Inicio

¡BIENVENIDOS!

Un Centurión obedece el evangelio
Hechos 10:44-48

“Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo. Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios. Entonces respondió Pedro: ¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros? Y mandó bautizarles en el nombre del Señor Jesús. Entonces le rogaron que se quedase por algunos días.”

Dios tenía el deseo que este Gentil llamado Cornelio oyera el evangelio. Era un hombre piadoso y temeroso de Dios con todos los suyos, además le gustaba ayudar y era hombre de oración.
Cuando Pedro llego a su casa les predico el evangelio, les hablo de Cristo y todas las buenas obras que había hecho.
Jesús fue la figura central en la predicación de Pedro. Mientras Pedro predicaba el Espíritu Santo fue derramado sobre todos los que oían el mensaje. Ellos empezaron hablar en lenguas y a magnificar el nombre de Dios.
Pero aunque ellos reciben el bautismo del Espíritu Santo, dice Pedro: “¿Puede acaso alguno impedir el agua, para que no sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo también como nosotros?”

Y todos recibieron el mandato de ser bautizados para el Perdón de sus pecados.

Por eso, el propósito no era para dar evidencia de salvación, sino para convencer a Pedro y a los seis hermanos (judíos) de que “también a los gentiles ha dado Dios arrepentimiento para vida”. Ya no iba ser necesario que se circuncidaran.

Este capítulo registra tres milagros:

(1) La visión de Cornelio, para que enviara mensajeros para traer a Pedro (Hechos 10:3);

(2) la visión de Pedro, para que fuera a la casa de Cornelio (Hechos 10:10-16); y

(3) el bautismo con el Espíritu Santo de Cornelio y su casa, para que Pedro y los seis hermanos (Hechos 11:12) se convencieran que el evangelio es para todos.

 

(18/FEBRERO/2019).

 

Gracias por visitar nuestro sitio

“Y Baruc hijo de Nerías hizo conforme a todas las cosas que le mandó Jeremías profeta, leyendo en el libro las palabras de Jehová en la casa de Jehová. ” Jeremías 36:8.

 

“volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías. ” HECHOS 8:28.

 

“leyendo lo cual podéis entender cuál sea mi conocimiento en el misterio de Cristo, ” EFESIOS 3:4