«

»

Mar 01

¿POR QUÉ ES MÁS FÁCIL PASAR UN CAMELLO POR EL OJO DE UNA AGUJA, QUE ENTRAR UN RICO EN EL REINO DE DIOS?:

Marcos 10:24, 25.

INTRODUCCIÓN.

          A. “¡Cuán difícil les es entrar en el reino de Dios, a los que confían en las riquezas!” 25 Más fácil es pasar un camello por el ojo de una aguja, que entrar un rico en el reino de Dios” Marcos 10:24, 25.

          B. Cristo no dice que es “imposible” sino “difícil”. La hipérbole (exageración) del camello y el ojo de aguja no enseña lo imposible sino lo muy difícil. Jesús agrega que con Dios es posible.

          C. Los mejores manuscritos no dicen “los que confían en las riquezas” (por eso se omite en La Biblia de las Américas). Tampoco aparece en los textos paralelos de Mateo 19:23, 24 y Lucas 18:24, 25. Se supone que es adición por copistas para tratar de suavizar esta enseñanza, pero en realidad para los que confían en sus riquezas no es meramente difícil sino imposible ser salvos porque no confían en Dios sino en sus riquezas.

          D. El joven rico. Mateo 19:16-22. Cristo le dice, “vende lo que tienes, y dalo a los pobres”. Esto bien ilustra lo que dice Mateo 5:29, 30, el sacar el ojo derecho o cortar la mano derecha si le hacen caer. Era cuestión de sacar el “ídolo” de su corazón para no perder el alma.

 

I. ¿QUIÉNES SON LOS “RICOS”?

          A. Encontramos la respuesta en 1 Timoteo 6.

                   1. 1 Timoteo 6:8, “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto”.

                   2. El tener sustento y abrigo significa tener lo suficiente para satisfacer las necesidades de una vida normal. La palabra “abrigo” (“cubierta”) incluye ropa y techo.

          B. Entonces Pablo dice (1 Timoteo 6:9), “Porque los que quieren enriquecerse”; es decir, los que NO están contentos con el mero sustento y abrigo son los que quieren enriquecerse.

                   1. Aunque Dios les haya provisto sustento y abrigo no están satisfechos. Quieren más y mejor. Quieren lo que otros tienen.

                   2. Por lo tanto, los ricos son los que tienen más dinero y bienes que lo necesario para el sustento y abrigo.

          “Lamentablemente hay muchos cuyo corazón siempre está deseando más y más, muchos cuyos apetitos les impiden estar contentos y en vez de quitar de su corazón los malos deseos de enriquecerse o de tener más de lo que poseen, cometen el error de llevar vidas enfocadas u orientadas en añadir más a sus posesiones. Cuando el cristiano le da más importancia a la prosperidad material que a su vida espiritual la Escritura es clara en cuanto al hecho de que cae en tentación y lazo. La tentación proviene de su propio corazón, de su propia concupiscencia es seducido y atraído. Ese deseo lo hace caer en el lazo, en la trampa, en la red del diablo y por lo tanto nos convertimos en sus prisioneros, estamos cautivos a voluntad de él”. (Israel Zavala).

          C. La exhortación de 1 Timoteo 6:17-19 es para los que tienen más dinero y bienes que lo necesario para el sustento y abrigo.A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos. 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos; 19 atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna”.

          D. Muchos miembros de la iglesia tienen más dinero y bienes que lo necesario para el sustento y abrigo y, por lo tanto, según este texto son “ricos”, pero muy pocos lo ven así. Piensan que los ricos son los que tienen mucho más que ellos y como consecuencia no toman en serio estas exhortaciones dirigidas a los ricos.

          E. ¿Qué porción de sus riquezas usan para la ofrenda y para ayudar a los hermanos necesitados y los hermanos que predican el evangelio?

          F. Cristo habla de estos diciendo que “¡Cuán difícilmente entrarán en el reino de Dios los que tienen riquezas!”

 

III. ES DIFÍCIL PORQUE LAS RIQUEZAS ENGAÑAN

          A. Mateo 13:22, “El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa”.

          B. Engañan porque los ricos creen que “el dinero sirve para todo” (Eclesiastés 10:19).

          C. Engañan porque prometen mucho pero no cumplen lo que prometen.

          D. Engañan porque los que quieren enriquecerse nunca están satisfechos con lo que tienen, sino que siempre quieren más y mejor.

 

IV. ES DIFÍCIL PORQUE EL CORAZÓN DEL RICO ESTÁ CON SUS POSESIONES.

          A. Mateo 6:19-21, “19 No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; 20 sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. 21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón”.

          B. Proverbios 4:23, “Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; Porque de él mana la vida”.

          C. Mateo 15:19, 20,  9 Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. 20 Estas cosas son las que contaminan al hombre”. ¿Qué saldrá del corazón que está apegado a las posesiones?

 

V. ES DIFÍCIL PORQUE LOS QUE QUIEREN ENRIQUECERSE SON DE “DOBLE ÁNIMO”.

          A. Santiago 4:8, “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones”.

          B. Quieren ser miembros de la iglesia, asistir a los servicios para adorar a Dios, etc., pero quieren los placeres y la satisfacción en general que se obtienen de las riquezas.

