«

»

Aug 26

ESCUDRIÑAR LAS ESCRITURAS PARA VER SI “ES ASÍ” ¿CUESTIONAR MI RELIGIÓN? SÍ, SIN FALTAR:

INTRODUCCIÓN:

  1. Las iglesias establecidas por los hombres no se encuentran en las Escrituras y, desde luego, enseñan y practican muchas cosas que no son autorizadas por las Escrituras.

  2. Por lo tanto, conviene que todos sean humildes delante de Dios imitando a los de Berea para ver si lo que se les enseña se encuentra en las Escrituras o si son simplemente doctrinas y mandamientos de los hombres.

  1. EL CASO DE LOS DE BEREA, HECHOS 17:11.

  2. Hechos 17:2, 3, “Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo[a]discutió con ellos, declarando y exponiendo por medio de las Escrituras, que era necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos; y que Jesús, a quien yo os anuncio, decía él, es el Cristo”. Así Pablo predicaba en cada sinagoga de los judíos a través del Imperio Romano.

  3. Hechos 17:10, 11, “Inmediatamente, los hermanos enviaron de noche a Pablo y a Silas hasta Berea. Y ellos, habiendo llegado, entraron en la sinagoga de los judíos.Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando (anakrinontes, examinando) cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así”.

  4. Usando la inteligencia que Dios les dio los de Berea examinaron las Escrituras POR SÍ MISMOS “para ver si estas cosas eran así” como Pablo las predicaba. No tenían mentes cerradas contra el evangelio. Tenían buena disposición para examinar con cuidado las Escrituras y como Jesús dice, “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39), Sin duda los de Berea leyeron Isaías 53que habla claramente de la muerte del Mesías como “expiación por el pecado” (versículo 10). Para muchos judíos la crucifixión de Jesús era prueba de que Jesús era un impostor, pero al leer Isaías 53 los de Berea pudieron ver que en realidad en su crucifixión Jesús demostró claramente que Él era el verdadero Mesías y en base a esto “creyeron”, que en este texto equivale a obedecer al evangelio. (Compárese Hechos 16:30, 34).

  5. Los judíos de Berea eran nobles porque reconocieron y aceptaron su deber de ESTUDIAR LAS ESCRITURAS POR SÍ MISMOSY PENSAR Y JUZGAR POR SÍ MISMOS, sin el prejuicio demostrado por tantos judíos hacia el evangelio.

  6. Lamentablemente muy pocas personas hacen lo que los de Berea hicieron. Por el contrario, como ciegos siguiendo a ciegos (Mateo 15:14) rehúsan estudiar y pensar por sí mismos y ACEPTAN SIN INVESTIGAR LO QUE LES DICEN SUS PADRES, EL SACERDOTE, EL PASTOR O EVANGELISTA DE “SU IGLESIA”, u otra persona de influencia. Tal actitud demuestra falta de reverencia hacia la palabra de Dios. No la quieren consultar como regla infalible para examinar su fe y práctica.

  7. De estos Jesús habla en Mateo 13:15, “han cerrado sus ojos; para que no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con el corazón entiendan, y se conviertan”.

  8. ¿Son criticados estos de Berea por haber cuestionado (investigado) la enseñanza de Pablo y Silas? Por el contrario se les describe como “más nobles” que otros.

  9. 1 Tesalonicenses 5:21, “Examinadlo todo, retened lo bueno”. Es lo que los de Berea hicieron.

  10. 2 Pedro 1:20 ¿No dice Pedro que la Biblia no es de “interpretación privada”? ¿No quiere decir este texto que solamente los maestros profesionales deben interpretar las Escrituras y que los demás deben aceptar su interpretación? ¿No debe cada quién aceptar la interpretación de los líderes de “su iglesia”? ¡ESTE TEXTO NO DICE TAL COSA! Léase con cuidado 2 Pedro 1:21 que es la explicación del versículo 20, “porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo”. Pedro no habla del entendimiento de las Escrituras ni de la EXPLICACIÓN de las Escrituras sino del ORIGEN de las Escrituras.

  11. Lamentablemente la gran mayoría de la gente religiosa no examinan sus doctrinas y prácticas porque ponen toda su confianza en sus padres y abuelos y sus líderes religiosos (sacerdotes, pastores, evangelistas, etc.) y rehúsan estudiar y pensar por sí mismos.

