LA INDIFERENCIA A LAS COSAS DE DIOS:

TEXTO: MALAQUIAS 1:13

INTRODUCCIÓN:
A. La palabra “INDIFERENCIA”.- Es el estado del animo en que no se tiene inclinación ni repugnancia a un objeto, negocio o persona. “INDIFERENTE”.- Que no presenta motivo de preferencia, que causa poca impresión sin interés, que por nada se conmueve, que no siente inclinación propia. (Diccionario Pequeño Larousse ilustrado). Pág.573. Año 1994.
B. Los Judíos habían llevado a la indiferencia hacia la adoración a Dios, por eso ellos decían que “FASTIDIO”. V.13. Y por esa indiferencia habían llegado a ofrecer lo peor en el culto a Dios, lo robado, lo cojo, lo dañado, o enfermo V.8,13. Habían caído en la indiferencia.
C. Nosotros también podemos caer en ese error de la indiferencia a las cosas de Dios, vamos haber algunas cosas que nos hacen ver cuando estamos cayendo en la indiferencia hacia las cosas de Dios.
D. Esperando que cada uno nos podamos examinar. II.Cor.13:5. para ver cuando estados cayendo en la indiferencia y podamos corregir nuestra indiferencia.

I. LA INDIFERENCIA EN LAS REUNIONES LOS DÍAS DOMINGOS.
A. Sabemos que es un mandamiento reunirnos los días domingos. Hechos.20:7; I Cor.16:2. Pero muchos hermanos son indiferentes a las reuniones los días domingos. ¿Como?.
1. Algunos no se reúnen ese día, por hacer otras cosas, por ir de paseo, por el trabajo, el negocio etc. Cuando no nos reunimos demostramos indiferencia. Heb.10:25.
2. Y si nos reunimos llegamos tarde a la reunión cuando esta ya ha empezado. Es otra manera de indiferencia hacia la reunión de Dios.
3. Y solo llegamos a dormir, muchos estan dormido a la hora de la clase bíblica o a la hora del sermón, o estan platicando con el que tienen más cerca, o se levantan a tomar agua o ir al baño. No estan atento a la reunión de Dios. O cuando sirven la mesa del Señor, muchos le dan del pan al niño, o del jugo de la vid. Esto es menospreciar la cena del Señor. Es otra manera que podemos estar demostrando indiferencia a Dios. Parece que venimos a hacer de todo menos a adorar a Dios.
4. Muchos son indiferentes a los cantos, muchos hermanos no cantan, lo mismo sucede con la oración muchos no respetan el momento de la oración, estan haciendo bulla, o no oran. Todo estos demuestra un desorden en el servicio a Dios. I Cor.14:40.
5. Somos indiferentes cuando no ofrendamos a como hemos prosperado. I Cor.16:1-2. Cuando ofrendamos de lo que nos sobra estamos siendo indiferentes a este mandamiento.
B. Cuidado estamos cayendo en la indiferencia en las reuniones los días domingo. Y por eso ofrecemos con indiferencia una adoración a Dios. Demos lo mejor a Dios en su servicio.

II. LA INDIFERENCIA EN EL HOGAR.
A. También podemos caer en la indiferencia en el hogar. ¿Como?.
1. Caemos en la indiferencia en el hogar cuando el marido no es cabeza del hogar. Ef.5:23. Cuando el marido no es el guía del hogar esta fallando, esta viendo con indiferencia él puesto que Dios le ha dado como cabeza del hogar.
a. Cuando no ama a su esposa. Ef.5:25,28-29,33. La indiferencia se ve cuando el marido no ama a su mujer, por eso la golpea, la maltrata, la insulta. Etc. Esta viendo con indiferencia el mandamiento de Dios de amar a su esposa como a sí mismo.
2. Cuando la mujer no respeta a su marido. Ef.5:33. Y no lo ve como cabeza del hogar esta siendo indiferente. Cuando no se sujeta. Ef.5:22. Como la reina Vastí que no obedecio a su marido. Ester.1:11-12. Muchas mujeres son desobedientes a sus maridos. Y caen en la indiferencia.
3. Cuando no se disciplina al niño en la intrucción del Señor. Ef.6:4. Los padres caen en la indiferencia cuando no disciplinan al niño, no lo corrigen, cuando dejan que los niños hagan lo que desean, ellos estan siendo indiferentes a Dios. Como Elí con sus hijos que no los reprendió cuando no fueron obedientes a Dios. I Sam.3:13. Y cuando él Señor dijo lo que le iba a suceder él dijo con indiferencia. “QUE HAGA LO BIEN LE PAREZCA”. V.18. Muchos podemos ser como Elí indiferentes para corregir a los hijos.
4. Cuando los hijos no obedecen a sus padres. Ef.6:1-3. Ellos estan siendo indiferentes a los mandamientos de Dios. Cuidado con la indiferencia en el hogar. Al no cumplir con los mandamientos de Dios.

