CONSOLAR:

TEXTO. II CORINTIOS.1:3-4.

 

INTRODUCCIÓN:

  1. La palabra consolación- Significar llamar al lado de uno, la palabra castellana consolar proviene del término latino consolare. El término confortar sería más ajustado.

  2. Él apóstol Pablo nos anima aquí para buscar el consuelo de Dios, quien es el Padre de toda consolación. II Cor.1:3.

  3. Nosotros debemos de consolarnos los unos a los otros, por que si un hermano se duele, nosotros debemos de dolernos con él. I Cor.12:26. Todos debemos de sentir lo mismo. Rom.12:16. Debemos de gozarnos con los que se gozan, y llorar con los que lloran. Rom.12:15. Por eso debemos de consolarnos los unos a los otros.

  1. DIOS ES EL PADRE DE TODA CONSOLACIÓN. II CORINTIOS.1:3.

  2. Él apóstol Pablo da gracias a Dios. II Cor.1:2. Y le bendice.3. Osea hablar bien de Dios nuestro Padre por su misericordia, y por ser él Padre de toda consolación. Rom.15:5. Ya que Dios es el consolador eterno. II Tes.2:16. Y consuela nuestros corazones. V.17.

  3. Dios nos consuela.86:17; Isaías.49:13. Dios consuela a su pueblo en la aflicción. Isaías.52:9.

  4. Dios consuela a todos los que lloran. Isaías.61:2.

  5. Dios consuela como consuela una madre a su hijo. Isaías.66:13. Sí la madre esta pendiente de su hijo cuando este esta en algún problema, imaginece como esta Dios con nosotros.

  6. Dios nos consuela de nuestras tristezas.31:13. Ya que él consuela a los deprimidos. II Cor.7:6.

  7. Dios esta pendiente de todos nosotros para ayudarnos y consolarnos en toda nuestras aflicciones y tribulaciones que pasamos en esta vida como cristianos.

  8. No despreciemos esta consolación que Dios nos da, dia a dia.

  1. NOSOTROS DEBEMOS DE CONSOLAR A OTROS. II CORINTIOS.1:4.

  2. Dios nos consuela en todas nuestras aflicciones, pero para un propósito y el propósito es que nosotros consolemos a aquellos que estan en aflicciones, debemos de consolar a otros con el mismo consuelo que Dios nos consuela. II Cor.1:4.

  3. Tenemos un mandamiento que cumplir es algo reciproco, Dios nos consuela para que nosotros consolemos a otros. Es una cadena sin fin.

  4. Es necesario haber experimentado la consolación de Dios antes que podamos impartirla a otros.

  5. Hay muchas maneras de consolar a otras personas.

  6. Las cartas son una buena manera de consolar a otros.15:31. Como aquella que salió de Jerusalén, para los gentiles.

  7. Las escrituras nos dan consuelo.15:4.

  8. Por alguna visita.37:35. Como los hijos de Jacob que quisieron consolarlo. Al igual los amigos de Job. Job.2:11.

  9. Como los Judios que habían venido a consolar a Marta y María, por la muerte de su hermano Lázaro. Juan.11:19.

  10. Cuando miramos a otros hermanos que no hemos vistos esto nos consuela.16:40. I Tes.3:7.

  11. Como hemos visto hay muchas manera para consolar a otras personas, debemos de consolarlas en sus aflicciones. Muchas veces algún hermano esta enfermo o tiene a un familiar enfermo y no vamos para consolarle, o cuando se le muere un ser querido, debemos de consolarla estando con ellos en esos momentos difíciles de su vida.

  12. No olvidemos que la palabra consolar es estar al lado, debemos de estar al lado del que esta sufriendo.

CONCLUSIÓN:

  1. Dios es el Padre de toda consolación y él nos consuela, para que nosotros consolemos a los que estan a nuestro alrededor.

  2. Hay muchas maneras para consolar a la persona que esta en aflicción, y nosotros debemos de consolarla.

  3. No seamos egoístas al no consolar a las personas que estan en aflicciones.

  4. Seamos fieles en cumplir con este mandamiento de consolarnos los unos a los otros. Debemos de ser de un mismo sentir.

MARIO JAVIER MORENO CHÁVEZ.

FECHA: 6-11-2002.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.