¿POR QUÉ HAY TANTAS IGLESIAS SIN ANCIANOS?:

PORQUE SE ENSEÑA QUE “PISTÁ” TIENE QUE SER TRADUCIDA “CREYENTES”

PISTÁ NO TIENE QUE SER TRADUCIDA “CREYENTES”

— Hechos 14:23, “y designaron ancianos en cada iglesia”, y Pablo revela en 1 Timoteo 3:1-7 y Tito 1:5-9 los requisitos que el hermano que anhela ser anciano (también llamado obispo o pastor) debe cumplir para ser designado como anciano. En este estudio examinamos uno de los requisitos.
— Tito 1:6, “que tenga hijos pistá” — ¿fieles o creyentes?
— En varias versiones bíblicas pistá se traduce “creyentes” y muchos creen que esta palabra griega tiene que ser traducida “creyentes” como en 1 Timoteo 5:16, creyente, (cristiano, miembro de la iglesia), pero en el Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva se traduce “fieles” y así también en varias versiones.
– ¡No es cierto que “pistá” tenga que ser traducida “creyentes”! Porque si se traduce “creyentes” no hay nada en Tito 1:6 que requiera la sujeción de los hijos al Padre como dice 1 Timoteo 3:4, “que tenga a sus hijos en sujeción”. Sin lugar a dudas uno de los requisitos bíblicos para que un hermano califique para ser anciano de la iglesia es que pueda gobernar su casa teniendo a sus hijos – todos sus hijos – en sujeción. Esto indica que puede, junto con los otros ancianos, gobernar la iglesia.
— Pero si pistá se traduce “creyentes” este requisito es que el hermano tenga hijos bautizados pero esto no dice nada de los hijos no bautizados. Tal traducción no dice nada del requisito de gobernar bien su casa. Solamente dice “que tenga hijos creyentes (bautizados)”.
— En la Versión Valera 1960 pistá se traduce “creyentes” pero la misma versión la traduce “fieles” en 1 Timoteo 3:11 donde tiene el mismo sentido que Tito 1:6, “Las mujeres sean … fieles (pistás) en todo”. Quiera o no el estudiante de la Biblia tiene que reconocer que a veces palabras griegas se traducen de distintas maneras (como los léxicos griegos indican claramente) y uno tiene que examinar el contexto con todo cuidado para estar seguro de la traducción. Traductores no son inspirados ni infalibles y pueden inyectar su opinión y preferencia en el texto en lugar de respetar el contexto y el propósito obvio del autor. Es lo que pasa con Tito 1:6. Opinan y prefieren que para ser anciano el candidato tenga hijos “creyentes” (y para miembros de la iglesia de Cristo esta palabra significa “bautizados”) pero esto choca con el contexto y el propósito obvio de Pablo.
— La palabra pistá se traduce correctamente como “creyente” cuando, como dice el Diccionario Vine, el contexto lo demanda; por ejemplo, Juan 20:27, el Señor está reprochando a Tomás su “falta de fe” (“no seas incrédulo sino creyente” – pistós).
— Pero en Tito 1:6 el contexto no demanda que sea traducida “creyentes” (hijos bautizados). Por el contrario el contexto demanda que sea traducida “fieles”. Al nombrar los requisitos para ser anciano Pablo habla de “hijos” en 1 Timoteo 3:4 y en Tito 1:6. Es completamente razonable concluir que en estas dos cartas la enseñanza de Pablo acerca de “hijos” es la misma enseñanza. Es absurdo concluir que él diga una cosa acerca de “hijos” a Timoteo y otra cosa diferente acerca de “hijos” a Tito.
— Por lo tanto, al decir a Timoteo “que tenga hijos en sujeción” y decir a Tito “que tenga hijos fieles” él dice la misma cosa a los dos. Los hijos fieles son hijos que están en sujeción a su padre.
— Si Pablo hubiera dicho a Tito “que tenga hijos bautizados” y a Timoteo “que tenga hijos en sujeción” esto habría producido pura confusión, pero Pablo no hace tal cosa. Pablo no es el culpable. Los culpables son los traductores y sus seguidores.
— Los hijos que están en sujeción a su padre son fieles pero no necesariamente “creyentes” (hijos bautizados). Todos los hijos, los pequeños y los adolescentes, deben estar sujetos a su padre, pero todos sabemos que niños y jóvenes de cualquier edad frecuentemente son rebeldes y si el padre no los puede gobernar, entonces no califica para ser anciano.
— ¿Pueden los hijos estar en sujeción a su padre (1 Tim. 3:4) sin ser creyentes (bautizados)? Claro que sí, pero si están en sujeción a su padre, sea lo que sea su edad y sean bautizados o no, son fieles – y de ellos habla Pablo en Tito 1:6.
— Sin embargo, si en Tito 1:6 pistá tiene que ser traducida “creyentes” (bautizados) no acusados de rebeldía, entonces si otros hijos son rebeldes, su rebeldía no se toma en cuenta porque no son hijos bautizados y, por eso, su rebeldía no impide que su padre sea escogido como anciano. Hay que ser consecuentes. Traducida “fieles” esta palabra abarca todo miembro de la casa pero “creyentes” (bautizados) no lo hace.
— Pablo habla del hermano que gobierna su casa, es decir, él gobierna a todos los miembros de su familia. 1 Tim. 5:4, 8 requiere que el padre provea para los suyos, los de su casa, incluyendo su madre o abuela si son dependientes, sean bautizadas o no y los dependientes al igual que los hijos y la esposa deben estar sujetos al padre. Él debe gobernar su casa, su familia, los suyos, sean quienes sean, todos deben ser fieles a él (sean bautizados o no). De esta manera este padre de familia da evidencia clara en cuanto a su habilidad de gobernar como uno de los ancianos de la iglesia.
CONCLUSIÓN
— Enseñar que “pistá” tiene que ser traducida “creyentes” en Tito 1:6 es doctrina errónea.
— Porque si se traduce “creyentes” esto ignora 1 Tim. 3:4, no se establece armonía entre 1 Tim. 3:4, texto que no requiere que los hijos sean bautizados. El padre puede nombrar requisitos y establecer reglas para gobernar a sus hijos pero no les obliga a bautizarse.
— Si pistá se traduce “creyentes” se abren las compuertas para otros errores. Por ejemplo, aceptando que pistá tiene que ser traducida “creyentes” hay mucha controversia (contención) sobre el número de hijos que tienen que ser bautizados (¿todos? ¿algunos?). Otra controversia (contención) es que el hermano con un solo hijo bautizado no califica para ser anciano. Hay mucha discusión sobre la proposición de si el plural incluye el singular. Tales contenciones no deben existir porque no es necesario que pistá se traduzca “creyentes”.
— Si algún hermano llena los demás requisitos para ser anciano ¿no es necesario que sus hijos de más edad y madurez hayan obedecido al evangelio? Desde luego, si el padre es buen ejemplo para sus hijos y si es capaz de enseñar, es razonable concluir que tales hijos obedecerán al evangelio, pero conviene recordar que Hechos 8:12 dice que “se bautizaban hombres y mujeres”. Hay hermanos que creen que su hijo(a) de doce años de edad deben bautizarse pero Lucas 2:42, 43 dice que cuando llevaron a Jesús al templo para la fiesta de la pascua “tuvo doce años “ y que “se quedó el niño Jesús en Jerusalén”. También cuando la hija de Jairo tuvo doce años de edad y fue llamada “niña” (Lucas 8:51). ¿Debemos bautizar a los “niños”?
— En conclusión, los que enseñan que pistá en Tito 1:6 tiene que ser traducida “creyentes” enseñan error que en turno produce otros errores y el fruto amargo de estos errores es que dejan la iglesia sin ancianos.
— Hechos 14:21-23 afirma que Pablo y Bernabé designaron ancianos en cada iglesia después de un tiempo relativamente breve. Sin duda se convirtieron hombres piadosos que asistían a los servicios en las sinagogas, judíos y gentiles que eran “temerosos de Dios” y de ellos muy pronto se encontraban hermanos calificados para ser ancianos, pero lo mismo sucede ahora. Muchos hermanos han sido convertidos de religiones que enseñan y practican las buenas cualidades de carácter y conducta que necesitan para ser ancianos.
— Entonces ¿por qué no se encuentran ancianos en casi todas las iglesias muy pronto después de establecidas? Porque se atascan con reglamentos humanos basados en la traducción errónea de pistá en Tito 1:6.
————————————————————————

