EL PAPEL DEL ESPÍRITU SANTO:

— El término “Dios” es plural. Génesis 1:26, “Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen”. Se refiere a las Tres Personas de la Deidad, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo (Mateo 28:1). Hechos 5:3, 4, cuando Ananías mintió al Espíritu Santo él mintió a Dios.
— El Espíritu Santo no es una mera “fuerza” como algunos falsos maestros enseñan, sino que es PERSONA. Habla, Hechos 8:29; enseña, Juan 14:26; testifica, Juan 5:26; se entristece, Efesios 4:30.
— Las Escrituras son inspiradas por el Espíritu Santo. 2 Pedro 1:20, 21, “santos hombres hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”.
— La Persona y el papel del Espíritu Santo no son temas de gran misterio, sino que las Escrituras explican el asunto con lenguaje sencillo y entendible
— No ser ignorantes del tema. 1 Corintios 12:1, “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales”. El mundo religioso habla mucho del Espíritu Santo. Es tema muy popular, pero le atribuyen muchísimas cosas que Él no hace. Se hacen muchas promesas en el nombre del Espíritu Santo que Él no promete.
— Mateo 7:21-23, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.
— Cristo prometió la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles para recordarles “todo lo que yo os he dicho” y para guiarles a “toda la verdad”.
— Mateo 10:19, 20, “Mas cuando os entreguen, no os preocupéis por cómo o qué hablaréis; porque en aquella hora os será dado lo que habéis de hablar. 20 Porque no sois vosotros los que habláis, sino el Espíritu de vuestro Padre que habla en vosotros”.
— Juan 14:26, “Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho”. 16:23, Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad”.
— Mateo 28:19, “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado… “
— Lucas 24:49, “yo enviaré la promesa del Padre sobre vosotros; pero quedaos en la ciudad de Jerusalén hasta que seáis investidos de poder desde lo alto…”
— Bautizados con el Espíritu Santo. Hechos 1:2, Cristo “dio mandamientos por el Espíritu Santo a los apóstoles…v. 5, vosotros (apóstoles) seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días … 2:1-4 fueron llenos (los apóstoles, 1:26) del Espíritu Santo…hablaron idiomas que no sabían (2:8, 11).
— Primero predicaron a los judíos. Al ser bautizados con el Espíritu Santo no era experiencia de “éxtasis” causándoles a gritar “Aleluya, Gloria a Dios,” etc. No saltaron y brincaron como hombres fuera de control, sino que predicaron el evangelio y tres mil fueron convertidos.
— El otro caso del bautismo con el Espíritu Santo. Hechos 10, 11, Cornelio, Hechos10:45; 11:15, “cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio”. El propósito de ese bautismo era para convencer a Pedro y los seis hermanos que le acompañaron (Hechos 11:12) de que ahora el evangelio debe ser predicado también a los gentiles (Hechos 11:18). Fue un evento de suma importancia.
— Otros hermanos tenían poder. Los apóstoles imponían las manos sobre algunos para impartirles el poder del Espíritu Santo. Hechos 6:6, Siete escogidos para la obra, los apóstoles “les impusieron las manos” y podían hacer prodigios y señales (v. 8). Romanos 1:14; 2 Timoteo 1:6.
— El don del Espíritu Santo, Hechos 2:38. Puede ser el Espíritu Santo mismo (varios textos hablan del don de Dios y el don de Cristo). Si es el Espíritu Santo mismo es igual a Hechos 5:32; Romanos 8:9, mora (vive) en nosotros (Gálatas 2:20; Efesios 5:17; 1 Juan 4:12). Morar = tener comunión, 2 Corintios 13:14, la comunión del Espíritu Santo. Si es algo dado por el Espíritu Santo incluye todas las bendiciones relacionadas con la salvación (por ejemplo, la justificación, la redención, la santificación, etc.).
— El Espíritu Santo obra por medio de su palabra (Efesios 5:19, llenos del Espíritu Santo = Colosenses 3:16 que la palabra de Cristo more en abundancia en vosotros). Llenos del Espíritu Santo = llevar el fruto del Espíritu, Gálatas 5:22, 23.
— Dones del Espíritu Santo. 1 Corintios 12:8-10, lista parcial de los dones. También hay dones ordinarios (no milagrosos) Romanos 12:7, 8. 1 Corintios 12 y 14, Pablo da instrucciones para el uso de los dones.
— Los dones fueron dados a los apóstoles y a sus compañeros para revelar y confirmar la palabra de Dios. Hechos 14:3, “Por tanto, se detuvieron allí mucho tiempo, hablando con denuedo, confiados en el Señor, el cual daba testimonio a la palabra de su gracia, concediendo que se hiciesen por las manos de ellos señales y prodigios”. Hebreos 2:3, 4, “3 ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron, 4 testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad”. Marcos 16:20.
— Los dones milagrosos iban a cesar. 1 Corintios 13:8-12. Hubo dones del Espíritu Santo durante la infancia de la iglesia (v. 11). Conocían en parte porque no tenían el Nuevo Testamento completo (perfecto). Cuando el Nuevo Testamento fue completado y confirmado no había necesidad de los dones del Espíritu Santo. Los que enseñan la necesidad de los dones ahora no creen que el Nuevo Testamento es perfecto (completo) y que no ha sido confirmado. ¿Creen que con sus señales falsas y lenguas necias están revelando y confirmando verdades adicionales? Recuérdese Juan 16:13, Cristo prometió que el Espíritu Santo iba a guiar a los apóstoles a toda la verdad. “Toda” es “toda”.
— ¿Qué significa nacer del Espíritu? Significa ser convertido por la palabra del Espíritu Santo. 1 Pedro 1:22, 23, “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; 23 siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”. El Espíritu Santo obra por medio de su palabra. Juan 16:7, 8; Efesios 6:17, “la espada del Espíritu que es la palabra de Dios”.
— La blasfemia contra el Espíritu Santo. Marcos 3:29, 30, “cualquiera que blasfeme contra el Espíritu Santo, no tiene jamás perdón, sino que es reo de juicio eterno.
30 Porque ellos habían dicho: Tiene espíritu inmundo”.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*