EL AMOR – EL CAMINO MÁS EXCELENTE:

1 CORINTIOS 13 –

Introducción.
— Más excelente que los dones tan anhelados.
— Este capítulo no representa cambio de tema. Todavía tiene que ver con los dones del Espíritu Santo (capítulos 11, 12, 14) como se ve claramente en el versículo 8.
— No es un texto aislado para enfatizar la importancia del amor.

I. LOS DONES NO TIENEN VALOR SI NO HAY AMOR.
— Conviene definir la palabra “amor” (agape). Este es el amor de buena voluntad. Busca el bien de todos y no busca el mal de nadie.
— Marcos 12:30, 31 “Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos”.
— 1 Juan 4:21, “Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano”.
— Por lo tanto, si no hay amor los dones son inútiles.
— 1 Corintios 13:1, “Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe”.
— Pablo no dice que él podía hablar la lengua de ángeles. Cuando ángeles aparecieron a ciertas personas les hablaron en la lengua (el idioma) de esa persona. La Biblia no explica cómo los ángeles se comunican los unos a otros o con Dios.
— Pero obviamente los corintios anhelaban las lenguas y esto causó los problemas de orgullo y envidia. Por eso, Pablo explica que sin amor las lenguas eran inútiles.
— 1 Corintios 13:2, “Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy”. Estos dones representan todos los dones. Eran muy importantes, cumplieron el propósito de Dios de revelar y confirmar su Palabra pero sin amor no tenían valor para los que los usaron.
— 1 Corintios 13:3, “Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres (como lo hizo Bernabé, Hechos 4:36) y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve”. Durante el reinado del emperador Nerón algunos cristianos fueron quemados amarrados en estacas. Tales sacrificios deben ser motivados por el ferviente amor. De otro modo ¿con qué propósito se hacen?
— Mateo 6:1, “Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos; de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos”.