REQUISITO HUMANO: QUE 1 TIM. 3:1-7 Y TITO 1:5-9
SON DOS JUEGOS DIFERENTES DE REQUISITOS PARA SER ANCIANO
— Según este requisito humano (error doctrinal) Tito 1:6 no es paralelo con 1 Tim. 3:4.
— Es decir, Tito 1:6, “tenga hijos fieles/creyentes” no es paralelo con 1 Tim. 3:4, “que gobierne su casa, que tenga a sus hijos en sujeción”. Según esto el requisito de Tito 1:6 es una adición al requisito de 1 Tim. 3:4.

— La consecuencia de este error es que algún hermano de Éfeso, enseñado por Timoteo, podía ser anciano pero si se cambiara para Creta donde Tito predicaba, él no sería calificado

REQUISITO HUMANO: TITO 1:6 ENSEÑA QUE TODOS LOS HIJOS DEL HERMANO QUE ANHELA SER OBISPO DEBEN SER CREYENTES (HIJOS BAUTIZADOS).
—Según esto aunque un hermano tenga dos o tres hijos ya bautizados, si tiene hijos más pequeños él tendrá que esperar hasta que estos también se bauticen.
— Esto se enseña porque se acepta el error de que pistá tiene que ser traducida “creyentes”. todos sus hijos deben ser bautizados.
— Y para ser consecuentes se enseña que todos los hijos deben ser bautizados,
— Consecuencia amarga: la mayoría de las congregaciones no tienen ancianos.

REQUISITO HUMANO: QUE TITO 1:6 ENSEÑA QUE LOS HIJOS DEL HERMANO QUE ANHELA SER ANCIANO DEBEN SER FIELES AUN DESPUÉS DE SALIR DE SU HOGAR
— Y si alguno de ellos no persevera entonces el hermano no debe ser escogido como anciano y si ya es anciano debe dejar de ser anciano.
— ¡Qué curioso! En primer lugar se insiste en que pistá debe ser traducida “creyentes” pero luego hablando del hijo que haya salido de su hogar para formar su propio hogar ahora sí se usa “fieles” en lugar de “creyentes”.
— El error doctrinal produce otros errores doctrinales. Dejar de traducir pistá en Tito 1:6 como creyentes y corregirá una cadena de errores.
— Si el hijo del hermano que anhela ser anciano o que ya es anciano sale de su hogar, se casa, tiene su propia familia, él ya no está en sujeción a su padre porque él es cabeza de su propia casa (familia). Si este hijo debe estar en sujeción a su padre, entonces sus hermanos deben hacer lo mismo y el padre viene siendo cabeza no de una casa (familia) sino de una tribu.
— Repito, esto hace burla de la enseñanza de Pablo cuya verdadera enseñanza es simplemente que el hombre que puede gobernar su familia, los que viven con él, en cuanto a este requisito él califica para ser anciano.

mucha contención cuyo fruto es una iglesia sin ancianos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*