EL REPRESENTANTE DE DIOS EN ISRAEL:

 (1 REYES 16.29—17.1)

 

Quisiera presentarles una serie de estudios de uno de los hombres más excepcionales del Antiguo Testamento. Me estoy refiriendo al Profeta Elías. A él se le menciona más de treinta veces en el Nuevo Testamento. Elías fue uno de los que apareció con Jesús cuando éste se transfiguró. No deberíamos imaginarnos que fue una persona perfecta, ni un ser sobrehumano, sino que fue el representante especial de Dios para una época especial. Santiago nos lo presenta como hombre sujeto a pasiones igual a nosotros. “(Stg 5:17 RVA) Elías era un hombre sujeto a pasiones, igual que nosotros, pero oró con insistencia para que no lloviera, y no llovió sobre la tierra durante tres años y seis meses.” Pero con una fe excepcional, y sobre todo una dependencia total y obediente a la voz de Dios.

ISRAEL EN LOS TIEMPOS DE ELÍAS:

Para apreciar a Elías plenamente, debemos verlo en el contexto de sus tiempos. Israel estaba dividido en dos reinos. Elías realizó su obra profética en el reino del norte. Acab reinó veintidós años sobre Israel. Acab alcanzó muchos logros en su vida, pero el autor inspirado nos dice muy poco acerca de tales logros. 1 Reyes 16.30 nos da el punto de vista de Dios acerca del reinado de Acab: «… hizo lo malo […] más que todos los que reinaron antes de él». Esta opinión es mas importante que la de cualquier hombre. Pero, quienes son esos hombres a los cuales Acab pudo aventajarlos. Consideremos la siguiente lista. Más que Jeroboam “(1Re 12:28 RVA) Y habiendo tomado consejo, el rey hizo dos becerros de oro y dijo al pueblo: “¡Bastante habéis subido a Jerusalén! ¡He aquí tus dioses, oh Israel, que te hicieron subir de la tierra de Egipto!” (1Re 12:29 RVA) Puso el uno en Betel y el otro lo puso en Dan.(1Re 12:31 RVA) También hizo santuarios en los lugares altos e instituyó sacerdotes de entre la gente común, que no eran hijos de Leví.(1Re 12:33 RVA) Subió al altar que había hecho en Betel, el día 15 del mes octavo, fecha que inventó en su corazón. Hizo la fiesta para los hijos de Israel y subió al altar para quemar incienso.” Más que Nadab “(1Re 15:26 RVA) El hizo lo malo ante los ojos de Jehovah, andando en el camino de su padre y en sus pecados con los que hizo pecar a Israel. (1Re 15:27 RVA) Baasa hijo de Ajías, de la tribu de Isacar, conspiró contra él. Baasa lo derrotó en Gibetón, que pertenecía a los filisteos, pues Nadab y todo Israel tenían sitiada Gibetón” Más que Baasa “(1Re 15:29 RVA) Sucedió que cuando Baasa llegó a ser rey, mató a todos los de la casa de Jeroboam; no dejó con vida a ninguno de los de Jeroboam, hasta destruirlos, conforme a la palabra que Jehovah había hablado por medio de su siervo Ajías de Silo,(1Re 15:33 RVA) En el tercer año de Asa, rey de Judá, comenzó a reinar Baasa hijo de Ajías sobre todo Israel en Tirsa, y reinó 24 años.(1Re 15:34 RVA) El hizo lo malo ante los ojos de Jehovah y anduvo en el camino de Jeroboam y en sus pecados con los que hizo pecar a Israel.” Más que Ela “(1Re 16:8 RVA) En el año 26 de Asa, rey de Judá, comenzó a reinar Ela hijo de Baasa sobre Israel en Tirsa, y reinó dos años. (1Re 16:9 RVA) Y conspiró contra él su servidor Zimri, jefe de la mitad de los carros. Estando el rey en Tirsa bebiendo hasta embriagarse en casa de Arsa, administrador del palacio en Tirsa, (1Re 16:10 RVA) Zimri fue, lo hirió y lo mató en el año 27 de  Asa, rey de Judá; y reinó en su lugar.” Más que Zimri “(1Re 16:11 RVA) Aconteció que al comenzar a reinar y después que estuvo sentado en su trono, mató a todos los de la casa de Baasa, sin dejar de ella un solo varón, ni de sus parientes ni de sus amigos. (1Re 16:15 RVA) En el año 27 de Asa, rey de Judá, Zimri reinó siete días en Tirsa, mientras el pueblo estaba acampado contra Gibetón, que pertenecía a los filisteos.” Más que Omri “(1Re 16:23 RVA) En el año 31 de Asa, rey de Judá, comenzó a reinar Omri sobre Israel y reinó 12 años. En Tirsa reinó 6 años. (1Re 16:24 RVA) El compró a Semer el monte de Samaria por dos talentos de plata. Edificó en el monte, y a la ciudad que edificó le dio el nombre de Samaria, según el nombre de Semer, el dueño del monte. (1Re 16:25 RVA) Omri hizo lo malo ante los ojos de Jehovah, y actuó peor que todos los que habían reinado antes de él. (1Re 16:26 RVA) Pues anduvo en todo el camino de Jeroboam hijo de Nabat y en sus pecados con los que hizo pecar a Israel, provocando a ira a Jehovah Dios de Israel, con sus ídolos vanos.” Acab se casó con Jezabel “(1Re 16:31 RVA) Como si le fuera cosa liviana andar en los pecados de Jeroboam hijo de Nabat, tomó por mujer a Jezabel hija de Etbaal, rey de los sidonios; y fue, sirvió a Baal y lo adoró.” Esta es la primera vez que se menciona un matrimonio relacionado con un rey de Israel. ¿Por qué se menciona este en particular? Por ser quien era Jezabel (Véase Apocalipsis 2.20). Ella era «hija de