  12. ¿QUÉ TAN NOBLE ES USTED?

  13. 1 Pedro 4:11, “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios”. ¿Se atreve usted a escudriñar las Escrituras para ver si son correctas las enseñanzas de los líderes de “su iglesia”? ¿Está usted seguro que ellos hablan conforme a las palabras de Dios? ¿Piensa usted que no debe cuestionarles por temor de ofenderles? Para no ofender a tales hombres falibles ¿usted se atreve a ofender a Dios?

  14. Mateo 21:25, “El bautismo de Juan, ¿de dónde era? ¿Del cielo, o de los hombres?” Esta es la pregunta que se debe hacer con respecto a toda creencia y práctica: “¿Es de Dios o es de los hombres?” Porque si uno escudriña las Escrituras como lo hicieron los de Berea, descubrirá que docenas de prácticas religiosas de las iglesias que profesan ser de la religión de Cristo son “de los hombres”.

  15. ¿Se atreve a cuestionar su propia fe? ¿Está dispuesto a investigar sus creencias a la luz de las Escrituras? ¿Está dispuesto usted a estudiar y PENSAR POR SÍ MISMO?  Si usted no se atreve a cuestionar lo que cree y practica religiosamente ¿es porque teme la investigación? Amigo, la verdad no teme la investigación. No tiene nada que temer. Solamente el error tiene miedo de la investigación.

  16. ¿Cree usted que otros sí deben cuestionar la religión que profesan? Por ejemplo, si usted no es católico,  ¿cree usted que el católico debe escudriñar las Escrituras para ver si en verdad las enseñanzas católicas son la enseñanza de Cristo y los apóstoles (la palabra de Dios)? ¿Cree usted que los mormones, testigos y adventistas deben cuestionar las doctrinas que han aceptado? ¿Creen estos que las otras iglesias deben cuestionar lo que creen y practican? Si usted piensa que otros deben investigar con cuidado las doctrinas y prácticas que han aceptado, ¿no debe usted estar dispuesto a hacer lo mismo?

  17. Despiértese, amigo, y admitir que los líderes de las iglesias NO SON INFALIBLES. Sin duda me dirá, “Pero tampoco es usted infalible”. Nunca lo he pensado. Sin embargo, LAS ESCRITURAS SÍ SON INFALIBLES y Dios le ha dado a usted la inteligencia para hacer lo que los de Berea hicieron.

  18. O ¿piensa usted que no importa lo que uno crea? ¿Piensa que todo es cuestión de interpretación y que una iglesia es tan buena o mala que las otras? Tales conceptos hacen burla de la palabra de Dios y de la iglesia por la cual Cristo murió (Hechos 20:28). Para los que piensan así el error es tan bueno como la verdad.

  19. Es indispensable que todos estén dispuestos a cuestionar su fe y práctica. Está en juego su salvación. Los líderes de su iglesia no responderán por usted en el Día Final. Ellos darán cuenta a su Dios por lo que ellos mismos hayan enseñado y practicado, pero usted tendrá que dar cuenta de su propia vida religiosa.

III. HAY MUCHÍSIMA FALSEDAD EN LAS RELIGIONES SUPUESTAMENTE “CRISTIANAS”.

  1. Mateo 7:21-23, “No todo el que me dice: Señor, Señor, entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos. 22 Muchos me dirán en aquel día: Señor, Señor, ¿no profetizamos en tu nombre, y en tu nombre echamos fuera demonios, y en tu nombre hicimos muchos milagros? 23 Y entonces les declararé: Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad”.

  2. Este texto debe despertar a todos los carismáticos que tanto hablan de echar fuera los demonios, sanar enfermos y hacer milagros. Si usted pertenece a una iglesia que practica tales cosas recuerde a los de Berea que escudriñaban las Escrituras por sí mismos para ver si es cierto que hacen milagros verdaderos o si son como aquellos mencionados por Jesús en Mateo 7:21-23.

  3. Aun los verdaderos dones del Espíritu Santo cesaron cuando lo perfecto – la completa revelación del Nuevo Testamento – llegó (1 Corintios 13:8-10). “Lo perfecto” de este texto no es Cristo, sino lo que se puso en contraste con “lo que es en parte”, o sea, la revelación incompleta.