          C. Mateo 6:24, “Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a las riquezas”.

VI. ES DIFÍCIL PORQUE  “LOS QUE QUIEREN ENRIQUECERSE CAEN EN TENTACIÓN Y LAZO, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición (1 Timoteo 6:9).

          A. Lucas 12:15, “Y les dijo: Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee”.

          B. Los que tienen riquezas son tentados a usarlas de manera egoísta en lugar de usarlas en buenas obras. 1 Timoteo 6:17-19, 17 A los ricos de este siglo manda … 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos”.

          C. Los que tienen riquezas son tentados a exaltarse a sí mismos. Romanos 12:3, “ Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno”.

          D. Los que tienen riquezas son tentados a ser injustos. Santiago 5:1-6, “¡Vamos ahora, ricos! Llorad y aullad por las miserias que os vendrán. Vuestras riquezas están podridas, y vuestras ropas están comidas de polilla. Vuestro oro y plata están enmohecidos; y su moho testificará contra vosotros, y devorará del todo vuestras carnes como fuego. Habéis acumulado tesoros para los días postreros. He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de los que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos. Habéis vivido en deleites sobre la tierra, y sido disolutos; habéis engordado vuestros corazones como en día de matanza. Habéis condenado y dado muerte al justo, y él no os hace resistencia”.

          E. Los que tienen riquezas son tentados a envidiar a los que tengan más y mejor.

 

VII. ES DIFÍCIL PORQUE “RAÍZ DE TODOS LOS MALES ES EL AMOR AL DINERO, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores”. (1 Timoteo 6:10.

          A. Obsérvese que Pablo no dice que el dinero es raíz de todos los males, sino que el amor al dinero es raíz de todos los males. Todo pecado que se cometa  puede de una manera u otra relacionarse con el amor al dinero.

          C. Ser “traspasados de muchos dolores” es semejante a “hunden a los hombres en destrucción y perdición” (v. 9).

 

VIII. ES DIFÍCIL PORQUE LOS QUE TIENEN RIQUEZAS TIENDEN A PENSAR DE SUS RIQUEZAS COMO POSESIONES PERSONALES.

          A. Se les olvida que son simplemente mayordomos de lo que Dios les da.

          B. Recuérdese el rico de Lucas 12:16-19. Pensaba que era dueño de sus posesiones.

IX. ES DIFÍCIL PORQUE AL QUERER ENRIQUECERSE UNO SE HACE CADA VEZ MÁS EGOÍSTA.

          A. Lucas 12:16-19, “un hombre rico … pensaba dentro de sí… ¿Qué harémis frutos?… Esto haré: derribaré misgraneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes.. diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate”.

          B. Obviamente toda su confianza estaba en sí mismo. Los tales no pueden ser salvos.

 

X. ES DIFÍCIL PORQUE EN LUGAR DE TENER UNA VIDA SIN AFÁN EL RICO VIVE AUN MÁS AFANOSO.

          A. Eclesiastés 5:12, Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia”.

          B. En fin es difícil porque para muchos es súper difícil obedecer 1 Timoteo 6:8, “Así que, teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto”. Pero si no obedecemos este mandamiento estamos en gran peligro de caer “en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición”.

 

XI. ¿CUÁNTOS MIEMBROS DE LA IGLESIA QUIEREN ENRIQUECERSE PARA PODER OFRENDAR MÁS?

          A. 1 Corintios 16:1, 2,  “En cuanto a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia. Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas”.

          B. ¿Cuántos quieren enriquecerse para poder imitar a los macedonios? 2 Corintios 8:4, 5, “Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aun más allá de sus fuerzas, pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos. Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios”.

 

XII. ¿CUÁNTOS MIEMBROS DE LA IGLESIA QUIEREN ENRIQUECERSE PARA PODER HACER BUENAS OBRAS?

          A. 1 Timoteo 6:17-19, A los ricos de este siglo manda … 18 Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos…”.

          B. Tito 2:13, 14, “Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”. 3:1, 8, 14,   Recuérdales que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan, que estén dispuestos a toda buena obra  Palabra fiel es esta, y en estas cosas quiero que insistas con firmeza, para que los que creen en Dios procuren ocuparse en buenas obras …. Y aprendan también los nuestros a ocuparse en buenas obras para los casos de necesidad, para que no sean sin fruto”.

 

CONCLUSIÓN.

          A. El punto principal de este estudio es que debemos dedicar una porción generosa de nuestro dinero a la ofrenda de la iglesia el primer día de la semana y todos los días ser “ricos en buenas obras, dadivosos, generosos” siempre que veamos una necesidad.

          B. Efesios 4:28, “trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad”. Gálatas 6:10, “Según tengamos oportunidad hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”. Mateo 25:40, dice Cristo, “en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños a mí lo hicisteis”. Santiago 1:27, “La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo”. 1 Juan 3:17, 18, “Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad”.

          C. Sin lugar a dudas los ricos sí pueden ser salvos, pero deben estar conscientes de los muchos peligros que les amenazan.

          D. Pero si obedecen estos textos estarán superando la dificultad de ser salvos. Estarán depositando su dinero en el banco celestial (Mateo 6:19-21). Estarán atesorando para sí el buen fundamento para lo por venir. Estarán echando mano de la vida eterna.

—-

Wayne Partain

www.waynepartain.com

 

Leave a Reply