Inicio

¡BIENVENIDOS!

Verbo de vida
1 Juan 1:1-4

“Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó); lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesucristo. Estas cosas os escribimos, para que vuestro gozo sea cumplido.”

— “lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida.” Los tres sentidos físicos (el oído, la vista, y el tacto) testificaron a Juan y los demás apóstoles acerca de la identidad y realidad de Jesucristo.
Uno de esos momentos donde Pedro, Juan y Jacobo, pudieron ver la deidad del Señor fue en monte de la transfiguración; ahí el Señor les pidió que no lo dijeran a nadie sino hasta después de su resurrección.
“para que nuestro gozo sea como habiendo sido cumplido,” o “para que nuestro gozo, habiendo sido cumplido en tiempos pasados, persista en ese estado de cumplido a través del tiempo presente.” No pudo ser en vano la obra de escribir de los apóstoles, como tampoco su obra de anunciar oralmente. Su gozo era como ya bien lleno o cumplido. Sentían este gozo porque tenían comunión con Dios y con Jesucristo, y esta comunión es la fuente de todo gozo genuino. Este gozo consiste en andar en comunión con Dios porque trae la gloriosa esperanza de vida eterna.
Tener comunión con Dios consiste en andar en la luz, pues Dios es luz. No deben los hermanos reclamar no tener pecado, o que no pecan, sino confesar sus pecados para que Dios les perdone por medio de la sangre de Jesucristo.

(22/AGOSTO/2019).

Gracias por visitar nuestro sitio

«Y Baruc hijo de Nerías hizo conforme a todas las cosas que le mandó Jeremías profeta, leyendo en el libro las palabras de Jehová en la casa de Jehová. » Jeremías 36:8.

«volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías. » HECHOS 8:28.

 

«leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, » EFESIOS 3:4