“QUE HABLÉIS TODOS UNA MISMA COSA”:

1 CORINTIOS 1:10

— Obviamente la únca manera de obedecer este mandamiento es que todos obedezcan 1 Pedro 4:11, “Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios”.

— NOMBRE DE LOS DISCÍPULOS DE CRISTO: CRISTIANO. Hechos 11:26, “los discípulos se les llamó cristianos”; 1 Pedro 4:16, “si alguno padece como cristiano, no se avergüence”. Si todos aceptaran este nombre mencionado en las Escrituras, hablarían la misma cosa, pero los que hablan de ser Católico, Bautista, Pentecostal, etc. desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto. Es absurdo que alguien diga “soy cristiano católico”, “soy cristiano bautista”, “soy cristiano mormón”, etc. ¿Dónde se encuentran estos nombres dobles? ¿En Judas capítulo dos?
— NOMBRE DE LA IGLESIA: IGLESIA DE CRISTO. Romanos 16:16, “os saludan todas las iglesias de Cristo”. No es nombre propio, pero es la designación apropiada porque Cristo habla de “mi iglesia” (Mateo 16:18), “la cual Él ganó por su propia sangre” (Hechos 20:28). Si todos hablaran de la iglesia de Cristo, serían obedientes al mandamiento de 1 Corintios 1:10, pero hablando de “Iglesia Católica”, “Iglesia Bautista”, “Iglesia Luterana”, etc., desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto. (Los que usan estos nombres humanos nunca hablarán la misma cosa, pero en realidad es bueno que las iglesias establecidas por los hombres tengan nombres humanos. Sería exagerada confusión si llevaran el nombre “iglesia de Cristo”).
— BAUTISMO: Inmersión (el significado de baptizo), en agua (Hechos 8:36; 10:48) del creyente penitente (Marcos 16:16; Hechos 2:38) en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo (Mateo 28:19) para el perdón de los pecados (Hechos 2:38) y para ser añadidos a la iglesia de Cristo (Hechos 2:47). Si todos hablaran lo que la Biblia enseña, hablarían la misma cosa, pero los que hablan del bautismo como rociamiento, o que el bautismo no es para el perdón de pecados desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto.
— CANTAR HIMNOS. Efesios 5:19; Colosenses 3:16. Estos textos son sencillos y claros. Si todos se contentaran en citar textos, hablarían la misma cosa, pero los que usan y hablan de instrumentos de música que ni una sola vez son mencionados en el Nuevo Testamento como parte del culto de la iglesia desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto. ¡Qué maravilla que gente que profese la religión de Cristo, practique un culto para agradar a sí mismos en lugar de agradar a Dios! Sin lugar a dudas se usan instrumentos de música, coros, etc. en las iglesias establecidas por los hombres para agradar a la gente y no les importa lo que agrade a Dios. Es como la gente que me ofrece chili porque les gusta a ellos.
— CENA DEL SEÑOR. Hechos 20:7, la iglesia del Nuevo Testamento participaba de la cena del Señor (pan sin levadura y el fruto de la vid) el primer día de la semana para conmemorar la muerte de Cristo (1 Corintios 11:23-26) y si todos hablaran de la cena como estos textos hablan, entonces todos hablarían la misma cosa, pero los que hablan de participar de la cena cada mes o cada año o de convertirla en el “sacramento de la misa” desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto.
— OFRENDAR. 1 Corintios 16:2 enseña que debe haber ofrenda cada primer día de la semana. Si todos hablaran como Pablo habla, hablarían la misma cosa, pero los que hablan del diezmo que ni una sola vez se menciona como parte del culto de la iglesia del Nuevo Testamento, entonces desobedecen el mandamiento de 1 Corintios 1:11 y son culpables de causar la confusión condenada en ese texto.
— REINO DE CRISTO. Si todos hablaran como la Biblia habla del reino de Cristo, dirían que el reino de Cristo es la iglesia de Cristo (Mateo 16:18,19), porque Cristo es el Rey sobre su reino y Cabeza de su cuerpo, la iglesia. Los ciudadanos del reino de Cristo son los miembros del cuerpo de Cristo, que es su iglesia (Efesios 1:22, 23). La Palabra de Dios NO HABLA de un “reino de mil años”. Esta es doctrina de hombres (Mateo 15:9).
— SEGUNDA VENIDA DE CRISTO. Cuando Cristo ascendió al cielo (Hechos 1:9-11) el ángel prometió que “así vendrá como le habéis visto ir al cielo”. No habrá ningún RAPTO SECRETO. Esta es falsa doctrina de hombres. La Palabra de Dios dice claramente que cuando Cristo vuelva será el Día Final, los muertos resucitarán y serán transformados de lo corruptible a lo incorruptible (1 Corintios 15:51-57), los santos vivos serán arrebatados para estar con Cristo (1 Tesalonicenses 4:13-18), la tierra será quemada (2 Pedro 3:10), y todos comparecerán delante de Dios para ser juzgados (2 Corintios 5:10; Apocalipsis 20:11-15).
— INFIERNO. Los testigos falsos de La Atalaya y otros materialistas enseñan que no habrá infierno (castigo eterno) porque creen que son más sabios que Cristo y los apóstoles, pero véanse Mateo 5:22, 29; 10:28; 25:46; 2 Tesalonicenses 1:7-9; Apocalipsis 20:15).

— CONCLUSIÓN.
1 Corintios 1:10 no es opcional. ES MANDAMIENTO y es mandamiento ignorado y rechazado por millones los cuales darán cuenta a Dios en el Día Final. Cristo y los apóstoles inspirados aborrecen la división y una causa principal de la división es que los que profesan aceptar la religión de Cristo rehúsan hablar conforme a la palabra de Dios para que todos hablen la misma cosa.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*