VUESTRA FE:

1 Tesalonicenses 3

Introducción: El Apóstol Pablo llevo el evangelio a muchos lugares. El pasaje que vamos a analizar es sobre la fe de los Tesalonicenses. Pablo no había tenido el tiempo suficiente para fortalecer su fe. Tuvo que huir a causa de un alboroto que se hizo a causa de la predicación del evangelio. En este capítulo el apóstol Pablo usa 5 veces el termino FE.

I. La fe necesita ser confirmada o fortalecida mediante exhortaciones de la palabra de Dios:

A. Los Tesalonicenses necesitaban esa ayuda por eso Pablo les envía a Timoteo: 1 Tesalonicenses 3:1-2.
B. Todas las iglesias que se iban estableciendo necesitaban ser fortalecidas: Hechos 11:23, 14:22; Hebreos 3:13.
C. Como Pablo se los enseño a los Efesios, veamos Efesios: Efesios 4:12-16.
D. También a los Colosenses, veamos Colosenses 2:6, 7.
E. Fue la misma instrucción que Pablo dio a Tito, en Tito 1:5. Lo deficiente no solo es escoger ancianos para que guíen la iglesia, también es fortalecer la fe de la iglesia para que pronto hallan ancianos.

II. La fe está expuesta a pruebas:

A. La fe de los tesalonicenses fue probada por las tribulaciones causadas por la persecución del adversario: 1 Tesalonicenses 3:3-5, Hechos 17:5–10.
B. Todos los cristianos debemos de pasar por tribulaciones, veamos: Hechos 14:22; Romanos 8:35-39; Filipenses 1:29; y 1 Pedro 4:12-16.

III. La fe debe triunfar sobre las pruebas:

A. Los Tesalonicenses no habían cedido al tentador que quería desviarlos de Cristo, al contrario, ellos deseaban que viniera Pablo para hablarles más acerca de Él, veamos: 1 Tesalonicenses 3:6.
B. ¡Qué victorias puede ganar la fe! Veamos: Hebreos 11:33–39, 1 Juan 5:4.
C. ¿Cómo está la fe nuestra? La fe es la fuerza que nos mueve y motiva. Si nuestra fe es muy pequeña, nuestro servicio será muy débil y limitado, y fácilmente seremos movidos por todo viento de doctrina y por otras tentaciones del diablo, pero si nuestra fe es grande, nuestra obediencia será aceptable, nuestras obras serán agradables ante los ojos de Dios, y no seremos movidos por las asechanzas del diablo. Todo el mundo actúa, no de acuerdo a lo que profesa creer, sino de acuerdo a lo que verdaderamente cree.

IV. La fe firme proporciona consuelo y gozo a otros, especialmente a los siervos de Dios:

A. Con su fidelidad los hermanos Tesalonicenses animaron a Timoteo a Pablo y al resto de sus compañeros, veamos 1 Tesalonicenses 3:7-8.
B. Bernabé animo a los de Antioquia, veamos Hechos 11:21–23.
C. La fe y el amor son el reflejo de que amamos a Dios, veamos Romanos 1:8, 12; 3 Juan 4.

V. La fe necesita ser perfeccionada:

A. Pablo oraba con este propósito: 1 Tesalonicenses 3:10.
B. Esto es el objeto de todo ministerio verdadero: Efesios 4:12–14.
C. Con este fin trabajó Pablo Colosenses 1:28 y para esto tenemos las Escrituras 2 Timoteo 3:16, 17.

VI. La fe perfecta dará fruto en amor más abundante:

A. Los Tesalonicenses al fortalecer su fe estaban fortaleciendo su amor: 1 Tesalonicenses 3:12.
B. Y hará al creyente vivir a la luz de la esperanza bienaventurada de la venida de Cristo, 1 Tesalonicenses 3:13.
C. ¿Qué clase de fe tenemos nosotros? ¿Seremos hallados irreprensibles, o seremos avergonzados delante de Cristo en su venida?, veamos 1 Juan 2:28; Lucas 18:8.

CONCLUCION: Que Dios nos dé la oportunidad de fortaleza nuestra fe, para que cuando venga la prueba o la tentación salgamos victoriosos.

De igual forma que nuestra fe pueda perfeccionarse para consuelo y gozo de otros.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*