ES DIFÍCIL ENTRAR EN EL REINO Y SEGUIR A CRISTO

Por: Wayne Partaín.

   PUERTA ESTRECHA – CAMINO ANGOSTO –   MATEO 7:13, 14

INTRODUCCIÓN.

          A.      Lucas 14:25, “Grandes multitudes iban con Él”.

          B. ¿Por qué iban con Él?

                   1. Sin duda, muchos le seguían para obtener la sanidad del cuerpo. Mateo 4: 25 “le siguió mucha gente”. ¿Por qué? V. 24,Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó”.

                   2. Muchos le seguían por los panes y peces. Juan 6:26, “Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis”.

                   3. Le seguían por motivos políticos. Juan 6:15, “Pero entendiendo Jesús que iban a venir para apoderarse de él y hacerle rey, volvió a retirarse al monte él solo”.

                   4. Jesús les dijo que no deberían seguirle para obtener beneficios materiales. Mateo 8:18-20, “Viéndose Jesús rodeado de mucha gente, mandó pasar al otro lado. 19 Y vino un escriba y le dijo: Maestro, te seguiré adondequiera que vayas. 20 Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene dónde recostar su cabeza”.

          C. Se acercaba a su muerte, y quería separar a los verdaderos discípulos de los que tenían otros motivos.

I. ES DIFÍCIL ENTRAR EN EL REINO Y SEGUIR A CRISTO.

          A. “Estrecha” – stenos “se usa figurativamente en Mt. 7.13,14, de la puerta que da entrada a la vida eterna, estrecha debido a que va en contra de las inclinaciones naturales” (Dicc.Vine).

          B. El verbo “arrepentirse” significa cambio y muchas veces es muy difícil cambiar. Es difícil quebrantar hábitos malos, pero es necesario hacerlo si queremos seguir a Cristo. Mateo 3:2; 4:17; Lucas 13:3, 5 Hechos 2:38; 17:30. El nuevo nacimiento (Juan 3:3-5) implica un cambio radical de vida.

          C. Una puerta estrecha es una entrada restringida. Entrar en el reino y vivir como cristiano requieren obediencia incondicional.

          D. Esta enseñanza indica lo difícil de ser discípulo de Cristo. No hay texto alguno que diga que es fácil ser cristiano. Sobre todo quiere decir que debemos poner a Cristo y la iglesia en primer lugar en nuestra vida, Mateo 6:33.

          E. No es la puerta popular ni el camino popular. “Pocos la hallan”. Pero lleva a la vida eterna. La puerta ancha y el camino espacio llevan a la “perdición”.

     F. No hay término medio. No hay campo neutral. ¡Hay que escoger entre Cristo o Satanás!

II. HAY UN SOLO CAMINO

          A. Efesios 4:4-6, Pablo enfatiza la palabra UNO: un solo cuerpo … un solo Espíritu … una sola esperanza … un solo Señor … una sola fe … un solo bautismo … un solo Padre …

          B. Igualmente, hay una sola puerta, un solo camino, porque hay un solo evangelio, Romanos 1:16; Gálatas 1:8, 9.

          C. Un solo cuerpo es la iglesia (Efesios 1:22,23) y esta no es “la de su preferencia” sino la que Cristo estableció (Mateo 16:18) sobre la roca de su Deidad, la que compró con su sangre (Hechos 20:28).

III. “NIÉGUESE A SÍ MISMO”

          A. Mateo 16:24, “Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo.”

          B. Si alguno quiere ser cristiano debe estar dispuesto a dar muerte a toda forma del egoísmo y pecado. Romanos 6:3-7; 1 Corintios 6:9-11; Gálatas 2:20; 5:19-23; Efesios 4:22-32; Colosenses 3:1-14.

IV. “Y TOME SU CRUZ”

          A. Implica sufrimiento.

                    1. Mateo 5:10, 11, “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. 11 Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo”.

                   2. Mateo 13:21, “al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza”.

               3. Hechos 14:22, “Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios”.

                   4. 1 Pedro 4:4,  “A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan”.

          B. Lucas 9:23, 24, Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz …”

                   1. Para ser cristiano es necesario hacer sacrificios muy dolorosos y hacerlo inmediatamente para poder entrar por la puerta estrecha.

                   2. Lucas 14:26, “Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo”. La palabra “aborrece” se explica en Mateo 10:37, “El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí”. Véase también Deuteronomio 21:15; Génesis 29:31, Lea era aborrecida o menospreciada; es decir, amada menos. Muchas personas que quieren seguir a Cristo tienen que escoger entre Cristo y su familia y el dar espaldas a padre, madre y hermanos es una cruz muy pesada.

                   3. Mateo 19:9, “Y yo os digo que cualquiera que repudia a su mujer, salvo por causa de fornicación, y se casa con otra, adultera; y el que se casa con la repudiada, adultera”. Muchas personas cometen este pecado y su “matrimonio” es más bien adulterio, pero para separarse de su pareja (y mayormente si hay hijos) es una cruz sumamente pesada.

                   4. Muchos se encuentran enredados en negocios o empleos que no les permiten adorar a Dios el primer día de la semana. Tales personas tienen que escoger entre su empleo o negocio y Cristo (Hebreos 10:25, “no dejando de congregarnos” el primer día, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1, 2, para participar de la cena del Señor (1 Corintios 11:24) y los demás actos de culto. Lamentablemente hay hermanos que quieren justificarse diciendo “tengo que comer” pero esto contradice a lo que Jesús dice en Mateo 6:25-33 (poner la iglesia primero y Dios le cuidará).

