LA MUJER CANANEA:

TEXTO: MATEO.15:21-18; MARCOS.7:24-30.

INTRODUCCIÓN:
A. Aquí tenemos el famoso episodio de sacar el demonio de la hija de una mujer Cananea- Originaria de aquella parte de Canaán, Osea de la provincia Romana de Siria. “Dice de Sirofenicia”- Mateo emplea el nombre que en el Antiguo Testamento se daba a palestina y a sus habitantes paganos.
B. Este relato contiene detalles singulares, sorprendente y conmovedores, que sacan una luz favorable para los pobres y despreciados gentiles.
C. Vamos a sacar varias lecciones que esta mujer nos enseña, como es la fe- La humildad- La constancia- La paciencia- La persistencia.

I. SALIENDO DE ALLÍ. MATEO.15:21. O LEVANTÁNDOSE DE ALLÍ. MARCOS.7:24.
A. Él escritor esta hablando de la salida de Jesús de Genesaret. Mat.14:34; Marcos.6:53. Jesús se encontraba allí y se retira a la región de Tiro y Sidón.
B. Marcos nos da un detalle muy importante dice que Jesús entro en una casa. Marcos.7:24. La mujer Cananea. Mat.15:22. Esta mujer siendo gentil no pertenecía a la ciudadanía de Israel, estaba excluida. Ef.2:12.
C. Esta mujer se dirigió a Jesús gritando como alguien que pide socorro con urgencia, Marcos nos hace ver la humildad de esta mujer, “Se arrodillo antes Jesús”. Marcos.7:25.
D. Le expone lo terrible del caso. “Mi hija es gravemente atormentada por un demonio”. Los tormentos de los hijos son la aflicción de los padres, los padres que aman tiernamente a sus hijos, sienten como en su propia carne las enfermedades de sus hijos.
E. Las aflicciones no han de apartarnos de Cristo. Hechos.14:22; I Tes.3:3; II Tim.3:12. Al contrario es en la necesidad cuando más debemos de acercarnos a Dios, como el ejemplo del mismo Cristo. Mat.26:37-39. Debemos echar toda nuestra ansiedad sobre él. I Ped.5:7.
F. Esta mujer llega con fe y reverencia. Le demando compasión. “Señor hijo de David, ten compasión de mi”. Mar.7:26. Dice que le rogaba, ella pide compasión. No tiene otra cosa que pedir o apelar derechos, méritos o esfuerzos. No como el Fariseo que creía que tenia méritos por ayunar, diezmar. Lucas.18:9-12. Debemos ser como el recaudador de impuesto. Lucas.18:13-14. Dependiendo únicamente de la misericordia de Cristo. “Por que él nos hizo, y por que en él vivimos”. Hechos.17:24,28.

