¿Es tu hogar un lugar feliz?:

Introducción:
A. Como en todas las cosas, Dios nos ha dado un plan para seguir cuando se trata de edificar nuestro hogar. Debemos de seguir ese plan que es el plan de Dios, y no los planes o las invenciones de los hombres.
B. Si no seguimos el plan de Dios fallamos, y es cuando Salomón declara: “Si Jehová no edificare la casa,En vano trabajan los que la edifican;Si Jehová no guardare la ciudad, En vano vela la guardia”. Salmos 127:1.
C. Si un hogar esta fundado en el fundamento de Dios, entonces el hogar será un lugar feliz. Mi propósito en esta lección hermanos es que veamos y entendamos al mismo tiempo cual debe ser el fundamento donde una casa debe estar sentada.
D. ¿Cómo es tu hogar hermano, podrías decir que es un lugar feliz? Y cuando yo hablo de felicidad debe entenderse que no estoy hablando de dinero, o casa o carros o cuentas bancarias o cuantas transacciones pueda tener en este o en aquel lugar. Te estoy preguntando de la verdadera felicidad que solo Dios da. Esa felicidad que no depende de las cosas que tengo o hago sino de lo que siento dentro de mí. Veamos pues…

I. Un hogar feliz, es un lugar donde se da y se demuestra amor.
A. Una de las características principales de Dios es el amor. (1 Juan 4:16-19). Si nosotros poseemos este amor, entonces estaremos con el Señor y el Señor estará con nosotros.
B. Sabiendo pues que Dios es amor, entonces se desprende de aquí, que la familia debe de hacer de Dios, el centro del hogar. Con Dios al centro de nuestro hogar, una familia santa poseerá este amor santo.
1. A los esposos la Biblia les manda que amen a sus esposas (Efesios 5:25).
2. A las esposas se les manda que amen a sus maridos y a sus hijos (Tito 2:4).
3. Al hacer esto, el amor presentado en 1 Corintios 13:4-7 estará presente en ese hogar.
a) El amor sufre y es paciente.
b) El amor no tiene envidia.
c) El amor no es jactancioso.
d) No se irrita.
e) No busca lo suyo.
f) No piensa en el mal.
g) No se goza de la injusticia mas se goza de la verdad.
h) El amor lo soporta todo. Espera todas las cosas. Todo lo puede.
4. Si te parece que es mucho hermano, solo piensa y mira a Jesús. El sí demostró el verdadero amor.
5. El amor debe ser demostrado en el hogar. Es como alguien ha dicho, “que el mejor regalo que un padre puede darle a su hijo, es amar a su madre y demostrar ese amor.
6. pensemos en los resultados donde el amor NO es demostrado ni conocido; donde el padre es un renegón y la medre es una golillera los niños crecerán, y los varones serán renegones y las hembras golilleras y agrias.
C. Una familia consagrada que posee y demuestra amor divino tendrán ambos seguridad emocional y espiritual.
1. Dios estará con ellos y ellos con Dios (1 Juan 4:16).
2. Tendrán seguridad en el día del juicio (1 Juan 4:17).
3. No le temerán a nada de este mundo (1 Juan 4:18)
4. Ya se ha dicho, que un “hogar es seguro, cuando el amor es conocido y practicado”.
5. Es un amor demostrado con padre e hijo e hija con madre.

II. Un hogar feliz es un lugar donde la Biblia es enseñada y practicada.
A. Todos sabemos que el fin de los padres es poner la palabra de Dios en el corazón de cada miembro de la familia. Ellos tienen que hacer los principios de Dios algo normal en sus vidas, Veamos las instrucciones que se les dan a los padres en (Deuteronomio 6:6-9).
1. La palabra de Dios no debe de algo que los niños aprenden solo en las clases bíblicas.
2. Los principios de la palabra de Dios deben ser enseñados en el hogar de una manera diaria.
a) “y hablarás de ellas estando en tu casa, “Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; 7y las repetirás a tus hijos”.
b) y andando por el camino.
c) y al acostarte.
d) y cuando te levantes”
3. Habrán momentos que explicar a nuestros hijos algún pasaje de la Biblia será mucho más beneficioso que ponerlo a leer cincuenta versos de la Biblia.
B. Los padres necesitan recordar la frase clave: “Enséñales a tus hijos estas palabras que yo te mando hoy”.
1. Hagamos los principios de Dios las normas diarias para nuestros hijos. No nos avergoncemos de la Biblia, de estudiarla, de orar, de cantar con ellos.
2. Los niños deben ser enseñados a vivir por algo y eso debe ser la palabra de Dios.
3. El niño debe ser enseñado que hay una causa por la cual vivir, y ¿Qué mejor causa que Jesús?
4. Como padres podemos enseñar a nuestros hijos Matemáticas, ciencias, geometría, geografía. Las madres pueden enseñar a las niñas a cocer, cocinar y limpiar. Podemos enseñar a nuestros hijos a proveer por sus familias. Pero si en todas nuestras enseñanzas nunca les enseñamos los principios de Dios, entonces quiero decirte que al final no les enseñaste a tus hijos nada.
5. ¡Mi hijo es doctor! Pero mundano. Mi hija se caso con un hombre bien guapo y acomodado. ¡Pero mundano! Mis hijos todo lo tienen. ¿Y a Dios, Tienen tus hijos a Dios?
6. Los hijos deben ser enseñados a vivir según la palabra de Dios para que sean justos en sus caminos (Salmos 119:105).
7. ¿Te avergüenzas en tu casa de estudiar la Biblia? Que no te sorprenda que Dios se tenga que avergonzar de ti (Mateo 10:32,33).

