Los Hijos En El Hogar Diseñado Por Dios:

Salmos 127:3-5

Como padres debemos amar a nuestros hijos.
No existe más grande amor que una criatura pueda sentir que el amor de sus padres.

La crianza de los hijos es una gran responsabilidad.
A los padres. Efe. 6:4
A las madres. 1 Tim. 5:14.

En el hogar debe haber las provisiones físicas necesarias para nuestros hijos.
El Padre celestial nos provee nuestras necesidades. Mateo 7:7-11
Cuando los hijos llegan, debemos hacer todo lo posible para proveer las necesidades de nuestros hijos. 2 Cor. 12-14
El proveer para nuestros hijos es buena inversión. 1 Tim. 5:4
El no proveer para nuestra familia, nos hace peores que un no
creyente. 1 Tim. 5:8.

Hijos tienen el derecho y la obligación de ser enseñados en los caminos del Señor.
Debemos de estar firmes, tomar control, ser padres. Josué 24:14-15
Como padres tenemos la obligación de enseñarles la palabra de Dios y vivirla. Efe. 6:4
Bajo el A.T. la ley requería que los padres instruyeran a sus hijos. Deut. 11:18-21
Instruir a nuestros hijos en el Señor debe de ser constante.

Hijos, no vean la disciplina de sus padres como un acto de odio, sino como un acto de amor.
Dios nos disciplina a nosotros como hijos de Dios, y lo vemos como acto de amor. Heb. 12:11
La disciplina debe ocurrir prontamente. Prov. 19:18, 22:15; 23:13-14; 29:15; 17
Quizás el acto de disciplina hacia los hijos más difíciles de todos, es dejarlos ir cuando se rebelan.
La seriedad de la disciplina bajo la ley del A.T. Deut. 21:18-21
El N.T. de la misma manera pero con castigo menos severo. 1 Cor. 5:11; 2 Tes. 3:14-15

Por: Guillermo Álvarez.
Hillsboro; Ohio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*