                   5. Joven rico, Mateo 19:21,22, “Jesús le dijo: Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven y sígueme. 22 Oyendo el joven esta palabra, se fue triste, porque tenía muchas posesiones”. Esa cruz era demasiada pesada para el joven rico.

                   6. Hay muchos otros ejemplos. La cruz significa lo difícil o lo desagradable (aun doloroso) que tengamos que soportar para ser cristianos.

          C. Este requisito representa una manera de vida porque Jesús agrega las palabras “cada día” (“tome su cruz cada día”), y sígame.

          D. Mateo 16:25, “Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará”. “Salvar su vida” significa vivir de acuerdo a sus propios propósitos y deseos personales. Ser egoísta. Perder la vida por Cristo significa someterse a la enseñanza de Él, cueste lo que cueste.

V. SACAR EL OJO DERECHO, CORTAR LA MANO DERECHA.

          A. Mateo 5:27-29 “Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. 28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón. Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo, y échalo de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

                   1. El adulterio es el acto sexual con la mujer de otro, pero Jesús enseña que el acto físico no es la única manera de cometer adulterio. Dice que se puede cometer también en el corazón; es decir, cometer el acto sexual en la imaginación. Si alguno mira a una mujer para codiciarla y cometer el acto sexual en su imaginación, Dios lo sabe porque Él conoce el corazón. Compárese 2 Pedro 2:14, “tienen los ojos llenos de adulterio”.

                   2. ¿Sería remedio eficaz físicamente sacar el ojo derecho?  Desde luego Jesús emplea este lenguaje figurativo para enseñar lo muy urgente de purificar el corazón de tales pensamientos. Santiago 1:14, “cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido”. 1 Pedro 2:11, “Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma”.

                   3. Job 31:1, Conviene hacer pacto con los ojos para no pecar en el corazón.

          B. Mateo 5:30, “Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno”.

       1. ¿La mano derecha representa qué? Algo que para uno es muy precioso, muy deseable, muy importante, pero que puede hacerle pecar y caer.

              2. Cada persona con toda sinceridad debe estar consciente de toda cosa que pudiera ser tropiezo y, cueste lo que cueste, eliminarla.

VI. CALCULAR GASTOS

                   A. Cristo nos enseña que debemos “calcular gastos”; es decir, estudiar con cuidado lo que significa ser cristiano y decidir si en realidad queremos pagar el precio. ¡Lo que vale cuesta!

                   B. Lucas 14:26, 27,  “Si alguno viene a mí, y no aborrece (vea Mateo 10:37) a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo”.

                   C. Lucas 9:60, 61, “Y dijo a otro: Sígueme. Él le dijo: Señor, déjame que primero vaya y entierre a mi padre. 60 Jesús le dijo: Deja que los muertos entierren a sus muertos; y tú ve, y anuncia el reino de Dios. 61 Entonces también dijo otro: Te seguiré, Señor; pero déjame que me despida primero de los que están en mi casa. Y Jesús le dijo: Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios”.

                D. Lucas 12:33, Vended lo que poseéis, y dad limosna; haceos bolsas que no se envejezcan, tesoro en los cielos que no se agote, donde ladrón no llega, ni polilla destruye. Lucas 14:33, Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo”. ¿Cómo interpretan estos textos los apóstoles inspirados por el Espíritu Santo?

                   — 1 Corintios 16:1, 2, “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.

Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas”.

                   — 2 Corintios 8:1-5, “Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia;que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios”. Estos hermanos entendían la enseñanza de Jesús y la practicaban.

                   — Efesios 4:28, “El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga quécompartir con el que padece necesidad”. Aparte de la ofrenda de la iglesia, como individuos podemos compartir con hermanos necesitados.

                — Gálatas 6:10, “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”.

                   — 1 Juan 3:17, 18, “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él?  18 Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”.

                   —  Mateo 25:31-46, Cristo dice que si ayudamos a los hermanos le ayudamos a Él mismo: “en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”.

                   — Tito 2:14, Cristo “se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras… 3:1 Recuérdales que … estén dispuestos a toda buena obra… 3:8que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras… 3:14 Y aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto”.

                — 1 Timoteo 6:17, 18 “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.   Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos”.  Si nos ocupamos en buenas obras, estamos poniendo en práctica la enseñanza de Cristo.

           E. Filipenses 3:7, 8, “Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo”.

          F. Por lo tanto, lo que Jesús requiere es que estemos dispuestos a sacrificar las cosas más amadas, más estimadas, más apreciadas de la vida si de cualquier manera estorben o impidan nuestro servicio a Él. Es necesario estar dispuestos a sufrir la agonía de un hombre clavado a la cruz.

CONCLUSIÓN.

          A. “Estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida” y esta es la vida verdadera ahora y la vida eterna al terminar la vida aquí. Este es el pensamiento clave. Las dificultades y sufrimientos del cristiano son completamente insignificantes al contemplar la vida eterna. 2 Corintios 4:17, “Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria”.

          B. También es indispensable que contemplemos la palabra “perdición”, el destino de los que anden en el camino espacioso. Es el infierno de fuego y es castigo sin fin, porque al contemplar el horrible tortura de estar quemándose eternamente sin esperanza de alivio¡debemos estar sumamente resueltos a entrar por la puerta estrecha y andar en el camino angosto!