Escrito Esta:

Mateo 4:1-11

“Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Él respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez le llevó el diablo a un monte muy alto, y le mostró todos los reinos del mundo y la gloria de ellos, y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. El diablo entonces le dejó; y he aquí vinieron ángeles y le servían.”

Después que Jesús fue bautizado inmediatamente vino la tentación. Nuestro Señor estaba preparado para resistir la prueba.

Primer tentación: Si eres Hijo de Dios, di que estas piedras se conviertan en pan. Satanás sabía que Jesús después de 40 días de ayuno su deseo por comer era mayor, y quiso aprovechar ese deseo natural para que el Señor lo satisficiera de manera ilícita. Pero nuestro Señor tiene palabra de Dios para contrarrestar el ataque de Satanás y cita Deuteronomio 8:3. Jesús está diciendo que Dios su Padre lo puede sostener sin pan. Tal y como lo dijo en: «Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra» (Jn. 4:34).

Segunda tentación: Si eres Hijo de Dios, échate abajo. Satanás quiere convencer al Señor que el está usando Biblia. Pero Jesús sabe la voluntad de su Padre y le cita otro texto y es Deuteronomio 6:16. Jesús no tiene que hacer nada para probar si Dios lo ama y lo cuida el está seguro de eso.

Tercer tentación: Todo esto te daré, si postrado me adorares. Le ofreció el dominio universal sin el sufrimiento. Pero Jesús no está dispuesto a adorar a ninguna criatura, recordemos que solo el Creador puede ser adorado y Jesús ahora cita Deuteronomio 6:13.

Jesús resistió las tres tentaciones de Santanas con tres: ESCRITO ESTA. Para Jesús la Palabra de Dios era suficiente para resistir a satanás. Lo mismo seria para nosotros si al venir la tentación tenemos en nuestra mente un verso que exponga lo inútil de pecar.
Jesús recibió tres bendiciones:

1- Jesús satisfacio su hambre obedeciendo la voluntad de su Padre.
2- Jesús recibió el cuido de su Padre inmediatamente cuando el venció a Satanás porque EL mando a los ángeles que le sirvieran.
3- Jesús recibió los reinos del mundo, pero primero tuvo que pasar por la cruz, veamos Apocalipsis 11:15: “El séptimo ángel tocó la trompeta, y hubo grandes voces en el cielo, que decían: Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo; y él reinará por los siglos de los siglos.”

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*