II. LA FORMA TAN DESALENTADORA CON QUE CRISTO LA TRATO AL PRINCIPIO. MATEO.15:23-24.
A. Jesús no le respondió palabra. V.23. Cuando ella grito, Jesús no le respondió palabra, los odios de Jesús estaban siempre abierto y atentos a los clamores de los pobres que le suplicaban ayuda. Por ejemplo los diez leprosos. Lucas.17:13.
B. Pero se hizo el sordo a esta mujer, asi que ella no pudo conseguir nada al principio, ni ayuda ni respuesta.
C. No toda oración aceptada es contestada inmediatamente. A veces parece que Dios no hace caso de las oraciones de los suyos, como Pablo rogó tres veces. II Cor.12:7-8. Pero Dios nos oye I Ped.3:12. Pero quieres que seamos insistentes en la oración. Lucas.18:1-8.
D. Los discípulos interceden por ella. “Dile que se vaya, por que viene gritando detrás de nosotros”. V.23. La respuesta de Jesús a sus discípulos parecía acabar del todo con la esperanza de la mujer. “No he sido enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel”. V.24. Dios había estado preparando pacientemente al pueblo de Israel. Del que había de salir el redentor. Para que le acogiesen cuando él viniera, escucharan y recibieran sus enseñanzas. Pero los suyos no le recibieron. Juan.1:11. Jesús se limito asi a instruir a las ovejas de Israel. Por eso no solo no responde a esta mujer, sino que argumenta en contra de ella, dando una razón convincente.
E. Cuando la mujer se acerco a Jesús he insistió en su petición, postrada ante él en adoración. Marcos.7:26; Mat.15:25. Él insistió en su rechazo añadiendo a la mujer un reproche humillante. “No esta bien tomar el pan de los hijos y echarlos a los perrillos”. Mat.15:26; Marcos.7:27. Jesús no se refiere a los perros callejeros, sino a los perrillos domésticos o falderos como indica el término Griego.
F. Esta respuesta de Jesús parecía cerrarle todas las puertas de la esperanza y la habría llevado a la desesperación, sino hubiese tenido una fe tan grande. Esto es lo que Jesús dice contra esa mujer Cananea; ¿Cómo puede ella esperar comer del pan de los hijos, cuando no pertenece a la familia?. Por aquí vemos que Cristo humilla primero y provoca el sentimiento de la propia indignidad de las personas, que él quiere elevar aun honor especial. Mat.23:12; Sant.4:6; I Ped.5:5.
G. Para poder ser exaltado debemos humillarnos bajo la poderosa mano de Dios. I Ped.5:6. Para que él nos exalte. Debemos imitar el ejemplo de esta mujer y de Cristo. Fil.2:5-9. Se humillo para ser exaltado.
H. Más de una persona con esta prueba tan fuerte se habría hundido en el silencio o habría estallado en lamentos. Esta mujer podría haber dicho. “Más me hubiera valido haberme quedado en mi casa”- “No solo no me hace caso, sino que me llama perro”. ¿ Este es el hijo de David?. ¿Él que tiene tanta fama de ser amable, tierno y compasivo?. ¿No soy un perro, soy una mujer honesta y desesperada?.
I. Ella insistió una y otra vez. Cuando mayor sea la angustia que sentimos en nuestra propia carne. Tanto mayor debe ser la insistencia con que hemos de suplicar que él Señor nos ayude. Esta mujer fue cada vez mejor, en vez de quejarse y echarle la culpa a Jesús tomó la misma represión de Cristo con toda humildad y pide unas migajas de la compasión de Cristo. Mat.15:27; Marcos.7:28. Como diciendo “Si soy Israelista o no, eso no importa, aquí vengo al “Hijo de David” en busca de misericordia, y no le dejare hasta que me reciba”. Como Jacob. Gen.32:26. Asi lucho Jacob con él ángel asi lucho Jesús en su agonía de Getsemani.
J. La humildad y la necesidad de esta mujer hicieron que se contentara con unas migajas, pero caidas de las mesas de Jesús eran suficiente, bajo la cual son alimentados los perrillos, asi como los hijos comen alrededor de la mesa, siendo Jesús él amo de la mesa se consideraba como un perrillo de Jesús, como el caso del rico y Lázaro. Lucas.16:19-21. Lázaro deseaba saciarse de las migajas que caían, al igual esta mujer desea saciarse de estas migajas.
K. Por que mejor es un dia en tus atrios que mil fueras de ellos. Salmos.84:10. ¡Cuan bueno es estar en la casa de Dios, aunque solo sea en el atrio!. Quienes son consiente de no merecer nada, son también agradecidos con Dios, por que todo lo que viene de Dios tiene gran valor. La fe había estimulado a esta mujer a esperar las migajas, y la humildad la había preparado para contentarse con ella.
L. El gran éxito que la constancia, la humildad y la fe de esta mujer le consiguió, salió de la prueba consolada y exaltada por Jesús. “Oh mujer grande es tú fe”. Mat.15:28. Jesús exalta la fe de esta mujer Cananea, como había exaltado la fe de otros gentiles, él centurión. Mat.8:10. Lo que exalta es la fe de esta mujer Cananea, la mujer había mostrado otras muchas cualidades en esta ocasión. Sabiduría- Humildad- Perseverancia. Pero todas ellas eran producto de la fe.
M. Aunque la fe de todos los creyentes es igualmente preciosa, no en todo tiene la misma fuerza. Por que no todo los creyentes han alcanzado la misma estatura o madurez espiritual. La grandeza de la fe, consiste en la firmeza para seguir a Jesucristo. Aun en los momentos más difíciles de nuestra vida.
N. Jesús pues, curó a la hija de esta mujer. “Hágase contigo como quieres”. Mat.15:28; Marcos.7:29. Y tan pronto como Jesús pronunció estas palabras, se realizo el milagro. “Y su hija quedo sana desde aquel momento”. Mat.15:28. A la palabra siguió inmediatamente el milagro. La fe de la madre prevaleció para la curación de su hija.

CONCLUSIÓN:
A. Imitemos el ejemplo de esta mujer que con su:
1. Paciencia.
2. Sabiduría.
3. Humildad.
4. Mansedumbre.
5. Perseverancia.
6. Fe.
B. Logró sanar a su hija, y que Jesús exaltará su fe.

¡QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS!
MARIO JAVIER MORENO CHÁVEZ
VILLA REVOLUCIÓN, SECTOR: “A”
ANDEN: 7, CASA: 1525-26.
MANAGUA-NICRAGUA.
FECHA. 3-9-1995.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*