Pesado y hallado falto:

Daniel 5

INTRODUCCIÓN:
1. Nos conviene saber que después del Capitulo 4, estuvieron en el reinado 5 reyes que no son mencionado en la escrituras; pero la historia nos confirma este dato.
1. Nabucodonosor
2. Evil-merodac
3. Neriglisar (Yerno de Nabucodonosor)
4. Labissi MerodacNabonido (Sacerdote y Rey)
5. Belsasar (Co rey)
2. Los primeros cuatro capítulos de Daniel siguen un orden cronológico. Pero no es así con los capítulos 5, 6, 7 y 8. El orden cronológico es: 7, 8, 9, 5 y 6.
3. El propósito de la lección: “Es aprender de los errores de otro.

I. EL PECADO SE ASEMEJA A UN BANQUETE
1. Tragos e idolatría en la corte. (1-4).
1. ”…Con el gusto al vino…“ Esto significa que ya esta intoxicado, suelen tener problemas personales, comienza hacer cosas que no haría estando sobrios. La Nueva Versión Internacional traduce ”… bebió vino con ellos hasta emborracharse.“
2. Aquí vale recordar el consejo de Salomón: “No es para reyes, oh Lemuel, no es para los reyes beber vino, ni para los gobernantes desear bebida fuerte” Proverbios 31:4
3. “…Fueron traído los vasos de oro que habían traído del templo…” (2 Crónicas 36:10). Ellos están profanando. Dios había destinado estos vasos para el uso exclusivo en el templo (santo), y ellos lo están exponiendo como trofeo, dándole así un uso que Dios no ha determinado.
4. Comienzan a adorar las cosas creadas. Daniel le reprocha en el ver. 23. “Nunca honraste”
2. Pánico y humillación en el banquete (5-9).
1. En el mismo bullicio aparece una mano que escribía con el dedo que estaba delante del candelero,
2. Sus rostro palidecieron, sus alegrías se convirtieron en asombro, podría decirse miedo. El rey literalmente esta temblando.
3. Fueron traído todo los sabios del Reino, ninguno pudo decir la escritura en la pared. Sus consejeros fueron ineptos fallan.

II. DEBERÍAMOS APRENDER DE LOS ERRORES DE OTROS.
1. La segunda lección que nos llama vívidamente la atención, es que nuestro Dios espera que aprendamos de los errores de los demás. Belsasar había sido bendecido con la oportunidad de aprender de la experiencia de siete años de demencia de Nabucodonosor, pero no aprendió nada de ello.?
2. Daniel le refirió Nabucodonor que el “Altísimo era quien le había concedido todo El Reino y la grandeza, la gloria y majestad” (Ver. 18). Y era a Dios el Padre, a quien debía de honrar y darle alabanza por todo aquello que tenia.
3. (19-21) Ya hemos oído esta última parte anteriormente: «… el Altísimo Dios tiene dominio sobre el reino de los hombres, y […] pone sobre él al que le place». Esta es la idea que se repite a menudo en el capítulo. Daniel estaba tratando de decirle a Belsasar que él necesitaba aprender la misma lección que Nabucodonosor había aprendido: que Dios es quien siempre tiene el mando.
4. (22-23) Daniel estaba haciendo una aseveración de peso. En la mano de Dios está nuestro aliento de vida —incluso el aliento del rey. Todos nuestros caminos están en Su mano; por Su voluntad, podemos desaparecer. Esto debería ayudarnos a mantenernos humildes y a entender cuánto dependemos del Todopoderoso Dios.

III. DIOS JUZGA EL PECADO PARA QUE TODOS LO VEAN.
1. Esto es lo que el texto dice: «Entonces de su presencia fue enviada la mano que trazó esta escritura. Y la escritura que trazó es: MENE, MENE, TEKEL, UPARSIN» (Daniel 5:24–25). ¿Qué significa esto? Eso era lo que Belsasar deseaba saber. Una traducción literal podría ser: «números, números, pesos y división>
2. Esta es la interpretación de la escrituras: (Daniel 5:26-28).
1. Y ésta es la interpretación del asunto: MENE: Dios ha contado tu reino y le ha puesto fin.
2. TEQUEL: Pesado has sido en balanza y has sido hallado falto.
3. PARSIN: Tu reino ha sido dividido, y será dado a los medos y a los persas.
3. Daniel esta diciéndole que sus día como Rey están contados, que Dios lo había pesado y había sido encontrado falto. Y su reino divido.
4. Dios cumple su palabra, “La misma noche fue muerto Belsasar..” Daniel 5:30

CONCLUSIÓN
1. Así es, a veces el pecado se asemeja a un banquete, pero es solamente una apariencia engañosa. Dios juzga el pecado. Él ha hecho un claro anuncio de que este es su proceder, y lo ha hecho no solo en este capítulo, sino también en muchos otros pasajes de la Biblia.
2. Dios espera que aprendamos de los errores de Belsasar, y que vivamos responsablemente delante de Él, del mismo modo que esperaba que Belsasar aprendiera de los errores del rey anterior, Nabucodonosor.
3. Dios ha dejado claros ejemplos en las Escrituras de cómo juzgará el pecado. Los anales históricos dan testimonio de que la Palabra de Dios se cumplió de inmediato.
4. Este capítulo nos recuerda, por supuesto, del juicio final que llegará a todo el mundo cuando acabe el tiempo. Pablo dijo: «Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo» (2a Corintios 5.10). Todos estarán presentes; ni siquiera habrá uno que llegue tarde.
5. Ojalá que este capítulo nos motive a todos a apartarnos de todo pecado que pueda haber en nuestras vidas.
6. Dediquemos nuestro corazón a hacer la voluntad de Dios por el resto del tiempo que vivamos sobre esta tierra.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*