III. LA INDIFERENCIA A ESTUDIAR LA PALABRA DE DIOS.
A. Muchos de nosotros somos indiferentes a la palabra de Dios, cuando no le dedicamos tiempos a estudiarla. ¿Cuantas horas estudiamos la palabra de Dios?. Cuando algún hermano nos visita para estudiar la palabra de Dios con nosotros en el hogar, decimos estamos ocupado haciendo los quehaceres de la casa, como Marta. Lucas.10:38-42. Ella fue indiferente a la cosa más importante la palabra de Dios. ¿Cuantos de nosotros no tenemos esta actitud como Marta?.
1. Debemos desear la palabra de Dios. I Ped.2:2 .
2. Debemos crecer en ella. II Ped.3:18.
3. Ella es la espada para combatir al enemigo. Ef.6:17.
B. No seamos indiferentes a la palabra de Dios, dediquemos tiempo a ella.

IV. LA INDIFERENCIA EN LA PREDICACIÓN.
A. Hay mucha indiferencia en la predicación del evangelio, tenemos el mandamiento de predicar. Mat.28:18-20. Marcos.16:15-16. Pero somos indiferentes por que no queremos predicar el evangelio a los perdidos, somos indiferentes a las almas que día a día sé estan perdiendo eterna mente por que no queremos predicar el evangelio a estas personas que no conocen a Dios. Muchas veces ponemos de pretexto el tiempo pero la verdad es que hay una gran indiferencia a la evangelización de las almas.
B. Ya es tiempo que despertemos y cumplamos este mandamiento de la predicación busquemos las almas que sé estan perdiendo no seamos indiferentes a ellas.

V. LA INDIFERENCIA A LOS HERMANOS.
A. También hay mucha indiferencia hacia los hermanos. ¿Como?.
1. Cuando un hermano esta enfermo. No le vamos a visitar. Sant.1:27. Hay una indiferencia hacia el hermano.
2. Igual pasa con el hermano que esta desanimado. I Tes.5:14. No les vamos animar ni ayudar en sus problemas.
3. O Cuando el hermano peca. Gál.6:1. No les vamos a exhortar somos indiferentes a ayudar al hermano con su pecado para que lo deje y vuelva a la comunión. Igual con el hermano que se retira no lo visitamos para que regrese. No lo buscamos lo dejamos.
4. También hay indiferencia en ayudar económica mente a un hermano cuando este esta pasando alguna necesidad. Rom.12:13. Somos indiferentes a la necesidad del hermano.

CONCLUSIÓN:
A. La indiferencia. “No tener interés a las cosas de Dios”. Nos puede llevar a la ruina y esta ruina puede ser eterna si no nos arrepentimos a tiempo, y dejamos de ser indiferentes a lo que Dios nos manda.
B. Dios ya no deseaba que los Judíos llegaran a ofrecer sacrificio. Mal.1:10. Asi puede pasar con nosotros si estamos siendo indiferentes a las cosas de Dios. Dios desearía que no le siguiéramos ofreciendo un servicio con indiferencia.
C. No seamos indiferentes. Heb.2:1-4. No seamos como la iglesia de la Laodicea. Apoc.3:14-17. Una iglesia que es indiferente a las cosas de Dios. Será vomitada de su boca. Esta es una expresión dura pero es la verdad de Dios.
D. Seamos fieles a Dios, y no sigamos siendo indiferentes a sus mandamientos. Cumplamos fiel mente. Para que Dios se agrade de nosotros.

MARIO JAVIER MORENO CHÁVEZ
2-1-2002.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*