LOS EJEMPLOS EN LA BIBLIA:

Mateo 21:23-27

Por Israel Zavala, Odessa, Texas

 

INTRODUCCIÓN:

Para fin de agradar a Dios debemos hacer única y exclusivamente lo que él ha autorizado a través de su Palabra. Todo debe de ajustarse y estar dentro de los límites  de lo que Él nos ha revelado.

En ocasiones encontraremos  en la Palabra de Dios autoridad específica para realizar alguna práctica y otras ocasiones encontraremos autoridad general. Ejemplos como el de Noé, el de Naamán, el de Nadab y Abiú, entre muchos otros son una muestra clara de estos principios. Prácticas comunes de nuestros días como como lo es el predicar el evangelio, el bautismo, la ofrenda, la santa cena y la alabanza sin música instrumental, se rigen también bajo estas reglas de autoridad.

Ninguna persona tiene derecho de hacer lo que él quiera o lo que piense que es mejor a menos que la autoridad de Dios se lo permita. Sin embargo, la autoridad de Dios también la podemos conocer a través de otras formas reveladas en su palabra y no solo a través de un mandamiento específico o genérico. Una de esas formas es mediante los ejemplos que han sido revelados en su palabra inspirada.

I.- LOS EJEMPLOS ESTABLECEN AUTORIDAD

Además de los mandamientos específicos de parte de Dios, la Biblia también utiliza los ejemplos para revelar su autoridad. Los ejemplos son método muy común de enseñanza en la vida cotidiana. Los maestros por ejemplo no solo declaran de forma directa como hacer las cosas sino que también le muestran a sus alumnos con ejemplos como hacerlo. Una vez que el alumno observa el ejemplo, se espera que lo pueda hacer de la misma manera. Si el alumno lo hace de forma diferente a como se le ejemplificó, el maestro lo corrige hasta que lo haga bien.

Este método es tan común y tan efectivo que Dios mismo en su palabra  lo utiliza también para revelarnos a nosotros su voluntad. Lamentablemente hay quienes piensan que debemos obedecer los mandamientos directos de Dios, pero que no estamos obligados a seguir los ejemplos aprobados. Sin embargo eso es un gran error.

El Señor Jesucristo siendo nuestro maestro no solamente nos ha dejado su voluntad a través de mandamientos directos, sino también a través de su vida misma y se nos exhorta a que lo imitemos. No se trata de si queremos o no, se trata de que debemos ser como él.- Romanos 8:29; Filipenses 2:5; 1ª Pedro 2:21-23; 1ª Juan 2:6

De la misma manera hoy en dia la voluntad de Dios se revela a través del ejemplo de los apóstoles.

1ª Corintios 4:16.- Pablo siendo un apóstol inspirado nos ordena a que imitemos su ejemplo. Sus palabras, su forma de vida debe ser un modelo a seguir para nosotros. Afirmar que los ejemplos aprobados no son una forma en que Dios revela su autoridad para nuestras es un error muy grande que muchos usan simplemente como argumento para justificar sus prácticas. Todo cristiano que respeta la autoridad de Dios debe sujetarse al ejemplo apostólico inspirado.

1ª Corintios 11:1.- Mientras la vida de Pablo revelara la forma de vida de Cristo, nosotros debemos imitarle. Filipenses 3:17.- Nuestro Señor Jesucristo es el ejemplo perfecto, Pablo lo imitaba a él, y había muchos hermanos que andaban de acuerdo al ejemplo de Pablo, a quienes hacemos muy bien en imitar también. Todos los que anden conforme al ejemplo del Señor deben ser un modelo o patrón a seguir.  Filipenses 4:9.- De la misma manera que estamos obligados a obedecer la doctrina o enseñanza apostólica, estamos obligados  a hacer lo que vemos en ellos. Tan importante es obedecer a sus palabras como les es obedecer a su ejemplo. Nosotros los escuchamos y los vemos a través de lo que la Palabra escrita revela. 2ª Timoteo 3:10.- Si estamos obligados a seguir la doctrina de Pablo entonces también estamos obligados a seguir su forma de vida. Hebreos 6:12.- Debemos seguir el ejemplo de todos aquellos a quienes Dios aprueba, aquellos cuyas vidas les llevan a heredar las promesas.

La realidad es que si estamos dispuestos a obedecer los mandamientos de Dios, debemos estar dispuestos a obedecer los ejemplos aprobados. Sería totalmente absurdo pretender ser obediente a su voluntad sin querer obedecer los ejemplos. Los mandamientos de la Palabra de Dios nos ordenan seguir ejemplos e imitarlos.

