Vestíos De Toda La Armadura De Dios:

Efesios 6:11-18

Tengamos en cuenta que estamos en una guerra espiritual.
Somos soldados de Dios, debemos estar listos para pelear. 1 Tim. 6:12
Nuestras armas no son físicas, sino espirituales. 2 Cor. 10:3-4
Estamos peleando para defender la fe. Judas 3
Estamos peleando para defender la iglesia. Hechos 20:28.

¿Contra quién estamos peleando?
Contra el adversario de Dios, de cristianos y todo lo bueno, Satanás.
También se le conoce como:
Tentador. Mateo 4:2-3
Padre de mentira. Juan 8:44
Príncipe de este mundo. Juan 14:30
El dios de este siglo. 2 Cor. 4:4
León rugiente. 1 Ped. 5:8.

¿Cuál es su método de atacar?
Tienta de tres maneras. 1 Juan 2:15-16
Es astuto. Gén. 3:1, 4
Engaña. 2 Cor. 11:3-4; 2 Ped. 2:18-19
Se disfraza. 2 Cor. 11:13-15.

Pero podemos vencerle.
¡Satanás no es invencible! Sant. 4:7-8
Tenemos la fuerza para vencer. Efe. 6:10; Fil. 4:13
Debemos estar llenos de Cristo, y no habrá espacio para Satanás. Efe. 4:26-27
Debemos estar vigilantes. 1 Ped. 5:8.

Para ayudar, Dios provee una armadura.
Para los lomos (cintura – LBDLA), la verdad. Juan 17:17; 2 Tes. 2:13
Para el pecho, la justicia. 2 Cor. 6:4-7; Hechos 10:35; Rom. 1:16-17
Para los pies, el evangelio. Rom. 10:15; Marcos 16:15-16
Como escudo, la fe. 1 Juan 5:4; Lucas 17:6; Mat. 17:20
Para la cabeza, la salvación. Fil. 4:6-7
Para atacar y defender, la palabra de Dios. Heb. 4:12-13.

Por: Guillermo Álvarez.
Hillsboro; Ohio.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*