Y esta es la voluntad de Dios, que sigamos a Jesús. El resultado de seguir a Cristo es de bendiciones y al final, seremos recompensados con la vida eterna.
Salmos 16:11, dice: “Me mostrarás la senda de la vida; En tu presencia hay plenitud de gozo; Delicias a tu diestra para siempre.”
Amados hermanos, cada día luchamos con decidir entre lo correcto y lo incorrecto, entre lo bueno y lo malo entre el hacer la voluntad de Dios y no hacerla. Es posible que con frecuencia nos veamos obligados a comprometer nuestra integridad basada en las normas de Dios por la presión de aquellos que no aman a Dios. Toda esta lucha puede traernos mucha aflicción, pero recuerde lo que Jesús dice en Mateo 5:10-12. Debemos gozarnos y alegrarnos porque nuestro galardón es grande en el reino de los cielos. El gozo puesto en Cristo y las bendiciones que él nos concede para que podamos ser verdaderamente felices nos hace comprender que vale la pena vivir conforme a la voluntad de Dios y seguir la santidad, sin tener pesar en lo que aquí podamos perder (Veamos su Ejemplo en Hebreos 12: 2; Filipenses 3:4-14).

Conclusión:
En este artículo he mencionado algunas cosas que nos pueden ayudar a ir formando en nosotros un carácter cristiano
1. Estudiar seriamente la Biblia es fundamental. Para que podamos desarrollar nuestro carácter como cristianos.
2. Examinar nuestra manera de vivir, comparando lo estamos haciendo con lo que es la voluntad de Dios para con nosotros, para así determinar hacer los cambios necesarios que contribuyan a formar en nosotros nuestro carácter como cristianos.
3. El gozo de vivir conforme a la voluntad de Dios es esencial en la formación de nuestro carácter como cristianos. En la senda de Dios hay vida y en su presencia hay plenitud de gozo (Samos 6:11). El gozo es fruto de los que son guiados por el Espíritu Santo (Gálatas 5:22).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*