  4. Mateo 15:3, “Respondiendo él, les dijo: ¿Por qué también vosotros quebrantáis el mandamiento de Dios por vuestra tradición?”

  5. Todos los católicos y otros que siguen las tradiciones de sus iglesias deben pensar seriamente en este texto porque todas las tradiciones humanas quebrantan mandamientos de Dios. Por ejemplo, la tradición del llamado “bautizo infantil” quebranta el mandamiento del bautismo bíblico (el bautismo del creyente penitente). La misa es tradición que hace burla de la cena del Señor.

  6. Todos los evangélicos deben imitar a los de Berea, escudriñando las Escrituras para darse cuenta de la cadena de errores del calvinismo (pecado original, elección incondicional, expiación limitada, gracia irresistible, perseverancia de los santos)y echarlos a la basura. Sin lugar a duda es lo que hubieran hecho los de Berea porque son doctrinas antibíblicas con las cuales Satanás está cegando a millones para que no obedezcan al evangelio para ser salvos.

  7. Y así sucesivamente toda persona religiosa debe examinar su fe porque hay mucha religión vana (tradiciones y mandamientos de hombres). Mateo 15:8, 9, “Este pueblo de labios me honra; Mas su corazón está lejos de mí. Pues en vano me honran, Enseñando como doctrinas, mandamientos de hombres”. Colosenses 2:8,“Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo”.

  1. MUCHOS SE ENGAÑAN A SÍ MISMOS DICIENDO, “PERO NUESTRO SACERDOTE/PASTOR/EVANGELISTA ES HOMBRE BIEN PREPARADO, ERUDITO, CON MUCHOS AÑOS DE ESTUDIO”.

  2. ¿Son inspirados por el Espíritu Santo?¡CLARO QUE NO! Tampoco son inspirados los padres y abuelos de usted. Repito: los sacerdotes y pastores no son inspirados por el Espíritu Santo. Son meros hombres falibles. Por más que usted ame y respete a sus padres, no son guías infalibles en cuanto a su salvación. Recuerde que ellos también han sido enseñados por sus padres y abuelos.

  3. Los de Berea ¿a quiénes estaban cuestionando? A Pablo y Silas. ¿No tenía Pablo credenciales impresionantes como maestro? ¿No había estudiado en Jerusalén a los pies del famoso Rabí Gamaliel? (Hechos 22:3). ¿No habían oído que en Filipos Pablo había echado fuera el espíritu de adivinación de una muchacha? Pero lo importante es que los de Berea bien sabían que en el Juicio Final ni Pablo ni Gamaliel ni ningún otro famoso maestro responderían por ellos, sino que “cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí” (Romanos 14:12).  “Es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno sea malo” (2 Corintios 5:10).

  4. ¿Le convenía a Pablo cuestionar a Pedro? Gálatas 2:11, 12, “Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. 12 Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión”.

  5. Pedro era apóstol de Cristo muy importante. Recuerde el sermón que predicó el día de Pentecostés y cómo fue a la casa de Cornelio para predicar el primer sermón a los gentiles.

  6. ¿Era correcto que Pablo cuestionara a este apóstol eminente? ¿No merecía más respeto? ¿Podía un hombre de tanto conocimiento y de tanta influencia merecer tal exhortación (reprensión) delante de los hermanos?

  7. ¿Por qué no le exhortó privadamente? ¿Por qué le reprendió delante de todos los hermanos? La respuesta es obvia. Aun Bernabé estaba siguiendo la hipocresía de Pedro y fácilmente muchos otros hermanos le hubieran seguido. Por eso, la reprensión tuvo que ser pública. La defensa de la verdad era mucho más importante que el sentimiento de Pedro.

  8. Ahora bien, ¿usted sinceramente cree que el líder religioso (o los líderes religiosos) que dirigen en la iglesia de la cual usted es miembro son mejores que Pedro y que para mostrarles respeto usted debe seguirles con ojos y oídos tapados? O ¿debe usted escudriñar las Escrituras para ver si lo que le enseñan “es así” (conforme a las Escrituras) y si no, ¿no debe usted imitar a Pablo y reprenderles públicamente cuando enseñan y practican el error (doctrinas y mandamientos de hombres)?

