“LA ORACIÓN”:

I. LA NECESIDAD DE ORAR:
A. “También les refirió una parábola sobre la necesidad de orar siempre y no desmayar”. Lucas.18:1. Con vista a ser necesario. “NO DESMAYAR”- Literalmente, no ceder ante el mal, volverse cobarde, perder corazón, comportarse mal. “IMÁGENES VERBALES”.
B. “ORAD SIN CESAR”. I Tes.5:17.
C. La oración es hablar con nuestro Padre celestial, Jesús oro muchas veces, hablando con su Padre. Él nos enseña a orar: “PADRE NUESTRO QUE ESTAS EN LOS CIELOS”. Mat.6:9. Dios no solo desea que sus hijos oren, él sabe que lo necesitamos. La oración es como nuestra respiración espiritual, sin ella no podemos vivir. La oración y el estudio de la Biblia nunca pueden separarse, ambas cosas son esenciales a la vida cristiana. Prov.28:9. Dios nos habla por medio de la Biblia y espera que en ella le oigamos y le prestemos atención, nosotros le hablamos a él por medio de la oración y esperamos que nos escuche y nos responda favorablemente, pero no podemos esperar que él nos escuche si nosotros no le escuchamos a él.

II. EL LUGAR DONDE ORAR:
A. Mat.6:6. “APOSENTO… CERRADA LA PUERTA”. O en cualquier lugar retirado y solitario, Isaac salía al campo. Gen.24:63. Cristo en un lugar solitario. Marcos.1:35. También subía al monte. Mat.14:23. Pedro a la azotea. Hechos.10:9. No es pecado orar en público. El pecado es cuando lo hacemos para ser visto por los hombres como los hipócritas. Mat.6:5. Aposento- Se trata asi de un almacén, de un apartamento privado de uno, donde uno puede apartarse del mundo y cerrar el mundo de sí, y tener comunión con Dios. “IMÁGENES VERBALES”.
B. Hechos.12:12. Muchos estaban reunidos orando, debemos orar tanto a solas con Dios, como con otros hermanos. Hechos.2:42. Pero nunca debemos orar para ser visto o oídos por los hombres.
C. No descuidemos la oración privada. Todos los grandes hombres de Dios, han pasado mucho tiempo en la oración, en la Biblia vemos ejemplo como él de Jesús. Lucas.6:12. Daniel. Dan.6:10; Pablo. II Tim.1:3.
D. Debemos acostumbrarnos a orar, dando gracias a Dios antes de comer. Mat.14:19; Hechos.27:35. En la madrugada, debemos comenzar el dia con la oración, en la noche debemos terminar con la oración.
E. Realmente debemos de estar orando a Dios todo el dia. Salmos.55:16-17. En la oración siempre hallamos consuelo, y por lo tanto en ella debemos permanecer. Quienes piensan que no pueden pasar sin tres comidas al dia para el cuerpo. Deberíamos pensar que menos se puede pasar sin tres oraciones al dia para el alma y habríamos de tenerlas como un refrigerio, no como una obligación.

III. ¿POR QUIENES DEBERÍAMOS ORAR?:
A. “Y TODO LO QUE PIDIERAMOS EN ORACIÓN CREYENDO, LO RECIBIREIS”. Mat.21.22. La condición pues, para recibir es orar creyendo, asi no serán negadas las peticiones de la oración.
B. Debemos pedir a Dios por todas las cosas, no importa ni cuán pequeña sea la necesidad, ni cuán grande, todo lo podemos llevar a Dios en oración.
C. Hagamos una lista por las cuales la Biblia nos enseña a orar:
1. Por todos los hombres, especialmente los gobernantes. I Tim.2:1-4.
2. Los inconversos. Rom.10:1.
3. Los unos por los otros. Ef.6:18-19; Sant.5:16.
4. Por los que predican el evangelio. II Tes.3:1-2.
5. Por los enemigos. Mat.5:44.
6. Por nosotros mismo. II Cor.12:7-8.
7. Por la sabiduría. Sant.1:5.
8. Para ser guardado de la tentación. Mat.6:13; Lucas.22:40.

IV. LAS CONDICIONES PARA LA ORACIÓN CONTESTADA:
A. “SI PERMANECEIS EN MI, Y MIS PALABRAS PERMANECEN EN VOSOTROS PEDID TODO LO QUE QUEREÍS, Y OS SERÁ HECHOS”. Juan.15:7.
B. Como vimos en Mat.21:22. Dios ha prometido contestar nuestras oraciones, entonces. ¿Por qué no son contestadas todas las oraciones?.
C. Tal vez Dios las ha contestado de una manera que no pensábamos, o las contestará si tuviéramos paciencia, pero tal vez no las contesta por que pedimos mal. Sant.4:3. O por que nos puede perjudicar lo que estamos pidiendo. O por que no hemos llenado todas las condiciones para la oración.
D. He aquí unas condiciones para tener la oración contestada:
1. Pedir con fe. Marcos.11:24. Esta es la clase de fe. La clase que ve el cumplimiento antes que tenga lugar.
2. De acuerdo con la voluntad de Dios. I Juan.5:14.
3. En el nombre de Jesús. Juan.14:13-14.
4. Que no tengamos en nuestra vida pecado. Isaías.59:1-2; Salmos.66:18. Ni egoísmo. Sant.4:3. Ni un Espíritu rencoroso. Marcos.11:25-26; Sant.3:17. I Ped.3:7.
5. Finalmente si seguimos unidos a Cristo y que su palabra more en nosotros. Juan.15:7.
E. Si llenamos todas las condiciones de la palabra de Dios ciertamente nuestras oraciones serán contestadas, por que Dios lo ha prometido y él no puede mentir. Tito.1:2; Heb.6:18.
F. Por lo tanto, si usted ve que alguna oración suya no es contestada, asegúrese que ha llenado todas las condiciones y siga orando sin desmayar. Lucas.18:1-7.

CONCLUSIÓN:
A. Hemos visto que Dios desea que sus hijos oren a él.
B. También vimos donde debemos orar.
C. Por quienes orar.
D. Las condiciones para orar.
E. Seamos fieles en orar a Dios en todo tiempo y circunstancia.

¡QUE DIOS NOS BENDIGA A TODOS!
MARIO JAVIER MORENO CHÁVEZ
VILLA REVOLUCIÓN, SECTOR: “A”
ANDEN: 7, CASA: 1525-26.
MANAGUA.- NICARAGUA.
FECHA: 8-2-1996. PREDICADO EN SAN BENITO.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*