Et-baal rey de los sidonios», es decir. Que ella era pagana, considérese lo que dice Deuteronomio 7.1–5. “(Deu 7:1 RVA) “Cuando Jehovah tu Dios te haya introducido en la tierra a la cual entrarás para tomarla en posesión, y haya expulsado de delante de ti a muchas naciones (heteos, gergeseos, amorreos, cananeos, ferezeos, heveos y jebuseos: siete naciones mayores y más fuertes que tú), (Deu 7:2 RVA) y cuando Jehovah tu Dios las haya entregado delante de ti y tú las hayas derrotado, entonces destrúyelas por completo. No harás alianza con ellas ni tendrás de ellas misericordia. (Deu 7:3 RVA) No emparentarás con ellas: No darás tu hija a su hijo, ni tomarás su hija para tu hijo. (Deu 7:4 RVA) Porque desviará a tu hijo de en pos de mí, y servirá a otros dioses, de modo que el furor de Jehovah se encenderá sobre vosotros y pronto os destruirá. (Deu 7:5 RVA) “Ciertamente así habéis de proceder con ellos: Derribaréis sus altares, romperéis sus piedras rituales, cortaréis sus árboles de Asera y quemaréis sus imágenes en el fuego.” Dios había hablado con respecto a los matrimonios mixtos. El padre de ella había sido sacerdote de Baal. Por lo que Jezabel hizo. Ella introdujo el culto a Baal en la sociedad de Israel, y lo hizo con celo misionero. Por la influencia que Jezabel ejerció sobre el esposo de ella: 1 Reyes 16.31 –33. Ella era fuerte en lo que Acab era débil. Acab hizo así «más que todos los reyes de Israel que reinaron antes que él, para provocar la ira de Jehová Dios de Israel» (1 Reyes 16.33). Cuando vemos cómo eran aquellos tiempos, nos preguntamos si habría alguien que se pusiera firme por Jehová. ¿Tenía Dios Su representante en Israel? 1 Reyes 16 termina con un breve y extraño versículo, el versículo 34. “(1Re 16:34 RVA) En su tiempo Jiel de Beram su primogénito puso los cimientos, y a costa de Segub su hijo menor colocó sus puertas, conforme a la palabra que Jehovah había hablado por medio de Josué hijo de Nun.” ¡Dios todavía vive; Dios todavía está activo! El texto bíblico aclara que esa reconstrucción el antiguo juramento que Josué había hecho pronunciar en tiempos de la conquista de Canaán, “(Jos 6:26 RVA) “En aquel tiempo Josué les hizo este juramento diciendo: —¡Maldito sea delante de Jehovah el hombre que se levante y reconstruya esta ciudad de Jericó! A costa de su primogénito colocará sus cimientos, y a costa de su hijo menor asentará sus puertas.” Aquí se da fiel cumplimiento de este juramento. Al morir los dos hijos de Hiel. Note 1 Reyes 17.1. Dios tenía Su representante en Israel, y el nombre de este era Elías. “(1Re 17:1 RVA) Entonces Elías el tisbita, que era uno de los moradores de Galaad, dijo a Acab: —¡Vive Jehovah Dios de Israel, a quien sirvo, que no habrá rocío ni lluvia en estos años, sino por mi palabra!” ¿Quién era Elías? Era un «tisbita […] de los moradores de Galaad». La palabra «tisbita» significa que era de alguna recóndita aldea de Galaad, llamada Tisbe. «Galaad» era el territorio salvaje y escabroso que se ubicaba al este del río Jordán. Elías era un «varón que tenía vestido de pelo, y ceñía sus lomos con un cinturón de cuero» (2 Reyes 1.8; vea “(Zac 13:4 RVA) “En aquel día sucederá que todos los profetas se avergonzarán de su visión cuando profeticen. Nunca más se vestirán con manto de pelo para engañar.” “(Mat 3:4 RVA) Juan mismo estaba vestido de pelo de camello y con un cinto de cuero a la cintura. Su comida era langostas y miel silvestre.”)Además de su vestimenta se presenta como un hombre de vida al aire libre. Imaginémonos a Elías con apariencia salvaje, debido a su estilo de vida, de pie delante del rey, lanzando su desafío: 1 Reyes 17.1. “(1Re 17:1 RVA) Entonces Elías el tisbita, que era uno de los moradores de Galaad, dijo a Acab: —¡Vive Jehovah Dios de Israel, a quien sirvo, que no habrá rocío ni lluvia en estos años, sino por mi palabra!” Note tres cosas acerca del desafío: (1) Fue un desafío que se presentó al rey. (2) Fue un desafío contra Baal. (3) Fue un desafío lanzado por un hombre a quien no lo apoyaba nadie. ¿Qué fue lo que capacitó a Elías para mantenerse firme, teniendo todo en contra? La confianza de Elías descansaba sobre el Señor. Su nombre indicaría que tuvo padres que tenían fe en el Dios verdadero. Pues su nombre significa: “Jehová es Dios”, o “Jehová es mi Dios” Su nombre indicaba su entera confianza en el Señor. Este era el representante de Dios en Israel.

CONCLUSIÓN:

Dios todavía necesita sus representantes especiales para tiempos especiales, ¡pero solo puede usar a alguien que esté completamente dedicado a Él! Dios espera que en cada iglesia haya más de un Elías con esta misma convicción y dedicación a EL. ¿Está usted dispuesto a vivir como el representante de Dios?.

Adaptado por: Manuel López Lira

 

* * * * * * * * * * * *

Pertenece a:

Manuel Lopez Lira.             

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*