JESÚS SANA A UN CIEGO DE NACIMIENTO:

 – Juan 9:1-12

Jesús vio en este hombre la oportunidad de hacer la obra de Dios. No para hacer conjetura de quien haya pecado él o sus padres, sino para ensalzar el nombre de Dios. Les invito a considerar algunas lecciones de este milagro.
Que nuestra fe tiene que crecer, “(Rom 10:17 RV60) Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Jua 20:31 RV60) Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre.” La fe de este hombre creció, v. 11 aquel que se llama Jesús, v. 17 que es profeta, v. 33 que procede de Dios. Demostrando así que su fe había crecido con respecto a Jesús.
Tenemos que defender la verdad, “(Jua 9:30 RV60) Respondió el hombre, y les dijo: Pues esto es lo maravilloso, que vosotros no sepáis de dónde sea, y a mí me abrió los ojos. (Jua 9:33 RV60) Si éste no viniera de Dios, nada podría hacer.” En estos versículos este presenta una excelente defensa, algo que molesto mucho a los fariseos.
Dios nos consuela cuando nos expulsan por defender la verdad, “(Jua 9:35 RV60) Oyó Jesús que le habían expulsado; y hallándole, le dijo: ¿Crees tú en el Hijo de Dios? “
Dios no oye los que están en pecado, “(Jua 9:31 RV60) Y sabemos que Dios no oye a los pecadores… (Isa 59:2 RV60) pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros su rostro para no oír.”
Dios obra en aquel que hace la voluntad de El. “(Jua 9:31 RV60) …pero si alguno es temeroso de Dios, y hace su voluntad, a ése oye.”

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*