LA REGENERACION:

MATEO 19:28

“Y Jesús les dijo: De cierto os digo que en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, vosotros que me habéis seguido también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel.”
Cuando leemos todo el capitulo 19 nos damos cuenta que hay un contraste entre el joven rico y los 12 apóstoles. El joven rico no quiso dejar sus riquezas y confiar plenamente en Dios, mientras que los apóstoles si lo dejaron todo: familia y trabajo para seguir al Señor.

Cuando el Señor subió a los cielos el fue exaltado, así lo dice Hechos 2:32-33: “A este Jesús resucitó Dios, de lo cual todos nosotros somos testigos. Así que, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que vosotros veis y oís”. El se sentó en su trono.

Ese día los apóstoles fueron bautizados con el Espíritu Santo y desde ese día los apóstoles empezaron a predicar el evangelio, ósea las condiciones para ser salvo. Ese día 3,000 personas decidieron renacer de nuevo y empezar una nueva vida. Como Pablo lo explica en 2 Corintios 5:17: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.”
Hay otro verso que usa la palabra REGENERACION y es Tito 3:5: “nos salvó no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho sino por su misericordia por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo”, y es claro que el apóstol Pablo esta haciendo referencia al Bautismo, veamos otro verso donde el usa la misma palabra de lavamiento: Efesios 5:26: “Para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra”.
La promesa de Cristo para los apóstoles fue un gran privilegio que hasta hoy ellos siguen gozando, porque ellos siguen predicando las condiciones como el hombre puede ser regenerado. Todos podemos tener un nuevo comienzo, una nueva oportunidad, pero, si obedecemos las condiciones de Dios.
Muchas gracias por su amable atención.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*