Inicio

¡BIENVENIDOS!

DIEZ LEPROSOS SON LIMPIADOS

LUCAS 17:11-19

“Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea. Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos y alzaron la voz, diciendo: ¡Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros! Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados. Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz, y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero? Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.”

Aquí tenemos esta hermosa historia que nos demuestra el gran poder que Jesús tenia. La lepra era una enfermedad incurable y las personas que tenían esta enfermedad tenían que vivir aislados. Perdían su salud, su familia, todo. Estos 10 hombres se paran de lejos y piden a Jesús que tenga misericordia de ellos. Jesús les da la orden que se presenten a los sacerdotes y ellos con fe obedecen a Jesús y yendo en el camino todos fueron limpiados.

Los diez tenían la misma enfermedad y habían formado su propio grupo para caminar juntos. A la hora que se les presento la oportunidad de presentarse a Jesús lo hicieron como grupo sin importar su raza hay algo que los une y es su enfermedad.

Pero solo uno sintió el deseo de venir y dar gloria a Dios y expresar gratitud, porque el reconoce el poder que Jesús tiene al sanarlos a todos. Vemos que la gratitud no es común a un en personas que reciben la bendición de ser sanados.

Los discípulos pudieron aprender una lección de la experiencia: Que la gratitud y la bondad son los resultados del carácter personal y no de la raza o nacionalidad.

Los 9 ahora están limpios, muy felices en sus hogares tal vez pero no agradecidos. Aprendamos hacer agradecidos como este samaritano y nunca dejemos de expresar en oración a Dios nuestra gratitud.

***

¿Qué debo de hacer para ser salvo?:

1- OIR SU PALABRA Y OBEDECERLA: ROMANOS 10:17.
2- CREER EN JESUS COMO EL CRISTO: JUAN 8:24.
3- ARREPENTIRSE DE TODO PECADO: HECHOS 2:38.
4- CONFESAR QUE JESUS ES EL CRISTO: ROMANOS 10:9-10.
5- BAUTIZARSE PARA EL PERDON DE TODOS LOS PECADOS: HECHOS 2:38 Y 3:19.

(25/ENERO/2020)

El Texto de HOY: “He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.” Malaquías 3:1.  (Juan el bautista fue el mensajero y Jesucristo el Señor que vino después).

 

Gracias por visitar nuestro sitio

«Y Baruc hijo de Nerías hizo conforme a todas las cosas que le mandó Jeremías profeta, leyendo en el libro las palabras de Jehová en la casa de Jehová. » Jeremías 36:8.

«volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías. » HECHOS 8:28.

 

«leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, » EFESIOS 3:4