LA GRANDEZA DE LO INSIGNIFICANTE:

Introducción:
1. Lo insignificante llega a ser mucho en las manos de Dios, Él puede obrar por medio de lo insignificante. Él dice en Zac. 4:10; “Porque los que menospreciaron el día de las pequeñeces se alegrarán, y verán la plomada en la mano de Zorobabel”. Príncipe de Judá
2. El día de las cosas pequeñas es el día de las cosas preciosas, y será el día de las grandes cosas. En las escrituras vemos que los poderosos hechos de Dios, vienen por cosas sencillas y pequeñas.

I: En la Biblia podemos ver muchos de estos ejemplos maravillosos.
A. Un poco de aceite y harina proveyó comida durante muchos días para la viuda en Sarepta de Sidón y el Profeta Elías; 1 Reyes 17:14-15; Lucas 4:25-26.
B. Una pequeña sierva de Naamán, general del ejército de Siria, fue el instrumento de Dios que le trajo a Naamán la vida, y salud; 2 Reyes 5:2-3; Lucas 4:27.
C. El joven David armado solamente con una onda y piedra salvo al pueblo de Dios de la mano de los filisteos, cuando estos los tenían atemorizados junto con el rey; 1 Sam. 17:11, 16, 45-52.
D. En una pequeña vasija de aceite, Dios proveyó para una viuda pobre y los suyos; 2 Reyes 4:1-7. Eliseo alivio efectivamente la angustia de esta pobre viuda y le dio la manera de cómo podría pagar su deuda, y de mantenerse a sí misma y a su familia.
E. Una abundancia de lluvia desciende de una nube, que empezó como el tamaño de una mano; 1 Reyes 18:41-45. Grandes bendiciones a menudo surgen de pequeños principios, y lluvias de abundancia de una pequeña nube como la palma de la mano de un hombre. Por lo tanto, nunca despreciemos las cosas pequeñas, sino tengamos esperanza y esperemos grandes cosas de Él.
F. Cuadro miserables leprosos salvaron a la ciudad de Samaria; 2 Reyes 7:3-20. Medida seah era 7.3 litros, y un siclo era 11.4 gramos de plata. Habría provisiones, pero a un precio muy alto.
G. Cinco panes y dos peces alimentan a una multitud; Juan 6:1-13. Cuando Pedro dijo “aquí está un muchacho cinco panes de cebada y dos pececillos más, ¿qué es esto para tantos? Cuando se hubieron saciado, se recogió doce cestas de pedazos que sobraron de los cinco panes.
H. Hombres sin letras hablaron con denuedo la palabra de Dios; Hechos 4:13. Hombres sin letras, sin el beneficio de la educación, y hombres ignorantes. La gente que los oyó hablar estaban sorprendidos de que se atrevieran a hablar en público; Mat. 4:18-21; 1 Cor. 4:13.
I. De lo insignificante, de lo necio para el mundo, escogió Dios para avergonzar a los sabios, y lo que no es, para deshacer lo que es; 1 Cor. 1:27-28. Para muchos judíos la conversión de los gentiles no era aceptable, Cristo murió para traer salvación a todos, judíos o gentiles; Gál. 3:27-28.

II: Cuantas personas no se atreven a hacer algo para Dios, porque ven y sienten que no pueden hacer cosas grandes.
A. Dios dio a cada uno la capacidad de hacer lo que Él nos ha mandado, nadie tiene excusa; Rom. 12:6-8; 1 Cor. 12:28-30.
B. Queridos hermanos, lo que tengamos a la mano, usémoslo para Dios, haciéndolo con diligencia.
C. El que es fiel en lo poco, es el hombre que agrada a Dios, y al que Dios va a galardonar con mucho; Mateo 25:21-23. Aquellos que con razón mejoren sus talentos serán, a la vuelta de Cristo, promovidos a grandes honores en el cielo, y serán participantes de las alegrías de su Señor en el mundo de gloria; Mateo 25:34. El trabajo mandado para hacer aquí, es tan poco comparado con las glorias de cielo que Cristo nos dará en aquel día.

CONCLUSION:
A. Dios no nos va a pedir más de lo que no podemos hacer.
B. Dios siempre a hecho cosas grandes con cosas muy pequeñas; Proverbios 30:24-28.
C. Hagamos el trabajo que tenemos que hacer, sin excusas; Proverbios 6:6-8.

 

Por: Juan Antonio Salazar.

Arlington, Texas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*