“MORADAS ETERNAS”:

JUAN 14:1-6.

 

 

INTRODUCCION:

 

  1. Amados hermanos y amigos, en esta ocasión, quiero llamar la atención de cada uno de ustedes a  una preciosa promesa que nuestro Señor Jesús hiciera momentos antes de ascender a los cielos.
  2. Antes de comenzar a ver la promesa, quiero decirles que el mundo esta lleno de         ilusiones, los hombres se están llenando en este mundo de cosas que no valen la pena, y están descuidando las promesas eternas.
  3. Amados y amigos, MORADAS ETERNAS nos enseñaran que tenemos algo mas porque vivir, algo mas del porque estar felices, la muerte no nos detendrá para poder alcanzar estas moradas eternas.
  4. Antes de morir y irse de este mundo, Cristo Jesús se metió en un dialogo con sus discípulos bien intimo, y fue allí donde El les confeso que volvería para llevárselos con el donde el estuviera. Y lo precioso hermanos y amigos, que no solo a ellos, sino que en esa promesa entramos también usted y yo si así lo deseamos.  (Juan 17:20-21).

 

¿Pero antes de comenzar, quiero hacer una pregunta: ¿Por qué los cristianos creemos a esta promesa, y en las moradas eternas?

 

  1. PORQUE CRISTO LO PROMETIO:(Juan 14:2).

 

  1. Hermanos es por esta razón, que creemos que viviremos en el cielo, porque Cristo lo prometió, y es imposible que Dios mienta, su palabra lo asevera cuando dice que Dios no es hombre para que mienta. (Tito 1:2).
  2. Cristo asegura, que todo aquel que quiera puede entrar también a formar parte de esta esperanza que El nos ha dejado. En 2 Corintios 5:1 Pablo describe así esta promesa: ETERNA EN LOS CIELOS. Tenemos hermanos, solo es cuestión que usted y yo nos apoderemos de ella pues ya es nuestra. Cristo lo ha prometido.
  3. En Filipenses 3:20 Pablo aferrado de las palabras de Jesús, exclama: “Nuestra ciudadanía esta en los cielos”. Hay moradas preparadas que necesitamos habitar. En 1 Tesalonicenses 1:10 Pablo nos explica de donde vendrá nuestro Señor Jesús por nosotros.
  4. TenemosEsto nos habla en sentido posesivo, es nuestra, se nos ha dado, Cristo lo prometió (Hebreos 10:34). Y si Cristo lo ha prometido, estemos seguros hermanos sin        dudar que el nos lo dará a su debido tiempo.

 

  1. CRISTO NO LOS DARA: (Apocalipsis 2:10).

 

  1. El cielo es nuestro hermanos, no se deje que lo engañen con falacias humanas, los hombres se darán cuenta en el día final, que los Cristianos hemos sido apartados del mundo para heredar los cielos.  (Mateo 25:31-34).
  2. Estamos inscritos en los cielos, y Cristo nos dará la promesa que ya nos hizo (Hebreos 12:23).
  3. Tenemosuna herencia y cualquier momento tomaremos posesión de ella (1 Pedro 1:4). Pablo describe esta esperanza que tenemos , y la llama CIELO, (Colosenses 1:5). Del cielo esperaremos nuestro redentor y luego iremos a morar con el (Tito 2:13). Que no se nos olvide hermanos, que Cristo lo ha prometido, y si el ya lo prometió nos lo dará. (Hebreos 6:18).

 

III.    USTED LO PUEDE OBTENER : (Hebreos 3:7, 13, 15; 4:7).

 

  1. Hermanos el cielo será para todo aquel que obedeciendo a Dios obedezca                                   lo que el manda, Cristo no ha prometido el cielo solo para unos pocos, El dijo: “El que creyere y fuere”. Cualquiera que sea puede obtenerlo.
  2. Solo es cuestión de desearlo y el se lo dará a usted así como a mí. Cuando usted         obedece el lo traslada al reino de su amado hijo, vive una vida fiel, y Cristo promete de esta manera darle su morada que ya esta preparada (colosenses 1:13-14).
  3. Asegurémonos hermanos que nuestros  nombres estén allí, en el libro de la vida, y luego pasaremos a poseer la victoria completa en el  (Apocalipsis 20:12-15).

 

  1. CRISTO REGRESARA MUY PRONTO: (1 Tesalonicenses 4:16-18).

 

  1. La venida de Cristo a este mundo es eminente, nadie lo podrá detener.    Cristo no viene hermanos por segunda ves para que los hombres hagan mofa de El, tampoco viene para que lo coronen con espinas, tampoco viene para que lo claven en un madero, Cristo viene al mundo por segunda ves A JUSGAR A TODO HOMBRE (Apocalipsis 1:7-8).
  2. Viene del cielo para llevarnos al cielo, solo es cosa que usted quiera ir con el (Apocalipsis 3:20-22). Los que amamos a Cristo digamos juntos con Juan hermanos en (Apocalipsis 22:12,17,20).

 

EN CONCLUSION:

El cielo ya esta abierto para todos, solo resta de nosotros el querer habitarlo. ¿Cuál será nuestra decisión? Que dios nos bendiga sea cual sea nuestra decisión.        

 

 

Este sermon pertenece a: Eric Castillo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*