QUÉ HACER CUANDO YA NO HAY NADA QUE HACER:

1 REYES 17.17–24

(CÓMO HACER FRENTE A LA MUERTE Y A OTRAS SITUACIONES ANTES LAS CUALES NO SE PUEDE HACER NADA).

A modo de introducción, podemos analizar la lectura de Hebreos 11.32–35. (Heb 11:32 RV60) “¿Y qué más digo? Porque el tiempo me faltaría contando de Gedeón, de Barac, de Sansón, de Jefté, de David, así como de Samuel y de los profetas;” (Heb 11:33 RV60) “que por fe conquistaron reinos, hicieron justicia, alcanzaron promesas, taparon bocas de leones,” (Heb 11:34 RV60) “apagaron fuegos impetuosos, evitaron filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros.” (Heb 11:35 RV60) “Las mujeres recibieron sus muertos mediante resurrección; mas otros fueron atormentados, no aceptando el rescate, a fin de obtener mejor resurrección.” En este ultimo versículo se menciona que «las mujeres recibieron sus muertos por resurrección».
Esta es la lección: Puede ser aterrador cuando nos vemos en situaciones en las cuales ya no queda nada que hacer.
Vayamos a 1º Reyes 17.17–24 para ver la realidad, el remedio y los resultados de ello.

LA REALIDAD. (1Re 17:17 RV60) “Después de estas cosas aconteció que cayó enfermo el hijo del ama de la casa; y la enfermedad fue tan grave que no quedó en él aliento.” (1Re 17:18 RV60) “Y ella dijo a Elías: ¿Qué tengo yo contigo, varón de Dios? ¿Has venido a mí para traer a memoria mis iniquidades, y para hacer morir a mi hijo?” No nos gusta pensar en la muerte, pero ella es una realidad.
La mentira que siempre a dicho el diablo: (Gén 3:4 RV60) “Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis” La verdad: (Heb 9:27 RV60) “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”. Esta mujer conocía la realidad de la muerte. Ya había muerto el esposo de ella.
Ella y su hijo habían estado a punto de morir cuando Elías llegó, pero se salvaron.
Ahora su hijo muere (vers. 17). Note la reacción de ella (vers. 18). ¡Qué contraste entre esta reacción y la actitud que ella tenía para con la muerte cuando nos encontramos con ella por primera vez! En aquel momento estaba resignada; ahora está enojada.
Etapas del proceso de duelo después de una muerte: Conmoción, Liberación emocional, Depresión y soledad, Angustia o pánico, Culpa, Hostilidad y resentimiento, Lucha por volver a las actividades usuales. En este caso vemos «hostilidad y resentimiento».
Ella protesta contra Elías. A menudo cuando estamos mental y físicamente adoloridos, decimos y hacemos cosas que después no podemos creer que las dijimos o hicimos.

EL REMEDIO. (1Re 17:19 RV60) “El le dijo: Dame acá tu hijo. Entonces él lo tomó de su regazo, y lo llevó al aposento donde él estaba, y lo puso sobre su cama.” (1Re 17:20 RV60) “Y clamando a Jehová, dijo: Jehová Dios mío, ¿aun a la viuda en cuya casa estoy hospedado has afligido, haciéndole morir su hijo?” (1Re 17:21 RV60) “Y se tendió sobre el niño tres veces, y clamó a Jehová y dijo: Jehová Dios mío, te ruego que hagas volver el alma de este niño a él.” Lo que Elías no hizo: No le respondió con enojo.
No le dijo que tomara en cuenta sus bendiciones. No corrigió las concepciones teológicas de ella.

Cinco cosas que Elías hizo para ayudar con la situación:
(1) Estuvo allí. Aun si usted no supiera qué hacer, esté allí. No olvide estar allí semanas y meses después.
(2) Se hizo partícipe del dolor. Estaba profundamente conmovido por lo que había sucedido (note el vers. 20). No dude en «llorar con los que lloran» (Romanos 12.15). Mantenga controlado su «llanto»
(3) Se mantuvo tranquilo, mientras el pánico se apoderó de los demás (contraste el vers. 18 con el 19a).
Si usted aumenta la histeria que ya hay, se convierte en parte del problema, y no en parte de la solución.
Ahora cuando nos encontramos en una posición que no aumenta la histeria podemos con toda certeza encontrar una solución o tener la visión clara para poder ver la luz que Dios nos ha dejado.
Las palabras que se recogen en el versículo 20 fueron expresadas en privado.
(4) Hizo lo que pudo. Tomó el niño de los brazos de ella y lo puso sobre su cama. Siempre hay detalles de los cuales podemos encargarnos para aliviar a los que están de luto.
Note qué más hizo, en el contexto que sigue.
(5) Lo más importante de todo, es que recurrió a Dios para rogar por ella (vers. 20). El versículo en Santiago nos dice que la oración del justo puede mucho, es ejemplo que encontramos en Elías se dirige a Dios. Tenemos el interesante detalle del hecho de que Elías se tendió sobre el niño tres veces (vers. 21).
Nadie había sido resucitado de entre los muertos anteriormente.
Elías no tenía precedente acerca de qué debía hacer. Es probable que estuviera haciendo lo que le parecía razonable.
La verdadera fuente del poder se encontraba en el hecho de que recurrió a Dios en oración.
Cuando uno se encuentra en una situación ante la cual no puede hacer nada, recuerde este pasaje que en (Mat 19:26 RV60) “Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible.”
Fueron grandes cosas las que sucedieron en la vida de Elías gracias a la oración. ¡Él creía en el poder de la oración!
Cuando usted esté enfrentado con la muerte y otras situaciones ante las cuales no puede hacer nada, no olvide orar. Elías siendo un hombre igual a nosotros no se olvido de orar.

LOS RESULTADOS. (1Re 17:22 RV60) “Y Jehová oyó la voz de Elías, y el alma del niño volvió a él, y revivió.” (1Re 17:23 RV60) “Tomando luego Elías al niño, lo trajo del aposento a la casa, y lo dio a su madre, y le dijo Elías: Mira, tu hijo vive.” (1Re 17:24 RV60) “Entonces la mujer dijo a Elías: Ahora conozco que tú eres varón de Dios, y que la palabra de Jehová es verdad en tu boca.”
Se obtuvo fortaleza. La fe de la mujer en el verdadero Dios, se fortaleció (vers. 24). Elías también se fortaleció. Ahora él está preparado para hacer frente a los profetas de Baal.
Hacer frente con éxito a situaciones de la vida ante las cuales no se puede hacer nada, con la ayuda de Dios, puede fortalecernos también a nosotros.
Se recibieron galardones (Rom 8:28 RV60) “Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.”
Se le devolvió el hijo a la mujer (vers. 22–23).
La oración no siempre restituirá la vida a los que amamos, pero sí nos capacitará para sobrellevar lo que se nos presente en la vida.
Además, si somos fieles a Dios, podemos esperar con ansia era el regreso de Jesús (1Ts 4:13 RV60) «Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.” (1Ts 4:14 RV60) “Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.” (1Ts 4:17 RV60) “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”

CONCLUSIÓN
Estas promesas son para «los que aman a Dios […] los que conforme a su propósito son llamados» (Romanos 8.28b).
Una vez queda en evidencia el poder de la oración. Y se constata que quien usa de la oración es una persona que tiene confianza en Dios, como el único ser que puede hacer todas las cosas posibles.
Adaptado

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*