La Vida Que Dios Nos Presta:

• Introducción. A veces se oye la expresión “Si Dios nos presta vida”. Sería bueno estudiar el concepto de la vida “prestada” por Dios.

I. Dios es el dueño de nuestra vida.

• Sal. 24:1, “Del SEÑOR es la tierra y todo lo que hay en ella; el mundo y los que en él habitan”.
• Gén. 1:28, “ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra”.
• Sal. 50:10, “Porque mío es todo animal del bosque, y el ganado sobre mil colinas.”
• Rom. 11:36, “Porque de Él, por Él y para Él son todas las cosas. A Él sea la gloria para siempre. Amén”.
• 1 Cor. 10:26, “del Señor es la tierra y todo lo que en ella hay”.
• Apoc. 4:11, “Digno eres, Señor y Dios nuestro, de recibir la gloria y el honor y el poder, porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas”.
• 1 Cor. 4:7, “¿Qué tienes que no hayas recibido? Y si lo recibiste, ¿por qué te jactas como si no lo hubieras recibido?”
• 1 Cor. 6:19, “¿O no sabéis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, que mora en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros?”

II. Prov. 16:4, “Todo lo ha hecho el Señor para su propio propósito” y para su propio placer.

• ¿Con qué propósito Dios nos presta la vida? Para alabarle, servirle, glorificarle, darle placer, llevar a cabo su voluntad en la tierra.
• Jesús nos ha dejado el ejemplo: Jn. 8:29, “Y Él que me envió está conmigo; no me ha dejado solo, yo hago siempre lo que le agrada”.
• Debemos imitar a Jesús. Col. 1:10, “para que andéis como es digno del Señor, agradándole en todo”.
• Hech. 10:35, “en toda nación se agrada del que le teme y obra justicia”
• Heb. 13:16, “Y no os olvidéis de hacer el bien y de la ayuda mutua; de tales sacrificios se agrada Dios”.
• Pero Rom. 8:8, los que “viven según la carne no pueden agradarle”.
• Sal. 149:4, “el Señor se deleita en su pueblo”, no sólo cuando le adoramos, sino también todos los días, en las actividades normales de la vida”.
• 1 Tim. 6:17, no poner “su esperanza en la incertidumbre de las riquezas, sino en Dios quien nos provee todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos”.
• Dios se deleita en su pueblo y al mismo tiempo quiere que nosotros seamos felices, disfrutando todas las bendiciones de esta vida que Él nos “presta”.

III. Cada miembro debe desarrollar y usar el don que Dios le haya prestado para la gloria de Dios y para su propia felicidad.

• Mat. 25:14-31, parábola de los talentos. Todos reciben algún talento. No descuidarlo. No esconderlo. No responsable de lo que no recibe.
• Rom. 12:6-8, “teniendo dones que difieren… si el de servicio, en servir; o el que enseña, en la enseñanza; el que exhorta, en la exhortación…”
• 1 Cor. 12:14-27, El cuerpo compuesto por varios miembros. Cada miembro es necesario y necesitado, tiene su función. Nadie sobra.
• Efes. 4:16, “todo el cuerpo… conforme al funcionamiento adecuado de cada miembro, produce el crecimiento del cuerpo…”
• ¿Cómo? Ser ejemplo (hogar, escuela, trabajo), asistir, cantar, ofrendar, visitar, invitar, enseñar, exhortar, restaurar, animar, usar don que tenga.
• 1 Ped. 4:10, “Cada uno ponga al servicio de los demás el don que ha recibido como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.

IV. No dice, “el don que no ha recibido”.

• Sant. 3:1, “no os hagáis maestros muchos de vosotros, sabiendo que recibiremos un juicio más severo”. No conviene insistir en que todo miembro sea maestro(a) de las clases bíblicas.
• No todos eran apóstoles, profetas, ancianos, evangelistas. No conviene insistir en que todo varón predique o dirija himnos.
• 1 Cor. 12:16, “Y si el oído dijera: «Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo», ¿por eso no sería parte del cuerpo? Si todo el cuerpo fuese ojo, ¿dónde estaría el oído?”
• No es correcto decir que todo varón debiera predicar y dirigir himnos, para crecer y desarrollarse. ¿Qué de las mujeres? ¿No pueden crecer si no predican?
• ¿ Para crecer y desarrollarse todo(a) hermano(a) debe enseñar clases de niños? ¿Las clases son para el beneficio de los maestros o de los alumnos?

V. Si en verdad recibe don de Dios debe desarrollarlo y usarlo para su servicio y para su gloria.

• ¿Dios le ha prestado el don para dirigir himnos? Enséñese a dirigir correctamente, conocer la letra, la entonación, el compás. 1 Cor. 14:40.
• ¿Dios le ha prestado el don para ser anciano? Debe estar desarrollando este don, estudiando diligentemente, haciendo visitas con hermanos enfermos, débiles, desanimados o indiferentes.
• ¿Dios le ha prestado el don para predicar? Debe mostrarlo dedicando mucho tiempo al estudio y predicando no sólo en el púlpito sino también “por las casas” (Hech. 20:20, 31).
• Si todos los que predicamos en el púlpito, predicáramos también por las casas, tendríamos que construir un edificio tres veces más grande que este.
• Repito: Que los que prediquen en el púlpito prediquen también “por las casas” (Hech. 20:20), haciendo obra personal, llamando a los miembros y visitantes, mayormente a los que no asisten fielmente. Visitarles para invitar, exhortar y animarles a venir.
• Si algún hermano dice que no tiene don o talento para hacer tal obra personal, ¿piensa que tiene don para predicar solamente en el púlpito? No hay tal don. No existe. ¿Qué texto habla del “Ministro de Púlpito”?
• ¿Cómo puede un hermano predicar sobre la obra personal si no la practica?… ¿Puede predicar que los maridos deben amar a sus esposas si él mismo no ama a su esposa?
• Rom. 2:21, “Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo?”
• Otra cosa indispensable: Si algún hermano no asiste fielmente, si falta por la desidia o porque él y su esposa están peleados, o si llega tarde, ¿debe orar, predicar, dirigir himnos, presidir la mesa…? ¿TAL HERMANO DEBE DIRIGIR EL CULTO A NUESTRO DIOS?

• Conclusión.

• 1 Ped. 4:10, “Cada uno ponga al servicio de los demás el don que ha recibido como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios”.
• Mayordomos tendrán que dar cuenta… ¿De qué? Vida… tiempo (Efes. 5:16)… habilidad de servir (como Dorcas, Febe, etc.).

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*