III. Un hogar feliz es un lugar donde la oración es una actividad normal.
A. Hay un adagio que dice: “la familia que ora junta, se mantiene junta”. Aunque este adagio no esta en la Biblia, no por eso deja de ser verdad.
1. La oración de familia no debe limitarse solo a las comidas.
2. La familia debe apartar tiempo para la oración. Deben apartar un día solo para orarle a Dios. Si estoy exagerando, consideremos los siguientes pasajes sobre la oración:
a) Lucas 18:1.
b) Lucas 21:36.
c) Filipenses 4:6.
d) Colosenses 4:2.
e) 1 Tesalonicenses 5:17.
B. Los padres deben enseñar a sus hijos a orar a Dios así como Jesús enseñara a los discípulos. (Mateo 6:9-10).
C. Si las familias santas tienen actividades de oraciones normales, entonces se verán en nuestros hijos solo los ejemplos correctos. Recordemos las palabras de Salomón en (Proverbios 22:6).

IV. Un hogar feliz es un lugar donde Jesús es HONRADO COMO SEÑOR.
A. Mencionemos a Jesús siempre en el hogar. Que Jesús siempre sea mencionado. Que siempre se diga algo de Jesús. Que Jesús es el salvador y el Señor. Pablo escribiéndole a Timoteo le dijo: (1 Timoteo 6:15) Este hecho debe ser conocido y entendido por los padres y por los hijos.
B. Los padres deben enseñar a los hijos lo siguiente sobre Jesús:
1. Que El es Señor de todo. Hechos 10:36.
2. Que solo Jesús da a los cristianos vida eterna. Romanos 6:23.
3. Que solo en Cristo tenemos el amor del Padre. Romanos 8:39.
4. Que tenemos siempre que confesar que Jesús es el Señor. Filipenses 2:9-11.
C. Todo padre debería de hacerse la siguiente pregunta: ¿Cómo están mis hijos oyendo acerca del Señor Jesús? ¿De una manera vana?
D. Familias piadosas si quieren vivir felices, deberían de confesar a Jesús en cada decisión que ellos hagan (Colosenses 3:17).

V. Un hogar feliz es un lugar donde las reuniones se esperan con grandes ansias.
A. Estamos mandados a enseñar a nuestros hijos, y la orden es para mí, para usted. No manda Salomón en Proverbios 22:6 al vecino, al tío, a los abuelos, o a la comunidad o a la escuela. Hablo de usted y de mí.
B. Los padres no deberían fallar las reuniones, sino mas bien animar y enseñar a los hijos a estar listos a la hora, y de la manera adecuada.
1. Los padres son los que pueden cultivar en sus hijos este deseo de amar las reuniones.
2. Y esto se demostrara por los padres haciéndolo ellos primero.
3. Hebreos 10:25 tiene un propósito en la Biblia. ¿Lo entendemos nosotros?
4. Una familia feliz es una familia que siempre atiende a las reuniones a no ser por enfermedad o emergencia.

¿Cómo es un hogar feliz?
¿Dónde hay carros, dinero, diversiones, joyas, amigos? NO esos son los lugares mas deprimentes si Dios no esta con ellos.
Hemos aprendido que un hogar feliz es un lugar donde:
El amor es demostrado y enseñado.
La Biblia es enseñada y practicada.
La oración es una parte muy vital.
Jesús es honrado como Señor y Dios.
Donde las reuniones de la iglesia son una prioridad.

Todos podemos tener hogares felices si así lo deseamos. ¿Cómo estamos nosotros? ¿Podríamos decir que tenemos hogares felices?

Por: Eric Castillo.
Calgary Canadá.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*