II. ¿CUÁLES SON LAS CARACTERÍSTICAS DE LOS CRISTIANOS QUE SON MOTIVADOS POR EL AMOR?
— 1 Corintios 13:4, “El amor es sufrido (como Dios es sufrido, 2 Pedro 3:9), es benigno (bondadoso, servicial, no cruel); el amor no tiene envidia (como los hermanos de José, Génesis 37:11), el amor no es jactancioso (arrogante), no se envanece (1 Corintios 4:6; 5:1, 2; 8:1; Romanos 12:3)”.
— 1 Corintios 13:5, “no hace nada indebido (impropio, indecentemente, groseramente), no busca lo suyo (sino el provecho, la edificación, de la iglesia), no se irrita (Gálatas 5:26), no guarda rencor (no lleva cuenta del daño, perdonar en lugar de resentir);”
— 1 Corintios 13:6, “no se goza de la injusticia (el pecado del hombre entristece a Dios (Efesios 4:30) y lo que entristece a Dios también entristece al ama a Dios; no se alegra de la maldad); mas se goza de la verdad” (el mundo se complace con los que practican el pecado (Romanos 1:32), pero el que ama se complace solamente con lo que es de la verdad (2 Juan 1:4, “4 Mucho me regocijé porque he hallado a algunos de tus hijos andando en la verdad, conforme al mandamiento que recibimos del Padre”.
— 1 Corintios 13:7, “Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta”. Sufre (soporta) con paciencia y perseverancia toda clase de aflicción, oposición, persecución, etc. No es crédula pero tampoco sospechoso o desconfiado, sino que siendo optimista cree y espera lo mejor y no se deja desanimar
III. LOS DONES DEL ESPÍRITU NO ERAN PERMANENTES PERO EL AMOR SÍ.
— 1 Corintios 13:8, “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará”. Estos tres dones representan todos los dones del Espíritu Santo. El amor sobrevive a todos los dones del Espíritu, los cuales terminarían y se acabarían al cumplir su propósito de revelar y confirmar la Palabra de Dios (el Nuevo Testamento). Varios textos explican este asunto claramente: Marcos 16:20; Hechos 14:3; Hebreos 2:2, 3. Los apóstoles recibieron los dones siendo bautizados por el Espíritu Santo (Lucas 24:49; Hechos 1:4, 5; 2:1-4) y luego ellos imponían las manos sobre otros hermanos para impartirles los dones (Hechos 8:17; 2 Timoteo 1:6; Romanos 1:14).
— 1 Corintios 13:9, “Porque en parte conocemos, y en parte profetizamos”. El Nuevo Testamento no fue revelado todo completo en un día. Más bien, iba revelándose durante la vida de Cristo (desde su nacimiento hasta su ascensión al cielo después de su resurrección de los muertos), y durante los eventos registrados en Hechos de los Apóstoles y durante el tiempo de escribir epístolas de instrucciones a ciertas iglesias e individuos, concluyendo con Apocalipsis.
— 1 Corintios 13:10, “mas cuando venga lo perfecto, entonces lo que es en parte se acabará”. La palabra “perfecto” (teleion) significa habiendo llegado a su fin, acabado, completo. Se refiere a la completa revelación del Nuevo Testamento. Durante todo el tiempo de los dones del Espíritu Dios estuvo revelando y confirmando su Palabra. Cada libro escrito durante aquellos años reveló parte de “toda la verdad” que el Espíritu Santo estaba revelando a los apóstoles. Juan 16:13, Cristo prometió a los apóstoles que “cuando venga el Espíritu de verdad, Él os guiará a toda la verdad”. Algunos enseñan que “lo perfecto” se refiere a Cristo, pero Pablo no dijo “El que es perfecto” sino “lo perfecto”, perfecto o completo en contraste con “en parte” y el tema del texto no tiene nada que ver con la venida de Cristo sino con la completa revelación del Nuevo Testamento. “Lo que es en parte” tiene que ver con revelaciones parciales de verdad y “lo perfecto” tiene que ver con la totalidad de revelación.
— 1 Corintios 13:11, “Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño”. En el plan de Dios los dones eran para la iglesia durante su “niñez”.
— 1 Corintios 13:12, “Ahora vemos por espejo, oscuramente; mas entonces veremos cara a cara. Ahora conozco en parte; pero entonces conoceré como fui conocido”. Pablo comienza esta frase con la palabra “porque” (gar), conectándola con el versículo anterior. Por eso, el ver por espejo equivale a “cuando yo era niño”. Ver por espejo representa el período de revelación parcial y “veremos cara a cara” representa el conocimiento de la voluntad de Dios al tener el Nuevo Testamento completo.
— 1 Corintios 13:13, “Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor”. Con estos tres argumentos Pablo establece con toda claridad la superioridad del amor sobre los dones: versículos 1-3, que sin amor es completamente inútil el uso de los dones; versículos 4-7, la cualidades y acciones del amor que la muestran; versículos 8-13, los dones pertenecen a la época de la infancia de la iglesia pero en cuanto a tener acceso a la palabra de Dios para entender y obedecer su voluntad los que ya no tienen los dones son adultos y los que tenían los dones eran niños.
— Las consecuencias de no aceptar que los dones terminaron cuando se completó el Nuevo Testamento:
— (1) Las Escrituras del Nuevo Testamento no son completas porque los dones eran para el tiempo de revelación parcial. Se completó la revelación del Nuevo Testamento cuando Juan escribió Apocalipsis y lo termina (22:18, 19) con advertencias contra el añadirle o quitarle. Por lo tanto, todos los que profesan tener nuevas profecías y nuevas revelaciones son falsos maestros.
— (2) No se cumplió la promesa de Cristo de que el Espíritu Santo iba a guiar a los apóstoles a toda la verdad (Juan 16:13).
— (3) Sería necesario tener apóstoles vivos ahora porque los miembros de la iglesia que tenían los dones los recibieron cuando los apóstoles les imponían las manos para impartir los dones.
— (4) Si todavía existieran dones para sanar y hablar en lenguas (los dos más populares), entonces todos los demás dones existirían también.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*