  9. Los sacerdotes, pastores y evangelistas de las iglesias humanas estudian en seminarios o universidades, etc. por muchos años,pero ¿qué estudian? No se engañe por los títulos, diplomas, doctorados, etc. porque todos los años de estudio son dedicados a menospreciar el evangelio puro de Cristo, la iglesia verdadera de Cristo, el culto, organización y obra de la iglesia del Nuevo Testamento, y todo aspecto de la sana doctrina incluyendo los eventos finales. Se dedican tantos años en el estudio de tradiciones (leyes) católicas o los errores de Agustín/Lutero/Calvino. Y luego en sus púlpitos, clases y escritos enseñan lo que han estudiado y aceptado y millones les siguen porque no son nobles como los de Berea.

  10. Si usted acepta sus errores, Jesús le describe a usted como ciego siguiendo a otro ciego (Mateo 15:14).

  1. ¿CUESTIONAR QUÉ?

  2. La Deidad de Cristo. Los que niegan a Cristo (por ejemplo, los testigos contra Jehová) han escudriñado las Escrituras y al descubrir la Deidad de Cristo (Juan 1:1; Romanos 9:5; Tito 2:13; 2 Pedro 1:1; 1 Juan 5:20) han rechazado las Escrituras y en su lugar han producido una PERversión llamada Traducción del Nuevo Mundo con el propósito específico de blasfemar a Cristo diciendo que Él era cosa creada (Colosenses 1:16). Hay que preguntarles ¿qué les ha hecho Cristo para producir tanto desprecio y odio? Cristo murió para salvarles ¿y de esta manera le dan “gracias”? ¿Qué pasará con los que niegan a Cristo? (Mateo 10:32, 33).

  3. El nombre de su iglesia. Al escudriñar las Escrituras verá que no hay Iglesia Católica Romana, Bautista, Metodista, Luterana, Episcopaliana, Pentecostal. No hay nada de mormones, testigos, adventistas y docenas de otras sectas. Entonces ¿por qué aceptar estos nombres humanos? No tiene sentido. Cristo edificó su iglesia (Mateo 16:18), la compró con su sangre (Hechos 20:28). Entonces, ¿por qué despreciarla? ¿Por qué rechazarla? ¿Usted cree que los de Berea hubieran aceptado tales nombres humanos?

  4. El gobierno de la iglesia. Hechos 14:23, Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído”. Este texto enseña claramente la autonomía de cada congregación. Estos ancianos son los “obispos” de la congregación. Hechos 20:28, Pablo dijo a los ancianos de Éfeso, “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre”. Estos son los “pastores” de cada congregación (Hebreos 13:7, 17). Usted debe cuestionar el gobierno de su iglesia. Si tiene un solo “pastor”, usted no hallará tal práctica en las Escrituras, ni mucho menos hallará obispos sobre varias iglesias o cardenales sobre distritos, etc. En cuanto al papado de Roma, este puesto carnal y grotesco se describe en 2 Tesalonicenses 2, como el colmo de la apostasía.

  5. El culto de la iglesia. Música instrumental. Los de Berea, al escudriñar las Escrituras no habrían encontrado nada de música instrumental en la iglesia de Cristo. Más bien, cantaban himnos (Efesios 5:19; Colosenses 3:16) y participaban de la cena del Señor el primer día de la semana (Hechos 20:7). Igualmente cada primer día de la semana ofrendaban para ayudar a los santos necesitados y para sostener a los evangelistas (1 Corintios 16:1, 2; Filipenses 4:15, 16). Usted debe escudriñar las Escrituras y cuestionar la práctica de exigir el diezmo. Hallará en Números 18:21 que el diezmo pertenece a la ley de Moisés y era para sostener a los levitas. Los que usan instrumentos de música en el culto de la iglesia e imponen el diezmo son judaizantes (Hechos 15:1).

  6. La obra de la iglesia. Si usted escudriña las Escrituras verá que la iglesia del Nuevo Testamento no se metió en asuntos políticos. Tampoco predicó un “evangelio social” para ministrar supuestamente “al hombre entero”. Las iglesias de Cristo (Romanos 16:16) no tenían cocinas y comedores, gimnasios y canchas de basketbol, etc. porque como dice 1 Timoteo 3:15, la iglesia es “columna y baluarte de la verdad”. Su obra es espiritual, la de predicar el evangelio y ganar almas para Cristo. No tenían fiestas y deportes para atraer a los jóvenes porque el poder de Dios para ganar almas no es la diversión sino el evangelio de Cristo (Romanos 1:16).