II.- LOS EJEMPLOS HAN SIDO UTILIZADOS PARA ENSEÑAR A LAS PERSONAS

Muchos ejemplos fueron buenos y aprobados. Pero también utilizaron ejemplos malos y desaprobados para enseñar. Cuando el ejemplo es utilizado, las personas están obligadas a considerar tal enseñanza e imitarla si es buena o rechazarla si es mala.

Hechos 7:51-52.- A estos judíos los reprende Esteban porque estaban haciendo exactamente lo que sus padres hicieron. El perseguir y matar a los profetas de Dios. Podemos deducir que si ellos vieron un mal ejemplo, estaban obligados a no imitarlo, sin embargo hicieron lo malo de la misma manera. Lucas 17:32.- La mujer de Lot fue una mujer que desobedeció el mandamiento que se le dió. Su fuerte apego y tal vez cariño a Sodoma hizo que volteara hacia atrás, convirtiéndose en una estatua de sal como castigo divino a su desobediencia. Cuando el Señor dice “Acordaos de la mujer de Lot” está diciendo NO imiten su ejemplo. No hagan lo que ella. 1ª Corintios 10:6-11.- Los ejemplos malos del pueblo de Israel están escritos para enseñarnos y amonestarnos a nosotros sobre lo que NO debemos hacer.

Los escritores de la Biblia utilizaron estos y muchos otros casos más mostrarnos como no debemos actuar. Ellos declararon directa o indirectamente que habría castigo si también actuábamos conforme a estos ejemplos ¿Estamos obligados a NO imitar esos malos ejemplos? Por supuesto que sí y de no hacerlo, pecamos contra Dios.

El Señor Jesucristo y los maestros inspirados enseñaron a las personas a imitar aquellos ejemplos que Dios aprobó. Las personas estamos obligados a imitarlos, a seguirlos, emularlos y al no hacerlo acarreamos sobre nosotros mismos condenación. La reina de Sabá.- Mateo 12:42; Sabá se ubicaba al sureste de Arabia, donde hoy se encuentra el territorio de Yemen. Aproximadamente a 1,500 millas de distancia de Jerusalen. Esta reina valoraba mucho la sabiduría, y había escuchado de la sabiduría de Salomón. Sin embargo, ella no se conformó con ello, sino que hizo un largo viaje, desde los fines de la tierra, dice el Señor, para personalmente escuchar a Salomón y aprender de él. El ejemplo, el esfuerzo, el interés, de esta mujer condenaba a la generación de Jesus. Porque teniendo a uno más sabio que Salomón entre ellos, no apreciaban, ni valoraban, ni estimaban su sabiduría y enseñanza. Por el contrario, la aborrecían.

El acto de esta mujer, quedó registrado por inspiración divina, y fue utilizado por el supremo maestro para enseñar. Hoy en dia también nosotros deberíamos de imitar el ejemplo aprobado de esta mujer y buscar fervientemente la sabiduría y enseñanza de Jesus. El buen samaritano.- Lucas 10:30-37; El ejemplo del buen samaritano es un ejemplo aprobado de amor, un ejemplo de cómo amar al prójimo, ayudando en los momentos de necesidad. Note como el Señor Jesus ejemplificó una situación, mostró que Dios aprobó este ejemplo, y luego dijo, vez y haz tu lo mismo. Si es un ejemplo aprobado por Dios y utilizado para enseñar e instruir a los discípulos de Jesus, entonces es un ejemplo que también nosotros debemos obedecer. Los ejemplos de conversión.- 1ª Timoteo 1:16; El ejemplo de conversión de Saulo es un patrón o modelo para todos aquellos que creen en la vida eterna. Cuando nosotros queramos enseñarle a un pecador lo que debe hacer para ser salvo y citamos ejemplos de conversión, como el caso de Saulo, de Lidia, del carcelero de Filipos, de los 3000 en el dia del pentecostés, del eunuco, etc. en realidad estamos haciéndolo con la autoridad de Dios. Los ejemplos aprobados, son para que los obedezcamos también nosotros.

Los ejemplos en la Biblia, deben ser utilizados para establecer autoridad a la hora de reconocer los mandamientos de Dios. Ignorarlos, desecharlos, despreciarlos es un error muy grande, porque estos ejemplos son una de las formas en que podemos conocer la voluntad de Dios para nuestras vidas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*