No Os Preocupéis:

Mateo 6:25-34 (LBDLA)

Preocupación excesiva demuestra una falta de confianza en Dios.
El se preocupa de las aves, El cuidara de nosotros. 1 Ped. 5:6-7;
Gén. 15:1.
Verdadera fe se demuestra en nuestra confianza en Dios. Fil. 4:6-7;
Rom. 8:37-39.
La clave es poner la mira en cosas espirituales. Mateo 6:19-21; Col. 3:1-2.

Preocupación excesiva obstaculiza nuestro trabajo en el Señor.
Obstaculiza nuestra obra para Jesús hoy. Lucas 9:57-62.
Nuestra vida debe ser usada para Su servicio. 1 Cor. 15:58; 6:19-20.
Dios proveerá. Salmo 55:22; Fil. 4:11-13.

Preocupación excesiva es característica del mundo.
Gente mundana se enfoca solamente en las cosas del mundo. Mateo
6:31-32.
Nosotros debemos ver más allá de este mundo. Heb. 11:8-10, 24-27;
1 Juan 2:15-17.
Debemos pensar en las cosas que tiene recompensa eterna. Fil. 4:8

No debemos preocuparnos, sino buscar PRIMERO el reino de Dios.
Felicidad vencerá la preocupación cuando nos enfocamos en lo eterno.
Fil. 3:20-21.
Pruebas vendrán, pero debemos continuar fielmente. Sant. 1:2-4;
2 Tim. 3:12; Apo. 2:10.
Jesús nos ayudara a triunfar. Mateo 11:28-30; Rom. 8:31.

Por: Guillermo Álvarez.

Hillsboro Ohio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*