HAGA LA DIFERENCIA:

INTRODUCCIÓN: La Palabra de nuestro Dios es completa y muy importante para todos nosotros. Pero es importante que hagamos la diferencia cuales libros de los 66 libros que tenemos en la Biblia son para nosotros los que vivimos hoy. Ósea cuales son los que tenemos que obedecer. Leamos
2 Timoteo 3:16-17, el apóstol Pablo nos enseña que toda la escritura es inspirada por Dios, y toda debe de ser parte importante de nuestra lectura y meditación.
También el mismo apóstol nos enseña en
Romanos 15:4, que todo lo que se escribió antes es para nuestra enseñanza, hay consuelo en toda la palabra de nuestro Dios.

I. EL ANTIGUO TESTAMENTO ERA UN PACTO NACIONAL: Deuteronomio 5:1-3.

A. En estos versículos aprendemos que Moisés enseño al pueblo que los mandamientos que estaban recibiendo ese día era solo para ellos y sus descendientes. Este era un pacto nacional solo hecho con Israel. Habían muchos pueblos alrededor pero Dios estaba escogiendo a Israel y el mediador era Moisés.
B. A través del profeta Malaquías 4:4, Dios les vuelve a recordar el momento cuando Dios hizo un pacto con ellos. El pacto era entre Dios y el pueblo de Israel, y se necesitaba fidelidad y en este punto el pueblo fallo, no mantuvo su fidelidad a Dios.
C. Dios por medio del profeta Jeremías 31:31-34, promete hacer un nuevo pacto porque ellos invalidaron el primero.

II. EL NUEVO TESTAMENTO ES UN PACTO MUNDIAL: Juan 3:16.

A. En este hermoso verso nuestro Dios nos revela que su hijo vino al mundo para salvar a toda la humanidad. Dios nuestro Padre no hizo diferencia de raza ni de color porque todos estábamos afectados por el pecado, como dice el apóstol Pablo a los Romanos en Romanos 3:23.
B. Por eso Cristo mando a sus apóstoles a predicar el evangelio a todo el mundo, veamos Mateo 28:18-20. Y vemos en el libro de los hechos que así lo hicieron empezando en Jerusalén.
C. Dios desea que todos los hombres sean salvos, veamos 1 Timoteo 2:4. Pero también desea que conozcan la verdad. No hay salvación sin conocer la verdad. Entonces la salvación tiene dos partes y son la de Dios y la del hombre. Veamos también 2 Pedro 3:9, donde el apóstol Pedro nos enseña que Dios no desea condenar a nadie ni a uno. Pero el hombre tiene que moverse a Dios en arrepentimiento.

III. AHORA PODEMOS VER QUE LOS DOS PACTOS ERAN CON PROPÓSITOS DIFERENTES: Efesios 2:15.

A. La nación de Israel fue escogido por Dios para ser su pueblo escogido y especial, para que a través de esta nación pudiera venir el Mesías, el Salvador del mundo. Fue muy necesario que Israel se quedara muy apartado de las otras naciones. Por lo tanto, se les dio una tierra especial, una ley especial, y costumbres especiales y peculiares. Veamos Ester 3:8.
B. Pero las leyes del nuevo testamento son para toda la humanidad. Cristo viene para llevarnos al Padre a todos y lo tuvo que hacer quitando lo que nos separaba que era la ley de Moisés: Colosenses 2:14, y Hebreos 7:12-14.
C. Toda la ley de Moisés fue anulada con la muerte de Jesús.
D. La ley era sombra de los bienes venideros: Hebreos 10:1.
E. La ley era un ayo para llevarnos a Cristo: Gálatas 3:24.

CONCLUSIÓN: Que podamos aprender la importancia de hacer la diferencia entre los dos pactos para que solo obedezcamos a Cristo y a los apóstoles y ya no a Moisés ni a los profetas del antiguo testamento: Mateo 17:1-5 y Hebreos 1:1-2.
Solo así podrán muchas personas dejar de obedecer mandamientos que no fueron para nosotros, solo para el pueblo de Israel.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*