CONTENDER POR LA FE:

Judas 1-4

“Judas, siervo de Jesucristo, y hermano de Jacobo, a los llamados, santificados en Dios Padre, y guardados en Jesucristo: Misericordia y paz y amor os sean multiplicados. Amados, por la gran solicitud que tenía de escribiros acerca de nuestra común salvación, me ha sido necesario escribiros exhortándoos que contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos. Porque algunos hombres han entrado encubiertamente, los que desde antes habían sido destinados para esta condenación, hombres impíos, que convierten en libertinaje la gracia de nuestro Dios, y niegan a Dios el único soberano, y a nuestro Señor Jesucristo.”

Judas se identifica como un siervo de Cristo y escribe a hermanos que se estaban esforzándo por servir al Señor. Ser siervo de Cristo significa que vamos a obedecerle en todo lo que nos mande. Judas quiere preparar a los hermanos para que los falsos maestros no los arrastren con sus falsas doctrinas.

Cuando Judas señala su intención de tratar con los falsos maestros que hay entre ellos, usa la palabra “contender”, un término que se empleaba a menudo en referencia a las competiciones atléticas. ¿Qué significa “contender por la fe”?

Leamos 1 Timoteo 6:12: “Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos”.
También, 1 Corintios 9:24–27: “¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.”

¿Cómo contribuyen estos pasajes a la comprensión de lo que significa contender por la fe? Aquí Judas se refiere a contender por medio de argumentos y razonamientos y exhortaciones.

Dice Judas por la Fe: o sea el sistema de creencia en el evangelio. Véanse:

Hechos 6:7:“Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.”
Hechos 24:24: “Algunos días después, viniendo Félix con Drusila su mujer, que era judía, llamó a Pablo, y le oyó acerca de la fe en Jesucristo.”
Gálatas 1:23: “solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba.”
Gálatas 3:23: “Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la ley, encerrados para aquella fe que iba a ser revelada.”
Gálatas 3:25: “Pero venida la fe, ya no estamos bajo ayo”
Efesios 4:5: “un Señor, una fe, un bautismo”
Apocalipsis 14:12: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.”

«una vez dada a los santos». Toda doctrina, o punto de fe, originada posteriormente al tiempo de los apóstoles, no es de esta fe por la cual debemos contender, y por lo tanto es falsa. ¡No hay revelaciones modernas de fe! No hay profetas de hoy en día. No hay nada nuevo que revelar. Se prohíben adiciones y sustracciones. El canon quedo completado con el último libro que se escribió como fue Apocalipsis.
Nos conviene conocer las sagradas escrituras para vivir de acuerdo a sus instrucciones y también para poderlas defender. Siempre debemos de tener celo para todo lo que vamos a hacer y estar siempre seguros que esa es la voluntad del Señor.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*