  7. F. Mujeres como predicadoras. ¿Usted acepta que la mujer predique aunque Pablo dice enfáticamente que no permitió que la mujer tuviera autoridad sobre el hombre? (1 Timoteo 2:12). Amigo, usted debe cuestionar las prácticas de su iglesia. Si la mujeres predican, escudriñe las Escrituras, no encontrará tal práctica en la iglesia verdadera del Nuevo Testamento.

  8. Hablar en lenguas. Es muy importante que usted esté dispuesto a cuestionar esta práctica. Si escudriña las Escrituras como lo hicieron los nobles bereanos va a descubrir que las lenguas que los apóstoles hablaron eran idiomas. Hechos 2:8, “¿Cómo, pues, les oímos nosotros hablar cada uno en nuestra lengua en la que hemos nacido?” Las supuestas “lenguas” que se oyen en algunas iglesias pentecostales y otras carismáticas hacen burla de las verdaderas lenguas que los apóstoles hablaron, que eran los idiomas de la gente de varias naciones. Las lenguas mencionadas por Pablo en 1 Corintios 14 también eran idiomas como indicado en el versículo 10. (La palabra “extraña” en el versículo 4 y la palabra “desconocida” en los versículos 14 y 19 no están en el griego). Además, “cesarán las lenguas … cuando venga lo perfecto” (1 Corintios 13:8-10).

  9. Igualmente miembros de la iglesia de Cristo deben cuestionar prácticas modernas como la “iglesia patrocinadora” e instituciones humanas para hacer la obra de la iglesia.

CONCLUSIÓN.

  1. En fin, toda doctrina predicada, enseñada y practicada debe ser examinada a la luz de la palabra de Dios. Deje que las Escrituras sean la verdadera regla infalible de la fe. No acepte las tradiciones humanas. No acepte los mandamientos de hombres.

  2. Pregúntese a sí mismo si está dispuesto a cuestionar lo que cree y practica religiosamente. ¿Está dispuesto a obedecer 1 Tesalonicenses 5:21? “Examinadlo todo, retener lo bueno”. ¿Tiene temor de cuestionar su fe y práctica? Recuerde que la verdad no teme la investigación.

  3. ¿Está dispuesto a continuar en una iglesia donde no hablan conforme a las palabras de Dios? 1 Pedro 4:11? ¿Sinceramente piensa que los mandamientos de hombres son superiores a los mandamientos de Cristo? (Mateo 15:8, 9).

  4. Pregúntese acerca de cada práctica si es del cielo o si es de los hombres. Si es del cielo se puede encontrar enseñada claramente en el Nuevo Testamento.

  5. Los testigos rehúsan aceptar un folleto (mucho menos una Biblia) que no sean de Brooklyn. Son esclavos de alto grado de la “atalaya”. Han regalado su mente, su voluntad, su alma, su todoa esta falsa jerarquía. ¡Qué tragedia! Pero, usted mi buen amigo, ¿hace lo mismo y rehúsa escudriñar las Escrituras para ver si son ciertas las enseñanzas que le ofrecen su pastor o sacerdote?

  6. F. LA SALVACIÓN DE SU ALMA ESTÁ EN JUEGO.

  7. Hechos 17:12, “Así que creyeron muchos de ellos”. Es lo que pasa cuando personas sinceras (nobles) como los de Berea examinan las Escrituras para ver si es cierto que deben oír el evangelio puro (Romanos 10:17), creerlo como lo hicieron ellos, arrepentirse de sus pecados (Hechos 17:30, 31), confesar su fe en Cristo como el Hijo de Dios (Dios el Hijo; es decir, confesar que Cristo es Dios) (Mateo 10:32, 33; Hechos 8:37) y ser bautizado en agua para el perdón de sus pecados (Hechos 2:38; 8:38; 22:16) para ser añadido a la iglesia que Cristo estableció (Hechos 2:47).

—-

Wayne Partain

www.waynepartain.com

Leave a Reply