Honroso Sea En Todos El Matrimonio:

Hebreos 13:4

El matrimonio es ordenado por Dios, del Creador para los creados.
En el principio Dios expreso su voluntad. Gén. 2:18
El propósito: compañerismo. Gén. 2:24
“Unirá” (pegar, cementar, como metales soldados). Efe. 5:22-25
“Una sola carne” (relación marital). 1 Cor. 7:2-5
El fruto de esta unión: “Ayuda idónea”.

Dios instituyo el matrimonio, por lo tanto El lo regula, sanciona y juzga
todo con referencia a él.
Su voluntad es dada a conocer por medio de Sus leyes.
Fue diseñada para nuestro bien. Deut. 6:24-25
Diseñada para bendición del hombre y su felicidad. Deut. 10:12-13
Es para toda la humanidad, cada criatura.

El matrimonio envuelve tres elementos relacionados con el hombre
más uno divino.
El matrimonio no es simplemente:
Un acuerdo a entrar en una unión sexual.
Esto es simplemente fornicación. Mateo 5:28
Sanción civil: cumplir con la aprobación de la sociedad.
Leyes humanas a menudo permiten lo Dios no.
Cohabitar: Unión sexual. Esto es simplemente fornicación.
Estos tres deben existir, pero no aislados uno del otro.
Debe ser: amor, matrimonio, sexo, en ese orden.
El sexo es un privilegio del matrimonio.

Ley divina: el cuarto elemento, sanción divina.
Dios juzgara los que quiebran esta ley. Heb. 13:4
No hay violación de ley donde no existe ley. Rom. 4:15; 5:13
Conclusión: Dios tiene una ley referente al matrimonio.

Para evitar fornicación, cásense. 1 Cor. 7:1-5
La relación sexual fue diseñada por Dios solamente para dentro del
matrimonio.
El cuerpo no fue creado para fornicación. 1 Cor. 6:13-19.

Por: Guillermo Álvarez.
Hillsboro; Ohio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.