Por Sus Frutos Los Conoceréis:

Mateo 7:15-20; 12:33

 

¿Qué clase de frutos debemos dar?

En la iglesia:

Teniendo amor por los hermanos. Juan 13:35; 1 Juan 4:19-21

Madurando en la fe. Col. 1:9-12; 2 Pedro 3:18; Heb. 5:12-14

Siendo buen ejemplo. Mateo 5:13-16; Fil. 2:14-16; 1 Ped 2:11-12

Enseñando el evangelio. Mateo 9:37-38; 2 Tim. 2:2

Obedeciendo a Dios. Mateo 7:21; Apo. 22:14 (VRV 1909)

 

En el hogar:

Esposa – Estando en sujeción al marido. Efe. 5:22-24

Marido – Amando a su mujer. Efe. 5:25; 28-29; Col. 3:19

Hijos – Obedeciendo a sus padres. Col. 3:20

 

En el trabajo:

Empleado – No estafando al empleador. Col. 3:22-25

Empleador – Siendo justo con los empleados. Col. 4:1

 

¿Qué podemos hacer para incrementar nuestros frutos?

Gran peligro si permanecemos sin fruto. Lucas 13:6-9; Marcos 11:12-14 (VRV 1909)

Para dar mucho fruto debemos permanecer en Cristo. Juan 15:1-4, 8

Permanecemos en Cristo cuando andamos en la luz. 1 Juan 1:7; 2 Juan 9

Estudiar la palabra de Dios. 2 Tim. 2:15; Salmo 1:1-3; 119:97-104

Orar. Juan 14:13-15; Santiago 1:5

Hacer un constante inventario espiritual propio. 2 Cor. 13:5; 1 Cor. 9:26-27

Cuando pequemos, arrepintiéndonos y orar para perdón. Hechos 8:22; 1 Juan 1:9

 

 

Por: Guillermo Álvarez.

Hillsboro, Ohio.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*